| Vídeos | 14 SEP 2011

El Shaddai Ascension of the Metatron

Una obra de autor que sin duda quedará en el recuerdo de cualquiera usuario que se anime a probarlo
Play

La compañía Konami ha lanzado en las consolas Playstation 3 y Xbox 360 el videojuego El Shaddai: Ascension of the Metatron un título que al fin ve la luz tras un largo tiempo de desarrollo iniciado en el año 2007.

El argumento del juego entremezcla elementos bíblicos y mitológicos contándonos su historia como 7 ángeles caídos del cielo han erigido un gran torre que pone en peligro a toda la humanidad tomando nosotros el papel de un emisario de Dios que responde al nombre de Enóch quien ha sido enviado para salvar la tierra deteniendo a cada uno de estos ángeles renegados.

Entrando directamente a comentar la jugabilidad estamos ante un juego de acción en tercera persona con una mecánica muy lineal de corte Hack and slash aderezado con ciertos toques plataformeros y algún que otro sencillo puzle siendo principalmente nuestro cometido durante la aventura el de avanzar mientras acabamos con cualquier criatura que se interponga en nuestro camino.

Para ello su sistema de combate es bastante básico puesto que el número de ataques que podemos ejecutar es algo reducido y de hecho todos los movimientos se llevan a cabo mediante la combinación de 1 o 2 botones del mando y aunque podremos hacer uso de varias armas con características muy diferentes entre sí en realidad solo podremos equiparnos con una de ellas al mismo tiempo según consigamos arrebatárselas a los enemigos volviéndose su mecánica bastante repetitiva en este aspecto algo que también podemos decir de los propios enemigos teniendo que enfrentarnos una y otra vez a los mismos tipos de criaturas.

Por su parte los momentos de plataformas tampoco están muy conseguidos ya que el uso de una cámara fija sumado al hecho de un control algo impreciso hace que sea bastante complicado calcular la distancia de los saltos con exactitud lo que es muchas ocasiones nos jugará una mala pasada. Si bien junto a las fases en 3D también habrá que superar algunos niveles en donde toda la acción pasará a una vista en 2 dimensiones similar a la de los juegos de antaño siendo en esos instante mucho más sencillo dominar los saltos a la perfección.

Llegados a este punto un detalle bastante significativo a mencionar es que mientras juguemos no veremos ningún tipo de interfaz en pantalla que nos muestre nuestra barra de vida o cualquier otro indicador acerca de nuestro personaje. Sin embargo lo que si veremos es como nuestra armadura se daña y va perdiendo piezas a medida que somos golpeados por los enemigos siendo precisamente ese elemento el que nos permitirá conocer nuestro estado de salud puesto que una vez la armadura sea completamente destruida bastará un solo golpe para que ser abatidos.

Y precisamente en relación al apartado visual es donde realmente El Shaddai nos muestra su mejor cara ya que estamos ante un juego de una gran belleza que ante todo destaca por su fantástico acabado artístico en cel shading solo comparable al de títulos como por ejemplo los de la aclamada saga Okami en donde todo parece a ver sido dibujado con acuarelas de colores predominando siempre una fuerte presencia de los tonos luminosos y sobre todo del color blanco que representa la pureza divina de nuestro personaje y del color rojo en el caso de los enemigos.

Asimismo en el apartado sonoro también se deja notar el gran cuidado que se ha puesto en la faceta artística del juego pudiendo escuchar durante toda la partida unas hermosas melodías orquestales de una excelente calidad.

En conclusión calificar un videojuego como El Shaddai no es una tarea sencilla ya que al jugar con él tendremos la sensación de estar ante un juego completamente distinto a todos los demás y sobre todo ante un título que nos sorprende tanto en lo que se refiere a su bella factura visual como a su estupenda banda sonora irradiando en todo momento una gran magia a su alrededor que hacen de él toda una obra de arte siendo precisamente esto último lo que más nos anima a seguir adelante durante las aproximadamente 12 horas que dura la aventura.

Sin embargo es justo aclarar que detrás de todo ello se esconde un juego de una jugabilidad no demasiado innovadora que peca de bastante linealidad el cual podría haber dado mucho más de sí en este sentido a lo que además hay que sumar una historia algo excéntrica que no termina nunca de enganchar del todo al jugador. Tratándose en definitiva de una obra de autor que sin duda quedará en el recuerdo de cualquiera que se anime a probarlo por lo que a buen seguro terminará convirtiéndose en un título de culto para muchos si bien no es un juego destinado a gustar a todo el mundo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información