Análisis | Vídeos | 08 MAY 2014

Vídeo análisis de Child of Light

Desarrollado con el motor gráfico UbiArt Framework nos llega un épico RPG inspirado en los cuentos de hadas, Child of Light. A continuación en nuestro análisis os damos todos sus detalles.
Child of LightPlay

Su historia nos traslada hasta el extenso mundo de Lemuria, donde la misteriosa Reina de la Oscuridad ha robado el sol, la luna y las estrellas. Aurora, hija del duque de Austria en 1895 y nuestra protagonista, enferma y, al quedarse dormida, despierta en dicho mundo. Manejándola tendremos que regresar a casa, así como recuperar las tres fuentes de la luz, derrotar a la Reina de la Oscuridad y traer de nuevo la paz a Lemuria. Con la ayuda de su compañera, la luciérnaga Igniculus, y la de otros aliados poco comunes, Aurora se enfrentará a sus peores miedos para madurar.


Jugablemente nos encontramos con un RPG en dos dimensiones con un sistema de batalla por turnos, puzles, exploración de escenarios y un toque de plataformeo.


Durante la exploración nos desplazamos a pie o volando, teniendo que evitar diversas trampas que reducen nuestra vitalidad, pudiendo manejar a Igniculus con el stick analógico derecho para localizar diferentes secretos e interactuar con ellos. Los puzles son variados y entretenidos, siendo la mayoría de ellos bastante sencillos. Como no podía ser menos existen diferentes cofres y tesoros escondidos, habiendo unos coleccionables llamados Confesiones.


Las batallas no son aleatorias, pudiendo ver en todo momento a los enemigos por los escenarios y entrando en combate si contactamos con ellos. Éstos nos pueden atacar, ya sea cuerpo a cuerpo o desde la distancia, lo que hace que el combate comience con una emboscada enemiga. Si por el contrario somos nosotros los que los sorprendemos por la espalda, podemos lanzar el primer ataque.


Durante los combates lo primero que encontramos es una línea de tiempo que detalla los turnos, indicando la parte azul la espera y la roja cuando podemos actuar. Cada acción tiene un coste de tiempo, lo que hace que los iconos de nuestros personajes se desplacen de izquierda a derecha con mayor o menor rapidez. Como en la mayoría de RPGs, las acciones a realizar son atacar, defender, magia o utilizar algún objeto de nuestro inventario.


Los enemigos finales no podían faltar en esta aventura, añadiendo variedad, espectacularidad y estrategia a las batallas.


A medida que ganamos combates obtenemos objetos y experiencia que nos permite aumentar nuestro nivel, además de ganar un punto de habilidad para mejorar los atributos de nuestros personajes o aprender nuevos movimientos de los árboles de habilidades.


Existen unas piedras llamadas Oculis, siendo éstas el único equipamiento, que podemos utilizar para obtener diferentes ventajas dependiendo de su color. Mediante una especie de sistema de alquimia, al que accedemos directamente desde el menú, podemos combinarlas para dar lugar a otras más poderosas.


En los pequeños poblados podemos conversar con sus habitantes para obtener misiones secundarias que alargan algo la vida del juego, aunque no son muy numerosas.


Igniculus es una parte fundamental de la aventura, ya que tiene varios usos. Nos permite interactuar con ciertas zonas del escenario para localizar esferas de colores que recuperan vitalidad o magia, resolver puzles mediante el uso de su luz y detener a los enemigos durante la exploración para evitarlos o sorprenderlos para tener la primera acción en los combates. Durante las batallas también puede interactuar con el entorno para conseguir más vitalidad o magia, así como ralentizar el avance de los enemigos en la línea de tiempo y recuperar energía de nuestros personajes. Al realizar acciones Igniculus va perdiendo vitalidad, por lo que tenemos que recoger esferas para que se recupere, aunque no hay que abusar de su poder.


Child of Light cuenta con un modo cooperativo local, donde uno de los dos jugadores maneja a Igniculus para servir de apoyo al personaje principal.


El juego es bastante sencillo en su dificultad normal, por lo que recomendamos comenzar en difícil, adaptándose sus dificultades a todo tipo de jugadores. Cuando completamos la aventura, además, aparece una Partida Nueva + que nos permite conservar lo obtenido al finalizar la aventura y aumentando el poder de los enemigos.


Aunque su traducción al castellano es bastante buena con diálogos escritos en verso, pierden algo de gracia al intentar cuadrarlos con los textos originales.


Gráficamente es un título muy llamativo en todos sus aspectos, con un apartado artístico soberbio. El motor gráfico le ha permitido a la compañía realizar ilustraciones vivas, tanto en personajes como en sus espectaculares escenarios. Se mueve con muchísima fluidez en todas las plataformas, además de funcionar a 1080p en consolas de nueva generación y PC. Sus tiempos de carga entre pantallas son bastante cortos.


El sonoro también goza de una grandísima calidad, con melodías que se adaptan en todo momento a las distintas situaciones que se dan durante toda la aventura y la voz de la narradora en completo castellano, ya que el resto de los personajes no cuentan con voces, tan solo subtítulos. Los efectos también están muy conseguidos.


En conclusión, Child of Light es un juego que a simple vista entra por los ojos debido a su estupendo diseño artístico y gráfico, siempre acompañado de melodías que armonizan a la perfección con lo que vemos. La fluidez y los controles simples hacen que sea muy sencillo de manejar.


Su sistema de batalla por turnos es de estilo clásico, aunque aporta algunas novedades y curiosidades que lo hacen muy ameno, divertido y estratégico. La incorporación de Igniculus para realizar ciertas acciones le dan variedad a su jugabilidad, ya sea para la exploración de escenarios o en los puzles.


La historia y sus personajes son bastante mejorables en algunos aspectos, pero por su precio es un juego altamente recomendable para los amantes de las aventuras y los RPGs por turnos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información