| Vídeos | 11 JUL 2013

State of Decay

Disponible en Xbox Live Arcade, el juego State of Decay es un nuevo survival horror que se ha lanzado en exclusiva para la consola de Microsoft.
Stay of Decay_analisisPlay

El argumento de State of Decay nos relata cómo la vida tal y como la conocíamos en la tierra ha llegado a su fin después de que una devastadora invasión zombi extinguiera casi por completo a la humanidad, mientras que los pocos supervivientes que aún quedan en pie luchan cada día para conseguir recursos con los que subsistir.

Entrando a comentar la jugabilidad, estamos ante un aventura en tercera persona aunque con la novedad de que en ella también se combinan ciertos elementos de estrategia e incluso de RPG, desarrollandose todo en un amplio mundo abierto por el que podemos movernos con total libertad y en el que no faltan tampoco ciclos completos de día y noche.

En este sentido, el objetivo del juego no es matar zombies sin razón alguna, ya que, de hecho, lo más recomendable será evitar el enfrentamiento si nos es posible, siendo nuestro cometido más importante el salir a explorar el mundo que nos rodea con el fin de encontrar recursos como comida, munición, material de construcción y medicinas que podamos llevar de vuelta a nuestro campamento base en el cual también habitan otros supervivientes que dependerán de nosotros para permanecer con vida, teniendo que preocuparnos ya no solo de su estado anímico sino también de entablar relaciones con los demás personajes y de mejorar la moral del grupo.

Además, de ese modo nuestra reputación irá aumentando, lo que nos permitirá poder enviar a otros personajes fuera del campamento en busca de recursos o incluso tomar su control directo alternando entre cualquiera de ellos con tan solo seleccionarlos. Precisamente esto último es algo a tener muy en cuenta, puesto que cada personaje posee sus propios atributos que potenciarán determinadas habilidades, como puede ser la resistencia, la destreza en el combate o la capacidad de llevar un mayor peso en el inventario.

Si bien también hay que tener presente que si un personaje muere lo hará para siempre, lo que nos obligará a no arriesgarnos innecesariamente más aún si tenemos en cuenta que el juego guarda la partida de forma automática, por lo que nunca podremos volver atrás. De hecho, el realismo llega hasta el punto de que si destrozamos algún vehículo de los muchos que hay diseminados por el mapa, éste igualmente quedará inutilizado para siempre, por lo que en todo momento se transmite la sensación de estar ante un verdadero juego de supervivencia en el que nuestras acciones siempre tienen consecuencias que, a la larga, nos podrían complicar las cosas hasta límites insospechados.

Asimismo, durante la aventura podemos realizar un gran número de misiones tanto principales como opcionales siendo posible subir de nivel a nuestros personajes y, según progresemos y hagamos aumentar los recursos de nuestro campamento, conseguiremos que más supervivientes se unan al grupo, además de poder ir mejorando nuestra base construyendo nuevas estructuras, como un taller, un jardín donde cultivar alimentos, una consulta médica, etcétera. Esto nos permitirá también levantar otros campamentos secundarios que nos faciliten el explorar con seguridad lugares más lejanos.

Por su parte, el sistema de combate es quizás algo simple, puesto que todos los ataques se realizan usando solo dos botones del mando, aunque por suerte la variedad de armas es bastante elevada. Es habitual en los juegos de zombis que las armas se vayan desgastando y rompiendo con su uso aunque, como ya hemos comentado, lo más recomendable es tratar de pasar desapercibidos evitando siempre hacer ruido que pueda atraer a los zombis o creando distracciones para que estos se alejen del lugar, habiendo para ello multitud de objetos que nos puede ser de utilidad, como por ejemplo, el tirar al aire unos petardos.

Sin embargo, llegados a este punto hemos decir que el apartado gráfico del juego no está todo lo pulido que nos hubiera gustado, ya que aunque en su realización se ha usado el CryEngine 3, salta a la vista que se trata de un título que se sitúa por debajo de las grandes superproducciones del género, pudiendo ver algunos fallos visuales como las brusquedad con la que se generan los fondos, que los personajes atraviesen en ocasiones algunos objetos e, incluso, pequeñas ralentizaciones puntuales, si bien todo ello no afecta demasiado a la jugabilidad, siendo un título que por su extensión y posibilidades está por encima de la media para lo que solemos ver normalmente en Xbox Live Arcade.

Aunque lamentablemente otro factor que juega en su contra es la ausencia de algún modo online cooperativo ya que por su planteamiento es un juego ideal para ello, resultándonos incompresible el que finalmente esta opción no haya sido tenida en cuenta.

En resumen, State of Decay es un título que nos ha parecido bastante ambicioso para tratarse de un juego en descarga destinado a Xbox Live, el cual incluso podría haber sido lanzado en formato físico de haberse pulido un poco más a nivel visual añadiendo elementos bastante originales a la temática Zombi, como es la gestión de todo un grupo de supervivientes, siendo un juego que en líneas generales, y a pesar de sus fallos, es muy divertido de jugar.

Si queréis darle una oportunidad, os confirmamos que su precio en el bazar es de 1.600 puntos Microsoft;  es decir, aproximadamente unos 20 euros al cambio. Además también se ha anunciado que algo más adelante también llegará a la plataforma PC.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información