| Vídeos | 22 JUN 2011

Child of Eden

La nueva obra maestra del género musical del famoso diseñador de videojuegos Tetsuya Mizuguchi
Play

Ubisoft ha lanzado en Xbox 360 el juego Child of Eden la nueva obra maestra del género musical del famoso diseñador de videojuegos Tetsuya Mizuguchi.

El argumento del título nos cuenta como en un futuro próximo nace el primer humano en el espacio exterior tratándose concretamente de una chica a la que se le da el nombre de Lumi. Ella crece soñando con poder tocar algún día el hermoso planeta tierra expresando sus sentimientos a través del canto y tras su muerte su cuerpo se conserva y su memoria es grabada y archivada.

Siglos mas tardes los científicos usaran esos datos para recrear su ser dentro de Edén un sistema muy parecido a Internet pero a escala intergaláctica que abarca todo los conocimientos de la humanidad por lo que Lumi renace dentro de este mundo virtual el cual se ve invadido inesperadamente por un virus siendo la misión del jugador depurar el sistema y conseguir salvar el Edén y también a la propia Lumi.

Nada más comenzar lo primero que hemos de destacar es que aunque este título fue anunciado para el controlador Kinect en realidad a la hora de jugar también se nos permite hacerlo con un mando tradicional por lo que en ningún caso es obligatorio poseer el citado periférico para poder disfrutar del juego si bien si es bastante recomendable para sacar todo el partido posible a su jugabilidad.

Y precisamente entrado ya a comentar la mecánica el juego ha sido denominado por sus creadores como un shooter extrasensorial encontrándonos ante un título que sigue un sistema prácticamente idéntico al que Tetsuya Mizuguchi ya utilizo en el videojuego REZ tratándose de un juego sobre raíles en el que todo consiste en ir disparando a una serie de objetos en pantalla controlando únicamente un punto de mira a la vez que seguimos el ritmo de las imágenes y la melodía musical que nosotros mismos iremos componiendo.

Para ello disponemos de dos tipos de disparo uno de color azul con el que podremos fijar a varios blancos al mismo tiempo para luego acabar con todos de una sola ráfaga y un segundo disparo de color purpura denominado Trazadora que nos permitirá disparar un flujo constante de balas aunque causando estas menos daños y sin poder fijar a los enemigos siendo este disparo también necesario a la hora de eliminar a ciertos tipos de enemigos o destruir los proyectiles que pueden dañarnos.

Llegados a este punto hay que decir que si decidimos jugar con un mando normal moveremos la retícula para apuntar con el stick izquierdo mientras que fijaremos y dispararemos a los enemigos usando los botones y los gatillos.

Por su parte si optamos por jugar con Kinect la mecánica cambia bastante ya que en este caso deberemos hacer uso únicamente de nuestro propio cuerpo moviendo la retícula de disparo azul con nuestra mano derecha para fijar los blancos la cual desplazaremos hacia adelante cuando queramos disparar mientras que la con la mano izquierda dispararemos las balas Trazadora.

En este sentido hemos de decir que jugar usando Kinect resulta bastante original y sumamente intuitivo e incluso sorprendentemente es más preciso que con un mando normal haciéndonos sentir en todo momento que realmente controlamos los sonidos con nuestro propio cuerpo aunque hemos de confesar que tras varios minutos de juego es un tanto agotador debido a que siempre hemos de mantener nuestro brazo en movimiento.

Por lo demás os contamos que el juego tiene dos niveles de dificultad un modo Normal en el que habrá que tener en cuenta nuestro nivel de salud y un modo libre llamado Sensación de Edén en el que podremos jugar cualquier nivel ya superado sin que podamos ser eliminados. Asimismo también hay una galería de arte de la que poco a poco iremos desbloqueando un buen numero de bocetos e ilustraciones del juego al igual que algunos vídeos.

En resumen Child of Eden es todo un espectáculo visual y sonoro un título que sumerge al jugador en un hermoso universo de impactantes imágenes caleidoscópicas en perfecta sincronía con la música que nosotros mismo vamos componiendo con cada uno de nuestros movimientos lográndose una experiencia única que ha conseguido cautivarnos desde el primer instante que hemos jugado a él y que a nuestro criterio ningún fan de los juegos musicales debería perderse. Además también es importante destacar que el juego ha salido a la venta por 49 95 euros un precio algo más económico de lo que suele ser habitual en las novedades de Xbox 360 y para el próximo mes de septiembre también estará disponible en la consola Playstation 3.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información