Análisis | Vídeos | 25 DIC 2017

Vídeo análisis de Xenoblade Chronicles 2

Tags: Switch
Un épico viaje os espera en Xenoblade Chronicles 2, el nuevo JRPG de la franquicia creada por Monolith Soft y Nintendo que hoy ocupa nuestro análisis,
Cartel Xenoblade Chronicles 2Play

Su historia nos lleva hasta un mar de nubes infinito en el que se encuentra el Árbol del Mundo y Alrest, el hogar de muchas especies. Hace mucho tiempo, todos ellos vivían sobre el Árbol del Mundo junto con su creador, el Arquitecto. Un paraíso llamado Elíseo regado por las lluvias y bendecido por el sol con el que se sucedían las cosechas. Pero, por un motivo que no conocen, los habitantes fueron expulsados del lugar y tuvieron que refugiarse bajo el árbol, aunque la vida allí era muy dura y comenzaron a fallecer. Como acto de piedad y cuando toda esperanza parecía perdida, el Arquitecto envió a sus sirvientes, los titanes, para salvar a la humanidad.

Con el fín de evitar su propia extinción, los supervivientes a esta catástrofe comenzaron a construir sus casas sobre los lomos de los titanes, donde han vivido durante innumerables generaciones. Sin embargo, la vida de los titanes se acerca a su fin y el regreso al Elíseo es imperativo. Aquí entra en juego nuestro héroe, Rex, un chico que se gana la vida como buceador buscando objetos valiosos y artefactos antiguos en las profundidades del mar de nubes. Éste abandona su aldea natal y vive en la espalda de un pequeño titán al que llama Abu, hasta que un día es contratado para buscar un objeto valioso de un navío hundido. Durante su misión conoce a Pyra, una Blade sagrada conocida como la Égida, y, tras una serie de sucesos que no desvelaremos, sus destinos quedan entrelazados, siendo nuestro nuevo objetivo llegar hasta el Elíseo sobreviviendo a un mundo lleno de peligros y enemigos que intentan hacerse con el poder de la Égida.

El argumento nos ha gustado mucho, con momentos llenos de tensión, humor, giros inesperados y personajes muy carismáticos, llendo siempre a más y dejándonos con ganas de seguir cuando soltamos el mando. A pesar de llevar un dos en el título, no es necesario haber jugado a anteriores títulos por tener una historia y protagonistas completamente nuevos, aunque en su estructura sí es muy similar a la primera entrega.

Xenoblade Chronicles 2 es un JRPG con combates que se desarrollan en tiempo real y un enorme mundo a explorar cargado de secretos. El objetivo principal siempre nos aparece señalado para aquellos que prefieran centrarse en su trama, aunque pensamos que el principal atractivo de la franquicia sigue siendo la exploración, con escenarios genialmente diseñados con varias alturas que invitan a ello.

El sistema de combate puede parecer algo sencillo, pero esconde una gran complejidad. Lo primero que hay que comentar es que hay Pilotos y Blades, siendo los primeros los portadores de las armas y los Blades unos seres que nos dan su apoyo con habilidades y un arma específica. Aquí controlamos a uno de los Pilotos disponibles y podemos equipar hasta tres Blades diferentes para llevar a cabo una estrategia. Los personajes atacan automáticamente al desenfundar un arma, rellenándose con cada golpe las artes de piloto ofensivas o defensivas para utilizarlas a posteriori. No hay que olvidar que cada Blade y enemigo tiene una afinidad elemental que hará que unas u otras sean efectivas contra otras, así que pensad con cautela cada movimiento, ya que para cambiar de Blade hay que esperar a que su indicador se rellene.

Pero esto no es todo. Al utilizar las artes de piloto se recarga el medidor de especial para poder ejecutar un poderoso ataque, con cuatro niveles a cada cual más potente que causan un gran daño tras pulsar una serie de botones en el momento oportuno. Tampoco hay que olvidar la posibilidad de ejecutar técnicas de nuestros compañeros, los combos elementales o la barra de grupo, cuyas porciones nos permiten resucitar a nuestros compañeros o bien realizar un ataque grupal devastador que se puede alargar según la cantidad de combos elementales realizados.

