Xbox | Vídeos | 31 AGO 2015

Vídeo análisis de Gears of War: Ultimate Edition para Xbox One

Tags: Xbox One
Gears of War, una de las sagas insignias de Microsoft da el salto a Xbox One con la llegada de Gears of War: Ultimate Edition, la remasterización de la primera entrega que supuso el inicio esta exitosa franquicia.
Gears of War Ultimate EditionPlay

Más concretamente Gears of War fue lanzando originalmente en el año en el año 2006 para la por aquel tiempo flamante Xbox 360 marcando todo un punto de inflexión en los juegos de la pasada generación, trasladándonos su argumento hasta el planeta Sera, un lejano mundo que había sido colonizado por los humanos, aunque cuando todo parecía ir bien fueron atacados por los Locust, una raza de seres que habitaba bajo la superficie, y que aniquilaron a la mayor parte de la humanidad durante su primer ataque, siendo esa catástrofe conocida como el Día de la Emergencia.

Con este trasfondo la trama comienza 14 años después del fatídico día E, poniéndonos en la piel de Marcus Fenix, un soldado de la CGO, que es reinsertado en el ejército tras haber pasado 4 años en prisión, uniéndose de esta forma al escuadrón Delta en el que formará equipo con su buen amigo Dominic Santiago, teniendo que llevar a cabo una peligrosa misión en la que se adentraran tras las líneas enemigas con el objetivo de colocar una bomba de masa ligera en el mismo corazón de las fuerzas Locust.

Por su parte respecto a la jugabilidad, como ya la mayoría sabréis estamos ante un intenso shooter de acción en tercera persona el cual nos ofrece un desarrollo lineal dividido en diferentes fases que hemos de ir superando a través de varios capítulos, tratándose de un título que creó escuela en el género, ya que muchos shooter posteriores imitaron diversos elementos de su mecánica, como por ejemplo el aprovechamiento del uso de las coberturas.

Una vez resumido lo que ya conocíamos del juego, pasamos a centrarnos en las mejoras que incluye esta remasterización, empezando por supuesto por la más evidente, su renovado apartado gráfico, ya que ahora todo se muestra a 1080p ofreciéndosenos una nitidez bastante superior a la original.

Aunque esta remasterización no solo se conforma con ello, ya que también se ha mejorado la calidad de las texturas, los efectos de iluminación y otros detalles, haciendo que el ya de por sí gran acabado artístico que el juego mostraba en su día resplandezca ahora más que nunca, permitiéndosenos casi ver los escenarios de una nueva forma, y eso no es todo ya que el sistema de control también ha sido algo más pulido en su salto a Xbox One.

Asimismo otro detalle que nos ha gustado es que las escenas cinemáticas que se intercalan a lo largo de la aventura ha tenido igualmente su correspondiente lavado de cara para la ocasión, adaptándose perfectamente a la nueva resolución, lo que es muy de agradecer si tenemos en cuenta que el retoque de las cinemáticas normalmente suele ser uno de los elementos a los que menos atención se presta en este tipo de remasterizaciones.

Todo ello da como resultado un excepcional trabajo de puesta al día que hace que al jugar Gears of War: Ultimate Edition no tengamos en ningún momento la sensación de estar ante un título que fue creado hace casi una década, si no ante un juego que poco o nada tiene que envidiar a las producciones actuales de Xbox One.

Siguiendo con el apartado de las novedades, otro añadido importante a mencionar es que la campaña del juego, que como recordareis también puede ser jugada de forma cooperativa por dos jugadores tanto en local como a través de internet, cuenta con los 5 capítulos adicionales que estuvieron destinados a la versión de PC lanzada en 2007, y que hasta ahora jamás habían visto la luz en consola, ampliándose así la historia con 90 minutos adicionales.

A todo ello hay que sumar que la vertiente multijugador online competitiva, la cual siempre fue uno de los principales reclamos del juego también ha sido potenciada, y de hecho es la parte que mejor parada ha salido en esta resmasterización, encontrándonos con un total de 19 mapas incluyéndose todos los escenarios descargable de la versión Xbox 360 y los exclusivos de PC, disponiendo también de un total de 6 modalidades en las que jugar, más de las que incluía el juego original, dándose soporte en todos los casos para partidas de hasta un máximo de 8 usuarios en servidores dedicados.

Además también se han añadido 17 nuevos personajes extraídos de Gears of War 3 que iremos obteniendo al progresar en el modo online, y se han incluido algunas opciones que igualmente estaban presentes en el citado titulo, siendo un dato importante a destacar el hecho de que mientras que en el modo campaña se ha mantenido la tasa original de 30 imágenes por segundo, en el modo online la cifra ha sido aumentada hasta los 60 frames.

Ya para terminar hemos de mencionar que esta remasterización cuenta con el mismo doblaje al español y efectos de sonido que ya disfrutamos en su día, aunque ahora se nos permite optar por una calidad de audio Dolby 7.1. Además como guinda final el juego nos ofrece otros extras entre los que se incluyen nuevos logros de Xbox Live, y una Galería de arte con diseños y cómics que podremos ir desbloqueando.

En resumen, Gears of War: Ultimate Edition es todo un ejemplo de lo que debe ser una buena remasterización, siendo de alabar el gran trabajo realizado para dotar a este gran clásico de los videojuegos de un renovado lavado de a cara acorde a lo que cabría esperar de una consola como Xbox One, tratándose de un título que a pesar de tener ya 9 años a sus espalda, continua siendo a día de hoy tan divertido y jugable como siempre, habiendo soportado muy bien el paso del tiempo.

Aunque es justo decir que al tratarse de una remasterización está sobre destinado a quien no tuviera ocasión de disfrutar con el primer Gear of War, pudiendo hacerlo ahora de la mejor forma posible,mientras que los usuarios que ya lo jugaron en Xbox 360 o incluso en PC, tendrán que sopesar si todas las mejoras añadidas son suficientes para hacerse con esta nueva revisión del juego, siendo quizás en este caso el principal reclamo, las muchas horas de diversión que os volverá a ofrecer su adictivo modo online. Además algo que sin duda terminará por convencer a muchos es que si os hacéis con el tendréis acceso garantizado a la futura beta Gears of War 4 que se lanzará en Xbox One el próximo año.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información