Análisis | Vídeos | 19 MAY 2014

Vídeo análisis de Demon Gaze

Tags: PS Vita
Demon Gaze, el nuevo RPG de mazmorras de Kadokawa Games y Nippon Ichi, ya se encuentra disponible en nuestra región. En nuestro análisis, que podéis encontrar a continuación, os contamos todos sus detalles.
Demon GazePlay

Su historia nos pone en el papel de Oz, que ha olvidado ciertos recuerdos de su pasado y despierta para encontrarse a sí mismo en Misred, una tierra maldita en la frontera occidental del mundo. La tierra ante él contiene muchos laberintos con tesoros y peligros por igual. Sin saber a dónde más ir o qué hacer, Oz decide tomar las armas para conseguir artefactos y ganarse la vida en este mundo que parece tan nuevo para él. Un día, tendrá que enfrentarse a su pasado, pero hasta entonces, no tiene más remedio que confiar en aquellos que tiene a su alrededor y en sus habilidades recién descubiertas como Demon Gazer, que le permite capturar demonios y utilizarlos.


El héroe es personalizable desde el comienzo, pudiendo elegir entre otros diseños, raza, clase y sus voces, aunque esto no afectará al argumento del juego ya que nos seguirán tratando como si mantuviéramos el diseño principal.


Su jugabilidad es la misma vista en otros RPG de mazmorras, desarrollándose todo desde una perspectiva en primera persona y con combates por turnos que en su mayoría aparecen manera aleatoria. Nos desplazamos por casillas que, aunque no aparecen como tal, el diseño del escenario nos da cierta idea. Con el stick analógico izquierdo manejamos al personaje, con el botón cuadrado aumentamos el mapa para consultar nuestra localización, triángulo para acceder a los menús y círculo para leer las indicaciones que dejan otros jugadores.


Nuestro objetivo principal es el de conquistar localizaciones dentro de las mazmorras para conseguir mejores objetos y equipamiento, además de atraer al jefe final haciéndole salir de su escondite. Para ello tenemos que encontrar lugares marcados con una señal en los que, utilizando objetos que hayamos recogido por el camino, nos enfrentamos a rivales para conquistar la zona. Una vez derrotados obtenemos armamento u objetos dependiendo de lo que hayamos sacrificado anteriormente, además de poder guardar la partida en ese lugar y cambiar entre los demonios que hayamos capturado.


Encontrar estos lugares no es una tarea sencilla, ya que hay puertas ocultas y zonas que sólo son accesibles utilizando cierto tipo de demonio como, por ejemplo, Chronos, que permite pasar volando por zonas que de otra forma nos causan daño. También hay cristales que nos desplazan a nuevas zonas tras cumplir ciertos requisitos.


Su sistema de batalla es muy simple, contando con hasta cinco personajes a manejar contra diversos enemigos que se sitúan en diferentes dimensiones, teniendo que elegir entre atacar, defender, seleccionar una habilidad o utilizar objetos. Oz además tiene la habilidad de convocar a los demonios que hemos capturado, ofreciendo estos diferentes ayudas como un mayor ataque, defensa o curación durante los combates. Hay que tener mucho cuidado con el abuso de estos, ya que pasado un tiempo se enfurecen y atacan a enemigos y aliados sin hacer ningún tipo de distinción.


Algo que no nos ha gustado es tener que ir pulsando el botón cada vez que aparece un texto al realizarse una acción, cosa bastante prescindible y que acaba cansando.


A medida que ganamos batallas, obtenemos dinero, objetos y experiencia que nos permite aumentar el nivel de nuestros personajes para aprender nuevas habilidades y mejorar las características de los mismos.


La posada es nuestra base, donde podemos comprar, vender o mejorar equipamiento, alquilar habitaciones para conseguir nuevos compañeros que creamos a nuestro gusto u obtener misiones, ya sean principales o secundarias, en el salón, entre otras muchas cosas.


La personalización de nuestro grupo es uno de los puntos fundamentales del juego, eligiendo entre más de 90 ilustraciones de personajes diferentes, 5 razas y 8 clases diferentes, permitiendo crear un grupo ideal a nuestra medida para explorar sin miedo las enormes mazmorras. Por si fuera poco podemos utilizar objetos especiales para adquirir habilidades de otras clases, maximizando el potencial de los protagonistas en batalla y aumentando sus posibilidades de supervivencia.


Aunque gráficamente está bastante anticuado y es muy mejorable, las ilustraciones de los personajes son muy buenas. Nos hubiera gustado que tuvieran algún tipo de animación, al menos para los movimientos más conseguidos. Todas las conversaciones muestran a los personajes con cuadros de texto, al igual que lo visto en las novelas visuales tan famosas en Japón.


Su apartado sonoro cuenta con canciones muy genéricas y poco variadas, siendo la mejor de todas la principal. Como curiosidad, tanto las voces como los textos están en inglés o japonés, pudiendo cambiarlas en cualquier momento del juego y alternarlas entre sí. Los efectos cumplen sin más.


En conclusión, Demon Gaze es un RPG de mazmorras bastante entretenido en cuanto se comprende su mecánica. El objetivo principal es combatir para conquistar territorios, mejorando a nuestros personajes con nuevo armamento y habilidades. La historia mejora según avanza, aunque para comprenderla tenemos que manejar bien el inglés. Su dificultad, incluso en la más sencilla, puede ser no apta para los que no estén acostumbrados a este tipo de juegos.


Gráficamente deja mucho que desear, aunque artísticamente es muy llamativo en el diseño de personajes y los escenarios en dos dimensiones. La banda sonora también es muy mejorable, aunque por lo menos cuenta con las voces originales en japonés.


Un título que recomendamos a los amantes de los RPGs de mazmorras que busquen un buen desafío, aunque el idioma puede echar para atrás a muchos de ellos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información