Hemos notado que estas batallas son más largas que en pasadas entregas, ofreciendo los enemigos una mayor resistencia y siendo más satisfactorio vencerlos. Todos estos elementos hacen que resulte tremendamente divertido y profundo, aunque la IA de los rivales y aliados en ocasiones falla. Además siempre hay que ser precavidos, ya que los enemigos de gran nivel deambulan por los escenarios y pueden atacarnos por sorpresa mientras combatimos, acabando así con nuestro grupo y reapareciendo en un punto de control cercano.

Para obtener una nueva Blade tenemos que utilizar un cristal primordial y vincularlo a un piloto, siendo el resultado completamente aleatorio. Cuentan con diferentes rarezas y virtudes, por lo que os tocará varios intentos hasta dar con las adecuadas o haceros con las especiales.

Sus localizaciones son enormes y están cargadas de tiendas en las equiparnos para el viaje que nos espera, personajes a conocer, tareas secundarias y multitud de enemigos en cada rincón entre otros muchos secretos. No hay un camino prefijado y según la hora del día y el nivel de las mareas podemos acceder a nuevas zonas, aunque como es lógico encontraréis ciertos lugares bloqueados para no avanzar sin progresar en la historia y enemigos que en un principio son imbatibles por nuestro nivel y no dudan en darnos caza.

Al ser un mundo tan grande no podía faltar el mapa, que marca todos los lugares que acabamos de conocer para poder viajar rápidamente entre ellos. En él podéis ver además las misiones que hemos marcado como objetivo, una ayuda realmente útil al contar sus escenarios con tanta verticalidad.

Las tareas secundarias nos han gustado mucho, ya que, a pesar de no ser tan numerosas como en pasadas entregas, resultan más profundas, interesantes y variadas, con pequeñas historias tras ellas que tienen algo que ver con el mundo del juego. Las hay de recolección, acabar con ciertos enemigos o incluso minijuegos que nos ayudan a mejorar a cierto blade entre muchos otras, siriendo éstas además ideales para encontrar rutas ocultas y nuevas localizaciones.

La recolección de materiales ahora es más satisfactoria, obteniendo estos de los enemigos caídos y de los lugares marcados para ello. Lo mejor es que si queremos encontrar uno en concreto tenemos que viajar hasta una zona lógica, como a lugares rocosos para minerales o cerca del agua para peces. Hay determinados objetos que sólo podemos obtener con las habilidades de las Blade para la exploración, por lo que nos toca tener al adecuado y su respectiva habilidad, que se desbloquean al cumplir unos objetivos marcados.

En cuanto a duración, tenemos una aventura que fácilmente puede superar las 80 horas si sólo nos dedicamos a completar la campaña principal, sin pararnos a realizar muchas secundarias. Si a todo ello le sumamos el resto de tareas y secretos tenéis un juego enorme que os dará montones de horas de diversión. No hay que olvidar que todos los eventos que hemos visto se desbloquean para ser visionados de nuevo en el menú principal con la Sala de Proyecciones.

El apartado gráfico nos ha gustado mucho, sobre todo por sus increíbles diseños y el enorme nivel de detalle en cada uno de sus escenarios. Los personajes y criaturas están bien modelados y animados, a lo que hay que sumarle unos geniales efectos, como los cambios climáticos y la transición entre el día y la noche. Hay texturas pobres, popping y carga tardía de texturas, pero en general es tan bueno que olvidaréis rápidamente todos estos fallos. Eso sí, recomendamos jugarlo en el modo doc, ya que los problemas se acentúan en el portátil.

La banda sonora no se queda atrás, con montones y variadas melodías que ambientan a la perfección las batallas, la exploración o las conversaciones entre personajes, con diferentes estilos que le aportan una personalidad única a cada localización. Los efectos también son muy buenos y ayudan a meterse de lleno en su mundo. En cuanto al doblaje, tenemos voces en inglés o japonés, aunque éstas últimas se tienen que descargar gratuitamente, siendo mejor la interpretación y sincronización de las japonesas, todo ello acompañado de textos en completo castellano genialmente adaptados.

Xenoblade Chronicles 2 se convierte con todo ello en otro imprescindible para los fans de los jrpg, sobre todo si ya eráis seguidores de la franquicia. La historia es muy buena, los combates entretenidos, tenemos muchas opciones de personalización para nuestro grupo y un enorme mundo a explorar cargado de secretos al que dedicaréis multitud de horas. Pero lo mejor, sin duda, es su increíble apartado artístico, una delicia visual en cada una de sus localizaciones.

No tengáis dudas, si el género os atrae estáis ante un título que os enganchará y que además podéis disfrutar en cualquier parte.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información