Análisis | Vídeos | 07 NOV 2016

Vídeo análisis de Titanfall 2

Tags: PC Xbox One PS4
Titanfall 2, la espera secuela del exitoso título de Electronic Arts y la desarrolladora Respawn Entertainment ya está disponible, un juego que llega dispuesto a mejorar aún más todo lo que ya nos hizo disfrutar en la pasada entrega.
Titanfall 2 análisisPlay

De entrada en esta ocasión a diferencia de lo que ocurría en el primer Titanfall donde todo estaba centrando en el multijugador online, el juego si nos ofrece esta vez un modo Historia en toda regla para ser jugado en solitario, y hemos de decir que el resultado no has sorprendido mucho, encontrándonos ante una de las mejores campañas que hemos visto en la actual generación.

Más exactamente el argumento nos pone en la piel de Jack Cooper, un fusilero que se ha unido de forma voluntaria a la milicia para luchar por liberar La Frontera de la opresión de IMC, esperando poder convertirse también algún día en piloto de Titán.

Aunque todo dará un giro cuando en una misión en el inhóspito planeta Typhon, sea victima de una emboscada junto al capitán Tai Lastimosa, uno de los pilotos más veteranos, quien cae abatido, por lo que en su último aliento traspasará el control de su Titán a nuestro protagonista, tratándose de BT, un Titán clase Vanguard que fue el primero diseñado por la milicia, el cual tiene un objetivo muy claro, proteger al nuevo piloto y completar la misión para la que había sido asignado.

En este sentido uno de los elementos más destacables de la historia es énfasis que se ha puesto en dar personalidad al Titán, puesto que lejos de ser una simple maquina, está dotado de una gran inteligencia artificial, convirtiéndose en un personaje más de la aventura, y según avancemos la relación entre nuestro protagonista y BT se irá consolidando, manteniendo ambos muchas conversaciones que harán que vayamos profundizando en ellos, y de hecho a la hora de hablar con el podremos optar entre diferentes respuestas, estando todo rodeado muchas veces de un cierto tono irónico.

Entrando en la jugabilidad, este modo campaña mantiene los elementos ya visto en el primer Titanfall, por lo que podremos entrar y salir de nuestro Titán cuando queramos, algo que en realidad es muy necesario ya que en varios momentos de la aventura deberemos ir a pie por zonas más estrechas por las que solo puede avanzar nuestro personaje, habiéndose conseguido combinar muy bien ambas mecánicas, sin que nunca lleguemos a cansarnos demasiado de ninguna de ellas.

Además como ya ocurría en la pasada entrega, una de las peculiaridades del juego es el uso del parkour a la hora de movernos, ya que podemos realizar un doble salto y también deslizarnos con agilidad por determinadas paredes, lo que aporta a la aventura un gran componente plataformero, siendo muy importante dominar la perfección estas habilidades.

Aunque sin duda lo que más nos ha llamado la atención es que a partir de un determinado punto de la campaña conseguiremos un objeto con el que podremos viajar en el tiempo saltando entre el presente y el pasado, de manera instantánea, algo que nos permite cambiar de una realidad a otra sin que en ningún momento la acción se detenga, teniendo que alternar entre ambas para ir avanzando por el escenario buscando un camino que nos permita continuar como si de resolver un puzzle se tratase, siendo el resultado que se ha logrado verdaderamente increíble, especialmente por la fluidez con que todo se sucede, dotando de una gran originalidad a esta parte de la campaña.

Pasando ya a la vertiente online del juego, si por algo destacó Titanfall fue por su apartado multijugador, y esta segunda entrega continúa en la misma línea, ofreciéndonos varias modalidades a nivel competitivo en las que jugar, siendo la mayoría de ellas ya conocidas o variantes de modos ya presentes en la anterior entrega, como DesgasteÚltimo Titán en piePilotos contra Pilotos, o Capturar la Bandera, aunque también contamos con algún que otro nuevo modo, pero ninguno que sobresalga especialmente sobre los demás, dándose soporte para partidas de hasta un máximo de 16 jugadores dependiendo de la modalidad escogida.

Además tanto nuestro piloto como nuestro Títan son ahora mucho más personalizables, lo que no solo abarca las armas y habilidades, sino también el diseño visual pudiendo modificar los colores de las skins a nuestro gusto, aunque como es de imaginar para desbloquear todas las opciones habrá que ganar experiencia e ir subiendo de nivel.

En relación a ello en esta ocasión tenemos 6 nuevos tipos de titanes para pilotar, cada uno con su propio estilo de combate. De esta forma por poner un ejemplo Ion es un Titán muy versátil en cualquier situación, Northstar es un francotirador especializado en las largas distancias, mientras que Legión es un peso pesado capaz de causar un enorme daño aunque su lentitud le hace ser poco ágil en combate. Sin olvidarnos tampoco de mencionar al Titán más singular de de todos, Ronin, ya que va equipado con una gigantesca espada metálica que le hace ser muy letal en el combate cuerpo a cuerpo.

En este aspecto algo a destacar el que el ritmo del modo multijugador es ahora menos frenético que el visto en el Titanfall original, el cual se caracterizaba por una dinámica muy veloz que no nos daba apenas respiro, y de hecho un cambio muy significativo es que el número de aliados y enemigos NPC controlados por la inteligencia artificial se ha reducido y su relevancia en la partida es mucho menor. 

Ya para concluir nos queda hablar del nivel técnico del juego, encontrándonos con una calidad gráfica muy notable que saca un excelente partido del ya veterano Source engine, y si bien no llega a la altura de títulos como en reciente Battlefield 1, si cumple de forma más que satisfactoria, destacando sobre todo por el sensacional diseño de algunos de los niveles de la campaña, así como por mostrar una paleta de colores muy viva, y unos muy buenos efectos de iluminación, aunque se echa en fata eso si, algo más de interacción con los escenarios, ya que estos carecen por lo general de elementos destructibles. 

Por lo demás a nivel sonoro hace gala de unos efectos muy correctos, aunque nos hubiera gustado poder escuchar unas melodías musicales algo más épicas, y un poco más de contundencia en determinadas armas, si bien como dato más positivo hay que resaltar que se ha lanzado completamente doblado con voces en español.

En conclusión, Titanfall 2 es sin duda por méritos propios uno de los grandes shooters del año y uno de los nuevos referentes del género, habiéndonos sorprendido especialmente por su genial modo historia, el cual ningún fan de los juegos de acción debería perderse, estando acompañado este de un muy divertido multijugador online que ahora además se ha visto potenciado con nuevos modos y opciones de personalización, recalcando también como uno de los puntos más a su favor, que el juego no tiene pase de temporada ya que todas la actualizaciones que se vayan lanzado serán gratuitas, algo de lo que otros títulos deberían tomar muy buena nota.

Sin embargo en el lado negativo hemos de decir que aunque su campaña sea muy intensa, su duración no es excesivamente elevada, pudiendo completarse en alrededor de unas 5 o 6 horas, mientras que en el apartado online se ha perdido la rapidez y el dinamismo que lo caracterizaba, echándose de menos también alguna modalidad más que se saliera un poco de la tónica habitual, o quizás algún nuevo modo orientado al multijugador cooperativo que aportase algo más de variedad y posibilidades al juego.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información