Análisis | Vídeos | 03 ENE 2014

Gran Turismo 6 - Análisis

Polyphony Digital nos presenta una nueva entrega de su simulador de conducción para PlayStation 3, Gran Turismo 6, que se muestra mucho más completo que su predecesor y del cual os contamos todas las novedades incorporadas en nuestro análisis.
Gran Turismo 6 - AnálisisPlay

El primer cambio que notamos es que el menú ahora es más rápido e intuitivo, con una interfaz más eficaz que en su anterior entrega. El juego incluye unos 1.200 vehículos reales de montones de marcas y 40 localizaciones con más o menos 100 trazados sobre los que competir.

 

En esta ocasión han vuelto a los origines en los que había que conseguir dinero para adquirir vehículos y licencias para competir en los distintos campeonatos, sustituyendo el sistema de experiencia de Gran Turismo 5. A medida que ganamos carreras nos califican con hasta tres estrellas con las que desbloqueamos nuevos test de licencia que nos dan acceso a competiciones más difíciles. Conseguir el oro en las pruebas de los test en esta ocasión es más sencillo, adaptándose a toda clase de jugadores. Los resultados obtenidos serán comparados con otros jugadores, lo que nos incita a superar nuestras marcas.

 

Las restricciones para competir han sido simplificadas, encontrando solo algún tipo de tracción, fabricante, modelo y los puntos de rendimiento, y son mucho más accesibles que en los anteriores juegos.

 

El concesionario de segunda mano ha desaparecido, estando estos vehículos en su propio fabricante o en la categoría de recomendados ya sea por clase o gama. Desde Vision GT podemos obtener vehículos ficticios que son prototipos diseñados por los principales constructores.

 

Como siempre, se podrán cambiar algunos parámetros de nuestro vehículo, aunque es algo que solo le recomendamos a los jugadores más expertos, al igual que el desactivar todas las ayudas de conducción. La experiencia será mucho más satisfactoria si contamos con el volante oficial del juego.

 

Al comenzar tenemos que ponerle un nombre a nuestro piloto, que posteriormente se sube a un Renault Clio en el circuito de Brands Hatch para recibir consejos sobre pilotaje. Tras completarlo nos dan nuestros primeros créditos para adquirir un vehículo y viajar por libre desde ese momento.

 

Jugablemente cuenta con físicas mejoradas en los neumáticos sobre el asfalto, repercutiendo las diferentes superficies y la velocidad que llevemos directamente en su tracción. Este factor, como es lógico, afecta sobre todo a los vehículos más potentes. La aerodinámica también afecta a la conducción, mostrando cambios de adherencia en tiempo real.

 

Otra de las novedades son unas pruebas totalmente opcionales llamadas “Pausa para el café”, donde encontramos diversos objetivos a cumplir.

 

Las carreras de resistencia en esta ocasión han visto reducidas su duración para completarlas, algo que no gustará a los más puristas pero que agradecerán los jugadores que prefieran carreras cortas e intensas.

 

Se ha introducido el “Festival de Velocidad de Goodwood”, que cuenta con quince fases que se desbloquean de tres en tres y en el que, al final, nos pondremos al volante del prototipo de Red Bull X1.

 

Como curiosidad, hay un evento llamado “Exploración lunar” en el que manejamos el Rover sobre la superficie Lunar. Su conducción es muy original, teniendo que tener en cuenta la gravedad y obligándonos a tomar con suavidad las curvas evitando las piedras para no salir disparado.

 

El modo online se desbloquea al completar algunas carreras. Como siempre podemos crear una partida o unirnos a una de las ya existentes. Estás se dividen por la nacionalidad de los que la ocupan, el circuito elegido o el tipo de carrera. Para determinar nuestra posición en la parrilla hay sesiones de clasificación.

 

Los “Eventos de temporada” vuelven con determinadas pruebas que cuentan con diferentes objetivos, restricciones y fecha de caducidad, por lo que se recomienda completarlos en cuanto estén disponibles.
Por último, pero no por ello menos importante, se encuentra el modo Arcade, que nos permite competir con total libertad y donde pueden jugar hasta dos usuarios de manera local a pantalla partida.

 

Gráficamente se ha mejorado el motor del juego, con unos efectos de iluminación mejorados y transición entre el día y la noche, y más coches Premium que en su anterior entrega, aunque nos hubiera gustado que todos los coches lo fueran. Los circuitos también han sido fielmente recreados, mostrando todo tipo de detalles que en ocasiones no seremos capaces de apreciar. Sigue estando a una resolución de 1080p y funciona a 60fps, aunque tiene pequeñas caídas.


En su apartado sonoro encontramos sonidos reales para los vehículos con mejoras en los motores y montones de canciones que se adaptan a todos los gustos. Además podemos poner nuestra propia lista desde el disco duro de la consola.

 

En conclusión, Gran Turismo 6 mejora todo lo visto en su anterior entrega, aprovechando al máximo lo poco que queda por exprimir de PlayStation 3. Encontramos más coches, circuitos y pruebas, haciendo que la experiencia en la conducción mejore a medida que avanzamos.

 

Su apartado gráfico cumple con creces, con efectos mejorados y coches y tramos perfectamente recreados y destacando sobre todo los circuitos urbanos. Sigue acarreando algunos problemas desu predecesor, pero no son nada que moleste a la hora de conducir.

 

El sonido de algunos coches es mejorable, pero en la mayoría está muy logrado y las canciones que acompañan al juego son muy variadas. Un juego muy recomendado para los amantes de los títulos de conducción y que no decepcionará a los seguidores de la saga

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información