Análisis | Vídeos | 01 SEP 2015

Vídeo análisis de Gauntlet Slayer Edition

Tags: PS4
Tras su paso por PC, llega a PlayStation 4 Gauntlet Slayer Edition, la nostálgica Aventura de Mordok. Gauntlet es un título de acción con toques de RPG, remake del juego con el mismo nombre que debutó en arcades en 1985.
Gauntlet Slayer EditionPlay

Durante décadas, necios aventureros han sido tentados con la promesa de incontables tesoros en lo profundo de Gauntlet, pero ninguno de ellos ha salido con vida. EL corrupto hechicero Morak conjura esbirros y tortuosas trampas en contra de los posibles campeones y los provoca en su recorrido. Pero un nuevo grupo de héroes busca triunfar donde otros han fallado. Dichos héroes son cuatro viejos conocidos de la franquicia: Thor el Guerrero, Thyra la Valkiria, Questor el Elfo y Merlín el Mago. Cada uno de ellos sus propios motivos para entrar en Gauntlet pero todos comparten un mismo objetivo, sobrevivir y reclamar el gran premio.

El Guerrero, Thor, se especializa en ataques cuerpo a cuerpo y utiliza su fuerza bruta para abrirse camino entre sus enemigos, algo muy útil para bestias rápidas. Además puede utilizar un ataque giratorio que lo convierte en un tornado mortal. El Elfo, Questor, es muy veloz y hábil con el arco y sus flechas, lo que lo hace de él un estupendo atacante a distancia. Puede lanzar una descarga de flechas sobre las hordas de monstruos, una fecha letal o flechas con puntas explosivas para acabar con un grupo de atacantes. También realiza volteretas que le permiten esquivar ataques y trampas. La Valkiria, Thyra, maneja una lanza y un escudo para ajusticiar a todos aquellos a los que considera indignos. Tiene ataques letales como la pulverizante carga frontal y usa su escudo para pasar a través de varios enemigos. Cuando lleva su escudo, puede desviar los ataques directos y contrarrestar con un empujón. Por último tenemos al Mago, Merlín, que gracias a su magia puede destrozar adversarios con una poderosa bola de lava ardiente, atraparlos en un oscuro hoyo arcano o electrificarlos.

Jugablemente todo se desarrolla desde una vista cenital, conservando el toque arcade visto en anteriores juegos de la saga, teniendo que enfrentarnos a montones de niveles plagados de enemigos, encontrando mazmorras laberínticas de diferentes tipos y dividiéndose en varios niveles de dificultad. Aquí se conservan algunos elementos de la franquicia, como tener que localizar llaves para acceder a nuevas zonas o destruir generadores de enemigos. Como novedad, ahora nos toca huir incluso de la propia muerte, que nos perseguirá en determinados momentos de la aventura y a la que no podemos dañar.

Con el stick analógico izquierdo nos desplazamos, mientras que con el derecho apuntamos y disparamos. Dependiendo del personaje elegido contamos con una serie de habilidades que podemos activar con los botones L y R, recargándose éstas pasado un tiempo. También encontramos objetos de uso limitado.

En los escenarios en ocasiones localizamos objetos como barriles explosivos o comida para recuperar la salud. Hay que tener cuidado, ya que si le disparamos  a la comida la perderemos, y la explosión de los barriles puede volverse en nuestra contra. También hay paredes algo dañadas que se pueden destruir con explosivos, dándonos acceso a lugares ocultos con jugosas recompensas.

Las mazmorras se dividen en niveles y, entre ellas, podemos gastar el dinero conseguido durante la aventura. Aquí podemos comprar diferente equipamiento, ya sea para que nuestro personaje se vuelva más poderoso o simplemente para cambiar su aspecto. También se nos permite cambiar de personaje entre zonas. Se suelen encontrar varios tipos de mazmorras: las normales en las que avanzar acabando con enemigos y resolviendo puzles, otras iguales pero además huyendo de la muerte, pequeñas misiones donde enfrentarnos a grandes hordas de enemigos en una misma sala y los enfrentamientos con los poderosos jefes finales.

Al estar orientado el juego hacia el cooperativo, no podía faltar el modo multijugador hasta para cuatro jugadores, pudiendo disfrutarse tanto de manera online como local. Este funciona realmente bien, pudiendo jugar de manera individual y que otros compañeros se unan poco a poco sin ningún tipo de ralentización. Además de ser un título cooperativo también existe algo de competitividad, ya que el que consigue más oro durante el nivel es recompensado con aún más, por lo que existe una guerra interna por conseguir tesoros. El acabar con una mayor cantidad de enemigos y conseguir logros también nos proporciona ventajas sobre nuestros competidores. Da igual cuantos personajes participen en una partida, éstos comparten las mismas vidas, algo que no nos ha gustado demasiado.

Entre los modos de juego, además de la campaña, encontramos el modo Infinito, donde tenemos que avanzar todo lo que podamos por un laberinto interminable para conseguir la mejor puntuación, generándose éste proceduralmente, lo que hace que cada partida sea distinta. También está el Coliseo, donde encontramos desafíos diarios que proporcionan jugosas recompensas y en el que podemos participar junto con nuestros amigos.

Gráficamente es un título bastante bueno, con escenarios amplios y detallados, buenos efectos y elementos destructibles. La iluminación está muy conseguida, jugando un papel esencial en determinados puntos de la aventura. Por poner alguna pega, quizás los personajes no están tan logrados y la cámara no siempre está situada en la mejor posición para seguir la acción, sobre todo cuando hay más de un jugador.

Su banda sonora no está nada mal, con temas que se adaptan a las distintas situaciones. La ambientación también está muy bien recreada, sintiendo la presión en los lugares más oscuros. El doblaje, en inglés, es bastante bueno, y las voces nos indican cuando nuestro personaje se encuentra en problemas. Cuenta con subtítulos en castellano para que podamos seguir la trama a la perfección.

En conclusión, Gauntlet Slayer Edition es un juego tremendamente divertido, más si jugamos con otros compañeros. El deseo de superar cada nivel y la competitividad por conseguir la mayor cantidad de oro hace que nos mantengamos enganchados en todo momento. Su historia es bastante simple, pero lo compensa con una jugabilidad muy buena. Es una pena que no exista un sistema de progreso para los personajes y que no haya más habilidades.

Su apartado gráfico cumple con creces, no encontrando ningún tipo de ralentización. Aunque la cámara de vez en cuando no ofrece el mejor ángulo de visión. El sonoro es muy bueno, tanto por sus melodías como por su ambientación, efectos y voces.

Un título que disfrutaréis mucho los jugadores a los que os gusten los cooperativos, siendo más un juego arcade que un RPG.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información