Análisis | Vídeos | 30 ENE 2014

Dragon Ball Z Battle of Z - Análisis

Un nuevo juego de lucha basado en la saga Dragon Ball Z, en donde el componente multijugador acapara el protagonismo.
Dragon Ball Z Battle of ZPlay

Desarrollado por Artdink, Namco Bandai nos trae un nuevo juego de lucha protagonizado por Goku y sus amigos que incorpora personajes de la última película lanzada y que ya se encuentra disponible, Dragon Ball Z: Battle of Z. A continuación podéis conocer todos los detalles del juego en nuestro análisis.

 

Su historia está basada en todos los arcos argumentales de Dragon Ball Z, que incluye sagas como la de los Saiyans, Namek o los androides, además de incorporar otras de películas como Battle of Gods. Si contamos las transformaciones, encontramos un total de más o menos 70 personajes jugables, aunque es cierto que algunos de ellos solo son las transformaciones de otros. Estos personajes se dividen en cuatro grupos: lucha, ráfaga de ki, apoyo e interferencia.

 

Como sus nombres indican, los de tipo lucha serán especialistas en ataques cuerpo a cuerpo, los de ráfaga de ki en ataques a distancia, los de apoyo compartirán su energía y los de interferencia evitarán que nuestros personajes sean atacados.

 

Los controles son bastante sencillos, teniendo un botón de ataque, otro para lanzar ráfagas ki, fijar a un rival, ascender, descender y un botón de bloqueo que al combinarse con el resto da lugar a distintas habilidades. Si lo pulsamos junto con los botones para ascender o descender se activará el movimiento exclusivo del personaje, con el analógico izquierdo esquivamos rápidamente hacia el lugar que pulsamos, con el de ataque lanzamos al rival por los aires para iniciar un combo y con el de ráfaga se activa el ataque especial. También hay un movimiento definitivo por personaje.


Con el pad direccional también damos ordenes a nuestro equipo, dándole un toque estratégico al título.

Existe una barra de energía llamada Genki que vamos rellenando durante el combate y que permite realizar ataques y combos. Al completar una serie de condiciones conseguimos una “Bonificación Especial” que activará la “Petición Genki” al final de las misiones. Junto a los jugadores de todo el mundo reunimos y compartimos Genki, mostrándose en un medidor mundial para seguir de cerca la evolución de todos nuestros esfuerzos combinados.

 

El completar misiones ofrece dos tipos de recompensa, los “Puntos Bola de Dragón” (PD), con los que comprar objetos en la tienda, y “Puntos Premium” (PP), que se obtienen al reunir Genki con la Petición Genki y con la que podemos adquirir objetos únicos.

 

El objeto más raro que podemos encontrar en la tienda es la “Joya definitiva”, que al equipársela a algunos luchadores les permite realizar un “Movimiento definitivo”.

 

El título ofrece tres modos de juego diferentes: Un Jugador, Modo Cooperativo y el Modo Batalla, además de las típicas opciones donde configurar varios aspectos del juego como los subtítulos y el idioma de la voz, que en esta ocasión está disponible tanto en inglés como en japonés. Los menús, como habréis podido comprobar en la demo, son un poco liosos la primera vez que accedemos a ellos.

 

En el modo para un jugador tenemos que seleccionar una misión de las que hayamos desbloqueado al ir completándolas, haciendo un total de 60 que se inspiran en los arcos argumentales de la serie y las películas. Tras completar el tutorial inicial obtenemos nuestras primeras cartas que podemos equipar a los distintos personajes de nuestro equipo para mejorar sus parámetros. También podemos personalizarlos con distintos colores y obtenemos experiencia para aumentar el rango y puntos bola de dragón.

 

Junto al personaje que hayamos seleccionado nos pueden acompañar hasta tres más para librar batallas contra otros participantes. Esta será una de las grandes novedades de esta entrega, pudiendo realizar ataques grupales y conseguir un mayor número de combos para infligir un daño elevado. Estos nos servirán de apoyo prestándonos ayuda dependiendo del tipo de personaje que sea y, si alguno de ellos se debilita, podemos mandarle nuestra energía o resucitarlo.

 

Su Modo Cooperativo ofrece las mismas características que el modo para un jugador, solo que podemos participar en las batallas junto a otros jugadores del mundo mediante el online.


En el Modo Batalla formamos equipos de 4 jugadores que se enfrentan a jugadores de todo el mundo, dividiéndose a su vez en 4 tipos de batalla diferentes: Batalla normal, en el que cada equipo empieza con una determinada cantidad de reintentos y el primer equipo que se quede con 0 pierde, Batalla de puntuación, donde hay que conseguir la mayor puntuación posibles dejando K.O. a tantos rivales como puedan, Battle Royal, en el que todos luchan contra todos por lograr la mayor puntuación posible, y Búsqueda de las Dragon Ball, donde 2 equipos de 4 jugadores se enfrentarán por conseguir las bolas de dragón, siendo el ganador el primer equipo en encontrarlas todas o el que más tenga al agotarse el tiempo.

 

Gráficamente tiene un logrado Cell Shading, destacando sobre todo los escenarios. Los personajes cuentan con animaciones algo toscas, recicladas de anteriores entregas, y se echan en falta más daños que se reflejen en los escenarios y personajes. La cámara, que está bien situada, en ocasiones suele dar problemas, más si tenemos en cuenta el número de personajes en pantalla y los distintos efectos de sus ataques.

 

Su banda sonora no cuenta con los temas reales de la serie pero acompañan bien a la acción con las voces originales en japonés o inglés, además de con los distintos efectos de sonido de los ataques.

En conclusión, Dragon Ball Z: Battle of Z es un juego entretenido y con ideas interesantes, pero que tiene varios aspectos por pulir. Los controles son algo toscos, la cámara muy imprecisa y se han desechado las transformaciones durante los combates y la carga de ki, algo típico del manga anime.

 

Hay ocasiones en las que no sabemos donde está situado nuestro protagonista debido a la cantidad de personajes en pantalla, los distintos efectos y la cámara.

 

Su apartado gráfico cuenta con una iluminación mejorada y un cell shading bastante logrado, pero sus animaciones siguen siendo recicladas y las expresiones faciales muy mejorables, al igual que la destructibilidad. La banda sonora es bastante genérica, pero los efectos de sonido están muy logrados, además de contar con las voces originales de la serie en japonés o inglés.

 

Un juego recomendado para los fans, pero que deja mucho que desear en varios detalles jugables.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información