Análisis | Vídeos | 20 MAR 2014

Análisis de Titanfall, un juego que llega con la intención de revolucionar los shooters multijugador

Desde la pasada semana ya está disponible Titanfall, un nuevo y muy esperado shooter multijugador de ambientación futurista destinado a Xbox One, Xbox 360 y PC que llega con la intención de revolucionar el género.
TitanfallPlay

Entrando directamente en la jugabilidad, el título se centra por completo en la vertiente online, ofreciéndonos partidas de hasta un máximo de 12 jugadores, una cifra quizás no demasiado elevada para los tiempos que corren, aunque una de las curiosidades del juego es que en los enfrentamientos también hay unidades controladas por la inteligencia artificial, lo que nos transmitirá la sensación de estar participando en batallas mucho más multudinarias.

 

Si bien serán los jugadores de cada equipo, los cuales reciben el nombre de Pilotos los que realmente marquen las diferencias, siendo la principal característica de Titanfall como ya la mayoría sabréis, la posibilidad de poder pilotar Titanes, nada menos que unos poderosos mechas de combate que podremos solicitar al alto mando en medio de una batalla haciéndolos caer desde el cielo.

 

En este sentido los Titanes a elegir son de tres tipos, Asalto, Tanque, y Artillería, cada uno con sus propias ventajas y debilidades, pudiendo una vez desplegados, entrar o salir de ellos en cualquier momento, e incluso dejar que actúen por si solos ordenándoles que nos sigan o que defienda una posición, y en caso de que vayan a ser destruidos también podremos escapar rápidamente de la cabina por medio de un botón de eyección que nos catapultará.

 

Asimismo junto a las tres clase de Titanes disponemos igualmente de tres clases de Pilotos con los que jugar, Fusilero, Asesino, y Corta distancia, aunque como es habitual en todo buen shooter multijugador que se precie, podremos personalizar cada clase a nuestro gusto, habiendo nuevas armas para desbloquear, y también habilidades especiales tales como un Camuflaje Óptico con el que hacernos casi invisibles, usar estimulantes que mejoren nuestra velocidad y recuperación de salud, o lanzar un pulso de radar que nos permita ver a los enemigos a través de las paredes. Siendo también posible equipar cartas coleccionables que nos darán diversas ventajas más.

 

Además aunque los Titanes tenga un enorme poder destructivo, el ir a pie con nuestro piloto tampoco nos hará sentirnos demasiado indefensos, ya que los personajes del juego son muy agiles, pudiendo estos realizar grandes saltos gracias a un impulsor similar a un jetpack e incluso correr por unos instantes por una pared como si realizáramos parkour.

 

De igual forma un detalle a comentar el que si perdemos una partida se nos dará la opción de huir del mapa dirigiéndonos hasta una nave de evacuación que vendrá a rescatarnos, aunque como es de imaginar el equipo rival no nos lo pondrá fácil, siendo esto algo que le añade un plus de diversión al juego, tratándose de una brillante idea que permite a los perdedores salvar una parte de su honor en caso de que logren escapar con éxito.


Pasando ya al capítulo de posibilidades, el modo multijugador del juego está dividido en un total de 5 modalidades denominadas Desgaste, Último Titán en pie, Dominio de Fortines, Capturar la Bandera, y Cazapilotos, teniendo por supuesto cada una sus propias reglas, aunque sin que ninguno se salga de las pautas habituales a las que ya nos tienen acostumbrados los juegos de este género, por lo que es en este aspecto donde el título peca de una menor originalidad.


Aunque algo que si nos ha llamado mucho la atención, es que el juego también tiene un Modo Campaña compuesto de 9 misiones, pero al contrario de lo que cabria esperar esta modalidad está igualmente pensada para jugarse en multijugador online en partidas de 6 contra 6, por lo que la mecánica apenas variará, si bien todo tendrá un desarrollo mucho más cinematográfico, con secuencias introductorias que se mostraran al principio, y abundantes diálogos por radio que nos irán narrando todo lo que sucede durante la misión. Tratándose eso sí, de una historia muy poco profunda argumentalmente, pero muy divertida en su planteamiento, girando todo en torno a La Frontera, un sistema de planetas cuyos recursos se diputan dos facciones, por un lado los soldados de la IMC al servicio de una mega corporación, y por el otro las tropas rebeldes de La Milicia.


Antes de concluir aun nos queda hablar del apartado técnico, cumpliendo este con una calidad bastante buena a pesar de que no se llegue al nivel alcanzado en otros grandes juego del género como por ejemplo el visto en Battlefield 4, ya que aunque los mapas están muy bien diseñados y los titanes tienen un puesta en escena imponente, los escenarios carecen por completo de elementos interactivos, y la resolución de las texturas es algo más baja de lo que sería deseable en un título de nueva generación.


Además hemos de decir que la inteligencia artificial de las unidades controladas por la propia CPU tampoco está a la altura, siendo bastante sencillo eliminarlas, pero curiosamente esto no es necesariamente algo negativo, ya que permite que incluso hasta los jugadores más inexpertos puedan puntuar con facilidad, lo que garantiza que todo el mundo se divierta y se sienta importante, aunque hay que tener presente que matar a un Piloto o a un Titán nos dará más puntos que eliminar a un bot.

 

Por su parte el apartado sonoro hace gala de unas melodías musicales muy acertadas, y unos efectos de sonido que destacan por su gran contundencia, mientras que en lo que respecta a las voces estas han sido convenientemente dobladas al español.

 

En conclusión, Titanfall pretendía innovar el género de los shooters multijugador online, y en muchos sentidos sin duda lo ha conseguido, siendo sumamente divertido y muy novedoso en su planteamiento, por lo que estamos convencidos que muchos otros títulos de su misma temática van a tomar como referencia a partir de ahora muchas de las nuevas ideas que el juego aporta.

 

Sin embargo de cara a buscarle algunos defectos, gráficamente aún podría haber dado un poco más de sí, y el número máximo de jugadores, tan sólo 12, resulta algo escaso en comparación a lo que nos ofrecen otros títulos del género. Además aunque el incluir una campaña que también se juega en multijugador online competitivo es algo bastante atractivo, está opción acaba quedando como algo casi anecdótico ya que la historia es insustancial y está relegada a un segundo plano, ofreciéndonos una experiencia que apenas se diferencia del resto de modos de juego.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información