Análisis | Vídeos | 28 MAY 2014

Análisis de Batman Arkham Origins Cold, Cold Heart

Tras la llegada de Batman Arkham Origins os presentamos su primer contenido descargable para la campaña, Cold Cold Heart, donde Mister Freeze y el Pingüino toman el protagonismo. A continuación podéis conocer todos sus contenidos en nuestro análisis.
Batman Arkham Origins Cold, Cold HeartPlay

Su historia comienza con Bruce Wayne, que ha organizado una fiesta en su mansión en honor a Ferris Boyle, el director ejecutivo de GothCorp. De repente aparecen Mister Freeze y los secuaces del Pingüino, por lo que debemos ir en busca de nuestro traje para poner fin a sus planes. Por desgracia no llegamos a tiempo, llevándose Mr Freeze a Boyle. Nuestra misión a lo largo de este contenido será principalmente rescatarle, descubriendo así el origen del odio de Freeze hacia la sociedad.

 

La ciudad de Gotham, que era bastante grande y totalmente explorable, ha sido reducida a sólo dos zonas, el Distrito Diamond y Coventry, puesto que el resto se ha congelado. Los tres lugares principales que visitamos son la mansión Wayne, GothCorp y el club nocturno My Alibi, lo que hace que los viajes rápidos en esta ocasión sean menos necesarios.

 

Aquí, tras avanzar en la historia, equipamos a Batman con un nuevo traje, el XE, que está preparado para soportar las más extremas temperaturas generando calor, lo que también le permite abrirse camino entre el hielo mediante el uso de los guantes térmicos. Desde que lo equipamos obtenemos todos los gadgets, aunque podemos obtener alguna mejora para estos o habilidades completando las misiones secundarias.

 

Al estar completamente congelada la ciudad podemos usar el entorno a nuestro favor. Gracias al calor que genera el traje XE, podemos dotar al batarang de esta característica y lanzarlo para derribar estalactitas sobre los enemigos o destruir paneles. Esto también juega en nuestra contra, ya que los enemigos cuentan con armamento de hielo y hay zonas heladas que dañan a nuestro protagonista.

 

Como siempre, la mecánica es utilizar el sigilo para acabar con nuestros rivales, lo que aquí es conocido como el modo depredador, peleas cuerpo a cuerpo y utilizar el modo detective para hallar pistas y resolver crímenes. Este último es muy necesario para desentrañar un par de misterios que son esenciales para seguir con la historia.

 

Más allá de lo comentado no encontramos ninguna novedad jugable, teniendo que utilizar los distintos gadgets de Batman para avanzar. Tampoco hay nada nuevo en el árbol de habilidades si en Arkham Origins ya fue rellenado al completo, ya que el Batman que controlamos es el que se carga directamente desde la partida de Arkham Origins. Al ser una expansión de la campaña no hay ningún tipo de extenso tutorial.

 

Los enemigos se distinguen con facilidad en los entornos congelados, lo que hace que sea muy sencillo de completar. Sólo encontramos uno nuevo que va equipado con un cañón y que si nos golpea de manera prolongada con su rayo nos deja congelados. Para evitarlo tenemos que estar en constante movimiento, aunque si consigue congelarnos tendremos que romper el hielo aporreando un botón.

 

También aparece de vez en cuando uno más poderoso del que tenemos que evitar sus envestidas y golpearlo cuando queda aturdido, además de un único enemigo final que todos podemos predecir.

En total la campaña nos da para cuatro horas de juego, llevándonos una de ellas completar las tres misiones secundarias, lo que se nos parece muy poco si tenemos en cuenta que dejaron de lado el arreglar los fallos del juego original por hacer este contenido. Además no incluye ningún tipo de incentivo que nos invite a rejugarlo.

 

En el apartado gráfico no encontramos ninguna mejora en lo anteriormente visto, solo unos escenarios que ya conocíamos congelados. Algunas escenas, además, cuentan con fallos muy llamativos en las sombras, por lo que sorprende que no hayan sido corregidas.

 

En el sonoro volvemos a encontrarnos con voces completamente en castellano, de una calidad muy buena, con sus respectivos subtítulos. La banda sonora, aunque reciclada, sigue siendo excelente, con efectos de sonidos logrados.

 

En conclusión, Batman Arkham Origins: Cold Cold Heart nos ofrece una historia bastante entretenida que disfrutaremos de principio a fin a pesar de su corta duración. La falta de innovaciones jugables, sin contar el traje XE, y de contenidos extra hacen que no sea nada rejugable.

 

Tanto en el apartado gráfico como en el sonoro encontramos pocas novedades, aunque sigue siendo tan bueno como Arkham Origins con su logrado doblaje al castellano, lo que hace que cumpla sobradamente.

 

Se lo recomendamos a todos aquellos que quieran conocer en profundidad la historia del origen de Mister Freeze y disfrutar del nuevo traje de Batman, pero que no aporta nada nuevo jugablemente y ofrece pocos contenidos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información