Análisis | Vídeos | 30 MAY 2016

Vídeo análisis de Total War: Warhammer

Tags: PC
Total War Warhammer, el esperado nuevo juego de estrategia de la desarrolladora The Creative Assembly ya está al fin disponible en exclusiva a la plataforma PC.
Total War WARHAMMERPlay

Como ya os aviamos avanzado en esta ocasión la saga Total War deja aún lado el realismo historico para sumergirse de lleno en el género fantástico, y más exactamente este nuevo título está basado en el universo del popular juego con figuras en miniatura Warhammer Fantasy Battle.

Entrando en sus posibilidades, la modalidad principal es el modo Campaña, ofreciéndosenos al inicio cuatro facciones con las que jugar, El Imperio, los Enanos, los Pieles Verdes, y los Condes Vampiro, teniendo cada una de ellas su propia campaña y trasfondo argumental. Además el número de facciones se irá ampliando por medio de los de DLC, siendo las Hordas del Caos la primera de ellas en estar disponible,

En este sentido hemos de decir que la campaña sigue las pautas de los anteriores Total War, es decir tenemos por un lado la parte de gestión en un mapa por turnos, y por el otro las batallas en tiempo real, aunque por supuesto estando en esta ocasión todo ello adecuado al mundo de Warhammer.

De esta forma desde el mapa de de Campaña dirigiremos a nuestra facción manteniéndose los elementos clásicos de Total War como la posibilidad de investigar nuevas tecnologías, mejorar nuestras ciudades, fijar los impuestos, vigilar el orden público, y gestionar la diplomacia, algo esto último que nos permitirá comerciar con otras facciones, formar alianzas, o declarares la guerra.

Además desde el mapa de Campaña también crearemos y desplazaremos a nuestros ejércitos para de ese modo proteger nuestras fronteras, o expandirnos conquistando otros territorios, por lo que cuando nos encontremos cara a cara con un ejército enemigo o sitiemos una de sus ciudades pasaremos a la acción en tiempo real donde comandaremos a nuestras tropas en el campo de batalla.


En relación a ello algo que nos ha gustado es que jugar con cada facción es una experiencia muy diferente, más que en cualquier otro juego de Total War hasta ahora, ya que al tratarse de un universo tan rico como el de Warhammer contamos con todo tipo de unidades y criaturas de fantasía, a lo que hay sumar que por primera vez también disponemos de tropas aéreas, como los girocópteros de los Enanos, o los murciélagos de los Condes Vampiros entre otras.

Además estas diferencias en cada facción se deja notar ya no solo en sus unidades si no también en su estilo de juego en el mapa de Campaña ya que por ejemplo El Imperio posee mejores dotes para la diplomacia lo que hace más fácil formar alianzas, teniendo también un ejército muy equilibrado y versátil en su conjunto.


Los Enanos en cambio son muy vengativos, y sus unidades poseen un fuerte liderazgo en las batallas, contando con un ejército que destaca por su gran variedad de unidades de proyectiles y por tener una excelente artillería pesada , además tienen gran habilidad para la economía y el comercio. Aunque sus principales defectos residen en que no disponen de caballería, y el coste de sus tropas es más caro de mantener.


Por su parte los Pieles Verdes basan su fuerza en la ferocidad, estando formadas el grueso de sus tropas por Orcos y Goblins con una insaciable sed de guerra, además tienen a su servicio criaturas muy poderosas y el coste de sus unidades es más barato que el de otras facciones, lo que hace que les sea más fácil formar ejercitos numerosos. Sin embargo sus puntos débiles son el no poder comerciar, lo que hace que sus ingresos provengan sobre todo del saqueo, además su tecnología es mucho más limitada, y tiene un liderazgo muy frágil lo que propicia que se complicado mantener el orden y que haya más luchas internas.

Finalmente los Condes Vampiro son la facción más diferente a todas, ya que es la única que no depende del oro para gestionar su economía, basando su poder en la magia, algo que también se ve reflejado en el campo de batalla. Además el terreno que conquisten se irá corrompiendo, lo que hace que los ejércitos de las demás facciones se vean afectados negativamente, a lo que hay que sumar que sus tropas pueden provocar miedo haciendo desmoronar la moral de los enemigos, y también cuentan con la habilidad de levantar a sus unidades caídas de entre los muertos, aunque su mayor desventaja es no poseer unidades de proyectiles.

Asimismo otra característica que desmarca al título de otros juegos de Total War es que las tropas no solo estarán lideradas por generales, si no también Héroes, encontrándonos con los señores legendarios del mundo de Warhammer como Emperador Karl Franz por parte de El Imperio, Thorgrim custodio de Agravios por el de los Enanos, Grimgor Piel'ierro de las tribus Pieles Verdes, o Mannfred von Carstein por los Condes Vampiros, entro otros, habiendo que destacar que estos héroes pueden usar hechizos y ataques especiales. Además aunque sean heridos en la batalla, no morirán, teniendo incluso su propio árbol de habilidades que podremos ir desarrollando, y también la opción de equiparles con armas, armaduras, y otros objetos que nos proporcionarán diversas bonificaciones, jugando siempre un papel bastante decisivo en las batallas.

Por lo demás os contamos que como es tradición en los juegos de Total War, junto al modo campaña también tenemos otras modalidades, y más exactamente nos referimos al modo Batalla de Misión en el que podremos jugar varias batallas famosas del mundo de Warhammer. El modo Batalla Personalizada en el que se nos permite crear libremente una batalla escogiendo que ejércitos se enfrentaran, y por supuesto el Modo Multijugador, en el que retaremos a otros usuarios en batallas de 2 a 8 jugadores por medio de la conexión online.

Ya parta terminar en lo que concierne al apartado técnico, el juego presente un nivel muy similar al visto en Total War: Attila que vio la luz el pasado año, si bien se aprecian diversas mejoras visuales, resultando ahora todo mucho más espectacular y épico gracias sobre todo por el gran atractivo de las unidades de Warhammer.

Mientras que a nivel sonoro cumple correctamente con unas melodías musicales muy acordes con el aire de fantasía que desprende el titulo, habiendo que aclarar que en el caso de las voces tanto las escenas cinemáticas como la narración y ayudas de nuestro consejero han sido dobladas al español, aunque las voces de las tropas que comandamos se han dejado en inglés.

En resumen Total War: Warhammer es un sueño hecho realidad para muchos usuarios, habiéndose conseguido unir a la perfección toda la diversión y buen hacer de una saga tan emblemática en el género de la estrategia como Total War, con la magia y grandeza del universo de Warhammer.

Aunque de cara a buscarle algún elemento negativo, hemos de decir que gráficamente no se nota un gran salto respecto a las recientes entregas de Total War, ni tampoco demasiados cambios realmente importantes en el sistema de juego, siendo un titulo que sobre todo agradará a quienes ya sean jugadores habituales de esta franquicia.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información