Análisis | Vídeos | 13 MAR 2015

Vídeo análisis de Atelier Shallie Alchemists of the Dusk Sea

Koch Media y Koei Tecmo nos traen la tercera y última entrega de la saga Dusk, Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea, que está ambientada en un mundo que lentamente se acerca a su fin.
Atelier ShalliePlay

Su historia está protagonizada por dos personajes: Shallistera, hija de un líder tribal que se embarca en un viaje para salvar su tierra natal, o Shallotte, que lucha por el éxito de su tienda de alquimia tras heredarla de su padre. Son totalmente opuestas en personalidad y apariencia, pero ambas comparten el apodo de Shallie y tienen razones por las que emprender sus viajes. Aunque sus historias se desarrollan independientemente, llegado el momento las dos se encuentran, haciendo que las ruedas del destino comiencen a girar.

 

En esta entrega la historia se divide en capítulos y el momento en el que conocemos nuevos aliados que se unen a nuestro equipo varía según el personaje elegido. Para poder progresar tenemos que completar ciertas tareas, siendo bastante diferentes entre sí, y dependiendo de nuestras acciones podemos ver finales distintos. Ahora no hay un tiempo limitado para completar misiones, por lo que hay más libertad a la hora de afrontarlas.

 

Jugablemente es muy similar al resto de la saga, teniendo que explorar los escenarios y recolectar diferentes objetos para sintetizarlos y crear nuevos útiles. Una de las novedades es que ahora tenemos total control de la cámara dándonos la oportunidad de registrar más a fondo cada rincón de unos escenarios, siendo éstos más amplios que anteriores juegos de la franquicia. Dichos entornos, además, se adaptan a nuestras acciones. El material que recogemos a través de una misma fuente se puede agotar y, a cambio, volverse escaso y más cara su adquisición en tiendas. Ahora, al recolectar objetos, un pequeño medidor se va rellenando en la esquina superior izquierda, pudiendo hacerlo hasta tres veces. Éste nos permite activar eventos que nos sirven para luchar contra poderosos enemigos o encontrar reliquias entre otros. También existe un sistema de motivación, haciendo que consigamos más objetos cuanto más alta esté.

 

Durante la exploración de escenarios hay muchas acciones que se pueden realizar, conociéndose éstas como Field Actions, y sirven para recoger objetos que raramente aparecen. Shallotte puede limpiar con su escoba o pescar, mientras que Shallistera puede utilizar la Radiestesia gracias a su capacidad innata. Hay otras acciones que ambas pueden utilizar como la minería.

 

Todo este sistema adapta automáticamente la dificultad según las necesidades de los recién llegados, con la posibilidad de un estilo de juego más avanzado para aquellos jugadores que estén acostumbrados a la franquicia. A mayor dificultad mayor recompensa.

 

Los enemigos siguen siendo visibles por los escenarios, iniciándose las batallas al entrar en contacto con ellos. Si atacamos al enemigo llevamos la iniciativa en el combate, ocurriendo lo contrario si nos atrapan. Durante las batallas pueden participar hasta seis personajes, estando tres al frente y otros tres en la retaguardia, indicándose a la derecha el orden de turnos. Sólo pueden atacar y realizar habilidades los que se encuentran al frente aunque los de la retaguardia pueden apoyarnos, ya sea atacando o defendiéndonos. Esto permite realizar poderosas combinaciones que ayudan en combate.

 

Al atacar poco a poco rellenamos el medidor de Burst Mode, incrementando nuestro poder de ataque al completarlo. Para que sea más sencillo de rellenar podemos utilizar a los asistentes y realizar combos, además de utilizar poderosas habilidades que consumen MP. Hay combinaciones especiales y habilidades definitivas que sólo se pueden utilizar en este modo, siendo las más espectaculares y poderosas.

Las misiones se dividen en varios grupos, estando todas ellas reunidas en las Life Tasks. Este método se adapta a todo tipo de jugadores, llevando el estilo de juego que más les convenga. Aquí encontramos misiones de síntesis de objetos, de caza o realizar las peticiones de nuestros amigos entre otros. En el círculo central se encuentran las misiones principales y según las completamos se rellena poco a poco la silueta de nuestro personaje, lo que permite avanzar al siguiente capítulo cuando esté al 100%.

 

En la sede de la Cooperative Union podemos aceptar misiones secundarias, apareciendo más a medida que las completamos. Tras finalizarlas nos toca informar a Raoul, que nos recompensa con el premio indicado anteriormente. Si realizamos muchas nos ofrece otras nuevas de mejor calidad, aunque perderemos privilegios si las cancelamos.  De vez en cuando nuestros compañeros también hacen peticiones, desbloqueando nuevos eventos si las llevamos a cabo.

 

La síntesis vuelve a ser uno de los ejes centrales de esta entrega, teniendo que recolectar objetos para poder crear otros nuevos. El proceso se ha simplificado para hacerlo más accesible, señalándonos en todo momento cual podemos confeccionar. A medida que mejoramos nuestro nivel de alquimia aprendemos nuevos trucos que hacen que los resultados sean mejores, además de obtener en ocasiones nuevas recetas. La mayoría de estas recetas se consiguen al comprar libros en las tiendas, por lo que recomendamos visitarlas de vez en cuando.

 

Como no podía ser menos, nuestro equipamiento también es esencial para las batallas, pudiendo mejorarlo si visitamos a Miruca. Aquí podemos crear nuevo equipamiento o mejorar el existente, además de desmontar objetos para conseguir otros si lo creemos necesario. Desde el poblado también podemos asignar ciertos objetos a nuestro personaje principal para que los pueda utilizar en batalla, ocupando determinados espacios en nuestro inventario dependiendo del artículo seleccionado.

 

Gráficamente ha mejorado bastante, con entornos tridimensionales que podemos explorar a nuestro gusto gracias al control total sobre la cámara y una tasa de fotogramas mucho más estable que la de títulos anteriores. Sigue fallando en ciertas animaciones, expresiones y en las texturas de los escenarios, pero su apartado artístico es muy bueno. Destacan sobre todo las habilidades definitivas de cada personaje en combate.

 

Cuenta con melodías muy buenas, al igual que el resto de la saga, y selector de voces en inglés o japonés, destacando sobre todo el doblaje de éstas últimas. Los efectos de sonido están conseguidos.

 

En conclusión, Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea es una gran conclusión a la trilogía Dusk, con un sistema de combate mejorado y escenarios más amplios a explorar. El sistema de síntesis sigue siendo muy bueno, además de haberse simplificado para los recién llegados. Es un título bastante extenso, alargándose más si completamos el  juego con las dos protagonistas y sus misiones secundarias.

 

A pesar de la mejora, gráficamente sigue teniendo aspectos mejorables como las animaciones y expresiones faciales de los personajes o unos escenarios bastante simples, pero su apartado artístico es muy bueno. El sonoro destaca por encima de todo, con grandes melodías y un doblaje en japonés muy bueno.

 

Atelier Shallie agradará a todos los seguidores de la franquicia y amantes de los jrpg, aunque vuelve a llegarnos completamente subtitulado en inglés.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información