Análisis | Vídeos | 09 ENE 2014

Max The Curse of Brotherhood - Análisis

Ya está disponible para Xbox One, el juego Max The Curse of Brotherhood, un nuevo título que se ha lanzado en descarga digital a través de Xbox Live, y que próximamente también llegará a Xbox 360.
Max The Curse of BrotherhoodPlay

Su historia nos relata como nuestro joven protagonista Max, está cansado de que su hermano pequeño Felix le desordene su habitación jugando con sus juguetes, por lo que buscará por internet un hechizo para hacerlo desaparecer, sin esperar eso sí, que el hechizo funcione, pero para su sorpresa se abrirá un portal mágico y una criatura monstruosa se llevará a su hermano a un mundo paralelo, por lo que Max no dudará en introducirse también en el con la intención de rescatarle.

 

Entrando en la jugabilidad, estamos ante un título de plataformas con un desarrollo bidimensional en scroll lateral, si bien tanto los personajes como los escenarios son en 3D, encontrándonos con una aventura en la que deberemos sortear toda clase de obstáculos y trampas.

 

Aunque por suerte Max contará con la ayuda de un rotulador mágico que le proporcionará un misterioso personaje y gracias a él tendremos la posibilidad de interactuar con el propio escenario dibujando por ejemplo plataformas y ramas que nos permitan seguir avanzando, o destruyéndolas cuando nos obstaculicen el paso, lo que se traducirá en tener que resolver un gran número de ingeniosos puzles, siendo estos últimos precisamente el mayor atractivo del juego.

 

En este sentido durante la partida usaremos bastante el método del ensayo y error, puesto que será habitual morir con frecuencia, aunque esto no supondrá demasiado inconveniente ya que siempre volveremos a reaparecer en el mismo punto en el que nos encontrábamos para así intentarlo una vez más.

 

Además a pesar de tratarse de un juego de desarrollo lineal, hay cierto margen para la exploración, ya que diseminados en los escenarios hay unos ojos con forma de plantas que deberemos ir arrancando quedando esto reflejado en un contador, pudiendo repetir siempre que queramos cualquier nivel ya superado para tratar de buscar los que nos hayamos podido dejar atrás y conseguir así completar la aventura al 100%.

 

Por lo demás os contamos que el manejo del personaje nos ha parecido bastante bueno, siendo su control muy fiable, algo que se nota especialmente en los saltos, los cuales son sencillos de calcular con exactitud, aunque por contra dibujar con el rotulador puede darnos algún que otro quebradero de cabeza cuando necesitamos usarlo con rapidez, como por ejemplo si estamos siendo perseguidos por un enemigo y no nos podemos permitir el más mínimo fallo.

 

Asimismo su apartado técnico nos gustado mucho, haciendo gala de una apariencia visual muy colorida y atractiva si tenemos en cuenta que se trata de un juego en descarga digital, siendo sobre todo el cuidado que se ha puesto a la hora de diseñar los escenarios lo que más ha conseguido llamar nuestra atención, sin olvidarnos tampoco de destacar las escenas cinemáticas que se irán intercalando en la aventura las cuales parecen estar sacadas de una autentica película de animación.


Mientras que a nivel sonoro es quizás donde más flojea el juego, ya que los efectos de sonido y las melodías musicales no pasan de lo meramente correcto, y en lo que respecta a las voces estas son muy escasas y además solo han sido dobladas en inglés, estando acompañadas eso si, de los correspondientes subtítulos español.

 

En resumen Max The Curse of Brotherhood es un título muy recomendable para cualquier aficionado a las aventuras de plataformas y resolución de puzles, el cual sin duda será muy bien recibido por muchos usuarios en el aún muy joven catalogo de juegos de Xbox Live para la nueva consola Xbox One, siendo su precio de 14,99 euros.

 

Sin embargo en el lado negativo, como suele suceder en los juegos destinado a descarga digital, su duración no es muy elevada, rondando las alrededor de 5 horas, a lo que hay que sumar que salvo en situaciones puntuales en donde alguna zona se nos puede atragantar un poco, resulta en general un título con una dificultad bastante asequible, siendo también otro detalle a comentar el que algunos de los poderes del rotulador de Max no se conseguirán desbloquear hasta bien avanzado el juego, lo que hace que los puzles más desafiantes e ingeniosos en los que podremos combinar todas nuestras habilidades, no lleguen hasta casi el final de la aventura, dejándonos con la sensación de que cuando el juego saca a relucir todo su potencial, es justo cuando esta a punto de acabar.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información