Análisis | Vídeos | 30 MAR 2015

Vídeo análisis de Battlefield Hardline

Ya está disponible Battlefield Hardline, la nueva entrega de la veterana y exitosa saga de Electronic Arts, que en esta ocasión da un giro a su habitual temática bélica, orientándose ahora hacia el género policíaco.
Battlefield HardlinePlay

Para ello el juego corre a cargo esta vez de la desarrolladora Visceral Games, y como viene siendo la tónica en las entregas más recientes, se nos ofrece en primer lugar un modo Historia para un jugador, cuya trama más concretamente nos pone en la piel de un detective de policía llamado Nick Mendoza quien se verá envuelto en un violenta guerra contra el crimen organizado, teniendo esta campaña una puesta en escena muy cinematográfica que busca imitar el estilo de una serie de televisión, abundando en ella todo tipo de clichés propios del género policiaco, viéndose además todo ello potenciando por el buen nivel del doblaje al español de las voces.

 

En este sentido la campaña nos propone ir superando una de misiones en forma de episodios, apostándose por una mecánica clásica aunque con escenarios bastante abiertos en lo que tendremos libertad de acción a la hora de decidir cómo afrontar cada situación, habiendo también algunos elementos muy originales como el hecho de poder sacar nuestra placa de policía para poder retener a un sospechoso, o directamente arrestarlo poniéndole las esposas, siendo esto algo que tiene bastante importancia ya que detener a un criminal y seguir el protocolo policial nos dará más puntos que si simplemente nos liamos a tiros, lo que a su vez nos permitirá ir adquiriendo mejores armas con las que equiparnos.

 

Asimismo el modo Historia añade ciertos elementos de infiltración y sigilo, pudiendo realizar acciones como lanzar casquillos para distraer la atención de los enemigos, o incluso como buenos detectives dedicarnos a buscar pistas por los escenarios utilizando un escáner, estando también presente como no podía ser de otro modo en un juego policial, frenéticas persecuciones en las que conduciremos algún vehículo.


Esta campaña ronda una duración aproximadamente de entre 8 y 10 horas de juego, aunque como ya habréis supuesto tratándose de un título de las saga Battlefield, puede considerarse algo meramente secundario e incluso prescindible en comparación con el que es el verdadero plato fuerte del juego, sus opciones a nivel Multijugador Online, siendo en ellas donde realmente reside la autentica diversión.

En este aspecto el juego nos vuelve a ofrecer una gran variedad de modalidades entre las que elegir, dándose soporte para partidas de hasta 64 jugadores y habiendo un total de 9 escenarios en los que jugar en los que viviremos intensos enfrentamientos entre policías y criminales.

 

Más exactamente las modalidades de juego son 8, siendo algunas de ellas ya clásicas en la saga como el Modo Conquista, o el modo Todos contra Todos por Equipos, aunque también tenemos otras bastante más originales que debutan por primera vez, como por ejemplo el modo Dinero Sangriento, donde cada equipo deberá apoderarse de un gran botín de dinero situado en el centro del escenario y llevarlo hasta su base, o el modo Atraco, el cual nos ha recordado a juegos como PayDay, ya que los ladrones deberán dar un golpe y escapar con el botín mientras que los policías deberán de impedirlo, sin el olvidarnos tampoco de mencionar el modo Puente, donde los vehículos toman el protagonismo ya que para ganar puntos hemos de apoderarnos de una serie de coches y conducirlos toda velocidad el mayor tiempo posible.

 

Por su parte también os contamos que como de costumbre cada bando vuelve a disponer de cuatro clases de personajes, tratándose en esta ocasión del Operador quien hace las veces de medico reviviendo a los compañeros del equipo, el Mecánico que posee la habilidad de reparar vehículos, el Especialista quien se encarga de reponer la munición, y el Tirador, siendo este último la clásica clase de francotirador.

 

Y precisamente en este mismo apartado algo nos ha parecido todo un acierto, es que ahora las armas y gadgets de cada una de las clases no se desbloquean en un orden predeterminado al ir subiendo de nivel como suele ser lo habitual, si no que durante las partidas iremos ganando dinero con el que poder comprarlas por nosotros mismo, pudiendo de esta forma adquirir primero las que más nos gusten, habiendo algunos utensilios nuevos en la saga que aportan grandes mejoras a al jugabilidad como un garfio arrojadizo con el que escalar fachadas, o una ballesta con la que podremos crear improvisadas tirolinas con las que desplazarnos rápidamente de un edificio a otro.

 

Asimismo también hemos de mencionar la gran variedad de vehículos que podremos pilotar durante las partidas, ya que si bien el cambio de temática a motivado que no estén presentes los tanques, aviones de combate y otros vehículos militares tan característicos de la saga, estos han sido sustituidos por coches patrulla, furgones de policía, todo terrenos blindados, helicópteros comerciales, e incluso vehículos civiles.

 

Además una curiosidad es que también es posible jugar en modo Hacker, el cual es el equivalente al Modo Comandante de Battlefield 4, donde ya sea desde el PC o incluso desde un tablet o smartphone, un jugador toma el papel del jefe de operaciones pudiendo dar órdenes a los líderes de patrulla así como llevar a cabo diversas acciones de apoyo observando toda la acción desde el aire por medio de un mapa esquemático. Aunque hemos de decir que esta opción sigue sin convencernos demasiado debido a sus grandes limitaciones, y de hecho la influencia del Hacker en la partida sele ser por lo general muy anecdótica, resultando también la mecánica algo aburrida.

 

Ya para terminar aún nos queda hablar del apartado técnico, tratándose de un titulo que luce sumamente bien, sobre todo en lo que a los escenarios se refiere, ya que estos poseen un alto nivel de destrucción, y también aprovechan las posibilidades del sistema Levolution gracias a la utilización nuevamente del motor Frostbite 3, aunque es justo decir que en líneas generales el nivel alcanzado no supera al visto en el propio Battlefield 4, con animaciones algo más toscas, texturas de menor calidad, y unas físicas menos logradas, siendo esto algo difícil de perdónale tratándose de un título que llega con la intención de tomar su relevo.


En conclusión, Battlefield Hardline supone un nuevo enfoque que trae todo un soplo de aire fresco a esta popular franquicia al tiempo que añade diversas novedades, aunque sí que por ello se hayan visto comprometidas las principales señas de identidad de la saga, siendo su divertido modo multijugador online lo que una vez más nos mantendrá enganchados a el por muchísimo meses, por lo que estamos convencidos que es un juego gustará a quienes ya ha disfrutado con las anteriores entregas de la serie.

 

Sin embargo en la parte negativa el juego no termina de estar a la altura de lo que hubiese cabido esperar en determinados aspectos, ya que su temática basada en policías y ladrones no ha sido del todo bien aprovechada, a lo que hay que añadir que tanto a nivel técnico como jugable no resulta un título tan impactante y redondo como lo fue hace un par de años Battlefield 4.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información