Análisis | Vídeos | 08 SEP 2014

Análisis de CounterSpy

Desde hace unos días ya está disponible en la Store de PlayStation CounterSpy, un nuevo título de espionaje y sigilo que ha llegado a todas las consolas de Sony sin hacer mucho ruido y con licencia para matar.
CounterSpyPlay

Los indies han llegado para quedarse, y es que desde hace algún tiempo parece que una gran parte de los lanzamientos del año están siendo protagonizados por estas pequeñas obras, que con muy pocos medios, consiguen transmitir ese aire retro con cierto grado de originalidad que parece estar funcionando bien en casi todos los casos.


Un ejemplo de este toque clásico y minimalista lo encontramos en CounterSpy, el primer trabajo de los chicos de Dynamighty, un reducido grupo de desarrolladores norteamericano que pretende hacerse un hueco dentro del género de la infiltración con un producto que reúne muchos elementos característicos delgénero, peromanteniendo un enfoquemás simple que lo diferencian del resto de títulos de esta temática. CounterSpy nos presenta el universo del espionaje internacional durante 1960,desde un punto de vista muy satírico y caricaturesco.

 

El argumento nos ofrece una visión alternativa de la Guerra fría, donde las dos superpotencias dominantes compiten por emprender una peligrosa carrera armamentística con el objetivo de destruir la luna.


Para solucionar esta escalada de locura tomaremos el papel de un agente especial al servicio de C.O.U.N.T.E.R., una organización secretaque pretende poner fin al conflicto saboteando los planes de ambas facciones, evitando así una catástrofe nuclear de consecuencias inasumibles.

 

En cuanto a la mecánica de juego nos hallamos ante un título de acción plataformera con un desarrollo lineal,donde deberemos superar diferentes misiones que nos proponen explorar las distintas bases militares de los dos países enfrentados. En ellas nuestro objetivo principal consistirá en sustraer toda la información posible sobre armamento nuclear, al tiempo que saboteamos las instalaciones, y de paso causamos unas cuantas bajas entre las filas enemigas.


En este sentido cada una de las bases se encuentra dividida en pequeñas áreas repletas de los tópicos clásicos del género,tales como ruidosas cámaras de vigilancia o guardias armados que patrullan diferenteszonas, las cuales a pesar de no ser muy extensas explotan muy bien el componente vertical, siendo un detalle importante el hecho de que los escenarios se generan de forma aleatoria, por lo que en cada partida que empecemosmantendrán una disposicióncompletamente distinta,algo que nos ha parecido todo un acierto.


Otro elementointeresante será el hecho de que a pesar que el juegomantiene un desplazamiento bidimensional todos los personajes y escenarios han sido diseñados en 3D,siendo posiblesituarnos tras ciertos elementos de cobertura donde la cámara pasará a ofrecer una perspectiva tridimensional que nos permitirátener una visión más clara del entorno perfecta paradisparar con mayor precisión.


Y es que CounterSpy divide su jugabilidad entre momentosen los que deberemos evitar el ruido y la confrontación haciendo uso del sigilo,y otros donde nos encontraremos parapetados frente a multitud de soldadosque nos impiden avanzar,adquiriendolos tiroteosun mayor protagonismo.


Aunque los enemigos no serán el único obstáculo que encontraremos en el camino, pues en todo momento deberemos tener presente el nivel de alerta en que se encuentren cada una de las facciones, -representado por una escala con cinco valores denominada Defcon, esta descenderá rápidamente si somos descubiertos, lo que nos obligará aser especialmente cuidadosos a la hora de despejar los escenarios,pues si el nivel de alarma llega a cero se iniciará una cuenta atrás que finalizara con el lanzamiento de los misiles, momento en el que deberemos recorrerrápidamente el escenario para cancelar el ataque o la partida llegara a su fin. Por suerte, el juego nos permite aumentar un punto de Defcon por cada oficial enemigo que logremos reducir, por lo que habrá que disparar con cuidado para evitar herirlos, o la cosa puede llegar a complicarsebastante.


Cada una de las naciones cuenta con su propio nivel de alerta, quedependiendo de nuestras acciones iráoscilandodurante el transcurso de la campaña, siendo recomendable alternar entre las misiones de un bando u otro en función a la recompensa que ofrezcan y de este modo coleccionar una serie de formulas secretas que potenciaran las habilidades denuestroagente, estas nos permitenentre otras cosas correr a mayor velocidad, mejorar nuestra puntería o reducir la efectividad de las cámaras de vigilancia, lo que facilitaráenormemente nuestro trabajo.


Como todo buen espía contaremos con un extenso arsenal de armas que iremos desbloqueando, en él encontraremos desde las típicas pistolas, escopetas y ametralladoras ideales para combates a gran escala, hasta otras algo más peculiares como un lanzador de proyectiles adhesivos y una pistola de dardos de control mental muy útil para distraer a los enemigos

Además,un detalle a destacar de cara a la compra del título será el hecho de que este cuenta con las funcionalidades Cross-Buy y Cross-Save, lo que nos permitirá adquirir el juego una sola vez y descargarlo gratuitamente en el resto de plataformas de Sony, pudiendo compartir nuestro avance en cualquiera de estas o incluso en sus versiones destinadas a dispositivos móviles como Android e iOS, lo que teniendo en cuenta su precio de 12,99 resulta todo un punto a su favor.

Gráficamente CounterSpy hace gala de un estilo artístico muy llamativo, que introduce con acierto multitud de detalles que proporcionan una gran riqueza visual y humor en su ambientación. Destacando en este sentido, elementos como los carteles que decoran los escenarios y refuerzan el tono irónico de la obra, donde ambos bandos a priori tan distintos son en realidad muy similares.


Aunque técnicamente por desgracia no destaca por ser un producto especialmente cuidado,ya que a pesar de mostrar un acabado similar en todas sus versiones, será común encontrarnos con ciertos errores de perspectiva que afean ligeramente el resultado final,algo que puede volverse especialmente molesto en algunos tiroteos.


En conclusión, CounterSpyha sabido combinar inteligentemente los elementos característicos del género de infiltración con el enfoque sencillo y accesiblede un juego de plataformas bidimensional,consiguiendo un equilibrado esquema jugable que resulta divertido y dota al título de una marcada personalidad.


Sin embargo,la repetición de mecánicas y una inteligencia artificial enemiga excesivamente predecible y metódica,impiden que el juego alcance el nivel de excelencia que nos hubiese gustado.


Aun con todo, CounterSpy nos hará sentir como astutos agentes secretos, mientras devolvemos la paz a este simpático universo de Espionaje internacional.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información