Análisis | Vídeos | 25 NOV 2014

Vídeo análisis de Far Cry 4

Ubisoft pone a la venta Far Cry 4 para la nueva generación de consolas y PC, donde nos trasladamos hasta un paraíso sumido en la tradición y la violencia.
Far Cry 4Play

Ubisoft pone a la venta Far Cry 4 para la nueva generación de consolas y PC, donde nos trasladamos hasta un paraíso sumido en la tradición y la violencia. 

 

Su historia nos lleva hasta Kyrat, un país ficticio que se encuentra oculto entre las imponentes cumbres del Himalaya. Aquí nos ponemos en el papel de Ajay Ghale, un joven que vuelve a su país de origen para cumplir el último deseo de su madre. Ella huyó hace 25 años de la guerra civil en Kyrat y nos ha pedido que volvamos para esparcir sus cenizas. Lo que no nos contó es que nuestra familia, los Ghale, originó una rebelión que sigue luchando, una guerra contra el déspota Pagan Min, autoproclamado rey.

 

Mientras exploramos y descubrimos más cosas sobre Kyrat, nos veremos involucrados en la rebelión con la Senda Dorada, siguiendo los pasos de nuestros padres. Los rebeldes están preparados, pero su liderazgo está dividido y, a través de nuestras acciones, tomamos decisiones que conducirán a la Senda Dorada hacia la liberación de Kyrat, ya sea apoyando a Sabal, quienes se aferran a sus principios para traer la estabilidad a su pueblo, o a los Amita, que quieren traer la prosperidad a Kyrat a cualquier precio. Esto desembocará en diferentes finales, lo que hace que sea un título muy rejugable.

 

Jugablemente nos encontramos ante un shooter en primera persona con muchas posibilidades. Gracias a la gran variedad de armas podemos optar por estilos de juego diferentes, ya sea pasando a la acción directa o utilizando el sigilo para dar caza a los enemigos estratégicamente, aunque en ocasiones no nos quedará más remedio que pasar directamente a la acción. Contamos con un medidor de detección que se va llenando cuando los enemigos nos ven y, si se llena y parpadea, significa que nos han localizado. Para ser menos visibles podemos ir agachados, haciendo menos ruido al desplazarnos, o lanzar piedras hacia otras zonas que causarán distracciones.

 

El protagonista tiene una cámara que le permite localizar a los enemigos y a los animales quedando éstos marcados, lo que hace que podamos seguir sus movimientos incluso a través de las paredes.

Nuestro personaje tiene muchas habilidades como cazar, lanzar cuerdas equipadas con ganchos para balancearnos y cruzar pequeños tramos, deslizarse por tirolinas, o pilotar vehículos entre muchas otras, ofreciendo una experiencia muy rica en exploración. Mientras conducimos podemos disparar, optando por hacerlo manualmente, manejando el vehículo mientras apuntamos y dispararnos, o conduciendo de forma automática, haciendo que sea más sencillo apuntar hacia el lateral o la parte trasera del vehículo sin que nos estrellemos.

 

Hay muchas misiones secundarias, todas muy variadas y divertidas, teniendo que conquistar puestos para realizar viajes rápidos y defenderlos de los ataques enemigos o subir a lo alto de un campanario para conseguir toda la información de los alrededores al más puro estilo de la saga Assassin´s Creed entre muchas otras. Si además ayudamos a los lugareños puede que en un futuro nos echen una mano contra los guerrilleros.

 

En Far Cry 4 encontramos otros peligrosos enemigos no humanos, como una abundante fauna que va desde leopardos hasta rinocerontes. Estos animales nos sirven para obtener recursos con los que mejorar distintos aspectos si conseguimos darles caza o ayudarnos de varias formas diferentes en nuestra lucha por liberar Kyrat. Por poner un ejemplo, podemos montar un  elefante para utilizar su fuerza bruta contra los enemigos y sus vehículos. Si utilizamos cebos y se los lanzamos a los enemigos podemos hacer que estos animales los ataquen, dándole más variedad y diversión a los combates.

 

Para explorar su enorme mundo podemos utilizar vehículos como el girocóptero, con el que localizamos la posición del enemigo en el campo de batalla, el traje alado, lanzándonos en picado atravesando los diferentes parajes, o un gancho, que podemos anclar en diferentes puntos de los escenarios para escalar, entre muchos otros. Todos son muy variados y nos dan diferentes formas de afrontar las misiones.

 

A lo largo de nuestro viaje encontramos tiendas en las que, con el dinero obtenido, podemos comprar armas, ya sean a una mano, dos o únicas, objetos, munición o mapas que nos ayudan a guiarnos por sus extensos parajes. También existen otros mapas que nos revelan la ubicación de diversos objetos y botines, siendo muy útiles para la aventura.

 

A medida que obtenemos experiencia podemos usarla para aprender nuevas habilidades que se dividen en dos ramas: El Tigre, orientado a las habilidades relacionadas con el sigilo, y El Elefante, que se centra más en la acción.

 

El juego cuenta además con un modo cooperativo en el que un segundo jugador puede participar en cualquier momento, haciendo que la experiencia sea mucho más divertida y enriquecedora al ofrecer distintas opciones estratégicas, aunque no pueden jugarse las misiones principales. También cuenta con un competitivo en el que se enfrentan cinco guerrilleros, equipados con diferentes armas de fuego y vehículos, contra cinco guerreros, con armas más pensadas para el sigilo y que cuentan con el apoyo de los animales. Hay tres modos de juego diferentes: uno en el que conquistar zonas, otro de hacerse con una ubicación e intentar mantenerla el mayor tiempo posible, y una especie de captura la bandera, con diez mapas disponibles y la posibilidad de crearlos nosotros mismos con su editor de niveles.

 

Su apartado gráfico es muy bueno, siendo técnicamente muy fluido y con un diseño artístico espectacular y plagado de detalles. Cuenta con algo de popping  y dientes de sierra, pero son casi imperceptibles y no estropean el gran resultado final.

 

En el sonoro encontramos grandes melodías, variadas y muy acordes con cada momento de la aventura, aunque destaca sobre todo la soberbia ambientación y un doblaje en castellano bastante bueno para cada uno de los personajes.

 

Far Cry 4 es un título tremendamente divertido y con una gran cantidad de posibilidades jugables. Su duración es muy extensa, debido a su variedad y cantidad de misiones y a los diferentes caminos a tomar en su historia. Quizás su argumento no es muy profundo, aunque se compensa con su lado jugable. El multijugador es muy entretenido, destacando sobre todo el modo cooperativo.

 

Gráficamente es muy bueno en cada uno de sus apartados, con una espectacular dirección artística y entornos variados, siendo su tasa de fotogramas bastante estables. Tanto la banda sonora como el doblaje son muy buenos, estando un peldaño por encima la ambientación.

Si os gusta la saga, Far Cry 4 ofrece lo mismo pero elevado a otro nivel, con montones de tareas que os mantendrán enganchados durante mucho tiempo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información