[PS4] [XOne] [PS3] [X360] [PC] [WiiU] [PSV] [3DS] [Wii] [Cine] [Móviles] [Noticias]
Inicio Noticias
 Comunidad
Foros You Tube Facebook Twitter Los más valorados RSS Feeds Empleo GPTV
Categorias
AnálisisPre AnálisisAvancesTráilersGameplayCineDesarrolloEntrevistasEventosImpresionesPreview
 Secciones
XOnePS4PCPS3X360WiiUWii3DSPSVitaCineMóviles - TabletsActualidadHardwarePSPPS2NDSXbox
 Géneros
DeporteAcciónConducciónRolLuchaEstrategiaAventuraMMOMusicalesPlataformasPuzzles
 Últimos Vídeos
 GamePro
Contacta Publicidad Colabora Colaboradores

   
Exclusiva: RoM nos muestra una nueva zona
(PC)

Se trata del Bosque Norte de Janost, una nueva historia gratuita para los usuarios de Runes of Magic


Incluye nuevas misiones que podrán descargarse gracias al nuevo parche de Runes of Magic, un MMORPG que se está convirtiendo ya en una revelación y que acaba de lanzar su tercer capítulo: The Elder Kingdoms.

Primer argumento principal: Restablecer la Gloria

El Bosque de Janost, uno de los bosques más antiguos de Taborea, es el lugar de origen de varios tipos de hombres bestia. Debido al color negro de su sangre, el bosque también es conocido como “Bosque Sangre Negra”. Los distintos tipos de hombres bestia que habitan se diferencian tanto en su desarrollo como en su aspecto. Los más poderosos son los famosos Leoninos de Angren. A pesar de no tener un gran tamaño y no ser muy numerosos, sus habilidades de batalla son de las más imponentes de todos los habitantes del bosque. Según dicen, solamente los Caninos de Limon son lo suficientemente poderosos como para enfrentarse a ellos. Por lo tanto, no es de sorprender que los Leoninos de Angren se convirtieran en los líderes de los hombres bestia del Bosque de Janost.

En la actualidad, los guerreros del bosque se enfrentan a dos situaciones críticas. La primera de ellas ha sido provocada por los enemigos del norte, los Elfos Degenerados de Jyr’na, que están absorbiendo la fuerza vital de todas las plantas del bosque. La segunda es la invasión del Templo de Raksha, la deidad tutelar de Angren. Los jugadores tendrán que prestarle su ayuda a Callaway Kalume, el Rey de los Humanos, para resolver estos problemas y tratar de acabar de forma conjunta con un mal aún desconocido.

Segundo argumento principal: El Enviado de los Dragones

Morrok Wallinder retorna tras haber informado a la Reina de los Dragones de Tierra, trayendo consigo noticias relativas a sus conflictos. En el pasado, una raza de Demonios utilizó los poderes de los Dragones para mejorar sus propias habilidades. Los Dragones mestizos de origen desconocido que han sido descubiertos recientemente son la prueba del resurgimiento de estos poderes; por ese motivo la Reina ha ordenado encontrarlos a cualquier precio. Sin embargo, esta búsqueda no ha estado exenta de complicaciones. No solamente ha provocado una guerra entre dos principados, sino que también se ha descubierto que hay organizaciones misteriosas implicadas.

En las Ruinas de Bymorsh se han hallado inscripciones que corroboran la información que trajo Morrok, y no se sabe a ciencia cierta quién dejó esas huellas milenarias. Ya se habían llevado a cabo excavaciones en las ruinas con anterioridad, probablemente por equipos de excavación enviados por los conspiradores misteriosos. Si llegaran a ostentar el poder de los Dragones, el mundo acabaría sumergiéndose en una pesadilla sin fin.

El destino parece burlarse de los pocos Dragones mestizos que han aparecido hasta ahora, y los ha reunido en tiempos de discordia. Parecen destinados a experimentar tanto el gozo del descubrimiento como el dolor de la separación. Y este no es más que el comienzo del viaje…

Primera misión épica: Los Elfos Degenerados

Tras el Gran Destierro, algunos de los Elfos liderados por el Rey de los Elfos Antaikolon permanecieron en la Torre Verde en Candara. Continuaron entrenando y canalizaban constantemente el poder de la naturaleza hacia la Gran Barrera. Los demás Elfos siguieron al Rey de los Humanos Kalume a Zandorya.

Estos Elfos estaban liderados por la Princesa Eliyar. Una vez que Antaikolon hubo agotado sus fuerzas y se sacrificó para completar el sello de la Gran Barrera, a Eliyar comenzó a inquietarle el hecho de que los supervivientes de la Torre Verde no fuesen capaces de mantener el sello y seguir frenando la invasión de los Naga. Es por ello que, tras su llegada a Zandorya, comenzó a buscar más fuentes de poder natural. La muerte de Antaikolon le pesaba mucho, y empezó a ansiar el poder. Cuando llegó al Bosque de Janost, Eliyar se dio cuenta de que una gran fuerza natural emanaba de la región septentrional del antiguo bosque. Sin embargo, a diferencia del poder de la naturaleza de la Torre Verde, este poder provenía de una poderosa Runa enterrada bajo tierra.

Eliyar podía sentir que había algo extraño en este poder de la naturaleza y decidió permanecer junto a los Elfos para seguir investigando y evitar que alguien lo usara con fines maléficos. Lo que Eliyar no fue capaz de prever era que además de amplificar el poder de la naturaleza, esta Runa prohibida también hacía que todos los Elfos que entraban en contacto con su poder se volvieran locos y perdieran su respeto por la naturaleza. Eliyar decidió dejar de intentar utilizar el poder para restablecer la naturaleza y comenzó a estudiar el uso del poder y la magia prohibida. Después, con la ayuda de Nax, el Árbol Sagrado, absorbió la fuerza vital de todas las plantas de la zona, enriqueciendo así el poder de la naturaleza en la residencia de los Elfos. Más adelante, estos Elfos acabarían por conocerse como los Elfos de Jyr’na y permanecieron en el Bosque de Jyr’nathon en Zandorya.


Antes de que los Elfos de Jyr’na se volvieran locos, coexistían de forma pacífica con los Angren, quienes sentían un profundo amor por la naturaleza. Sin embargo, cuando los Elfos de Jyr’na comenzaron a investigar la magia prohibida, sucumbieron al interminable deseo de poder. Los cambios en las plantas del Bosque de Janost afectaron al hábitat de los Angren, y estalló la guerra, convirtiendo la Ciénaga Estrellasombría en un campo de batalla. Pero cuando los Elfos de Jyr’na se alejan de la Runa prohibida y del Bosque de Jyr’nathon, se debilitan. Además, los Angren tienen un instinto Leonino muy agudo y siempre están alerta frente al gran poder de la Runa prohibida. Por lo tanto, ninguno de los dos bandos está dispuesto a lanzar un ataque a gran escala, y solamente se enfrentan de forma ocasional en la Ciénaga Estrellasombría.

Con la aparición del Rey de los Elfos Antaikolon, comenzó a vislumbrarse un rayo de esperanza para la resolución del conflicto. Los Elfos creían que Antaikolon había muerto hace mucho, pero lo cierto es que había estado durmiendo en la Tumba del Héroe durante los últimos milenios. Tras despertar, su misión más arriesgada será la de rescatar a la Princesa Eliyar y a su gente…
...
Comenta esta noticia >>



Ir al foro de esta noticia
Por: , Publicada el dia 13-7-10 a las 2:01:55.
 
    Responder :- Comentarios publicados (0)
Últimos comentarios en el foro