Análisis | Vídeos | 11 JUN 2015

Vídeo análisis de Guilty Gear Xrd - Sign -

Arc System Works nos trae Guilty Gear Xrd - Sign -, un título de lucha tridimensional que simula el estilo del juego 2D con batallas frenéticas.
Guilty Gear XrdPlay

Su historia nos lleva hasta un mundo al que le ha sido declarada la guerra por Ramlethal Valentine.  Aunque la chica solitaria lanzó este reto, nadie la tomó en serio. Esto la llevó a atacar y prácticamente destruir la capital de los Reinos Unidos de Illyria, lo que fue conocido como el “Incidente Baptisma 13”, siendo también llamado Valentine. Para conocer la verdad, las naciones del mundo se vieron obligadas a levantarse y tomar medidas.

 

Sol Badguy y sus compañeros, que descubrieron la verdad sobre ella, capturaron con éxito a Ramlethal con la ayuda de alguien que decía ser su hermana, Elphelt Valentine. Pero el Cradle de repente apareció en el cielo de Babilonia casi al mismo tiempo. Dicha historia es exclusiva de la versión de consolas y se desarrolla tras el modo Arcade, por lo que no daremos más detalles para no revelar la trama.

 

Jugablemente estamos ante un título de lucha frenético bidimensional, aunque los personajes y escenarios están creados tridimensionalmente. Sus controles son muy ágiles e intuitivos, contando cada personaje con sus propios movimientos bien diferenciados. A pesar de tener tan sólo 15 luchadores (con 2 más mediante DLC), son muy diferentes entre sí, haciendo que la experiencia jugable con cada uno de ellos sea totalmente única.

 

Como viene siendo habitual, realizar grandes combos es sencillo de aprender pero difícil de dominar. Para ello podemos lanzar un potente golpe a nuestro rival y mandarlo horizontal o verticalmente. Cada personaje cuenta con una gran variedad de ataques especiales y usarlos con cabeza puede ser la clave para la victoria. Estos ataques no consumen barra de tensión aunque hay otros movimientos más poderosos conocidos como Overdrives que si lo hacen, causando un daño devastador cuando conectan con el oponente y siendo muy espectaculares de ver.

 

Si estamos recibiendo mucho daño por un gran combo o simplemente como defensa siempre existe la posibilidad de utilizar el Psych Burst, que crea un escudo que lanza lejos al rival gastando el medidor Burst y, si tiene éxito, rellena al máximo el medidor de tensión, lo que nos permite utilizar técnicas más poderosas. Cuando usamos un movimiento especial y queremos detenerlo por cualquier complicación en el combate, contamos con el Roman Cancel, lo que abre un gran abanico de posibilidades estratégicas. También repelemos los ataques del oponente con el Blitz Shield durante un breve periodo de tiempo, lo que nos da la oportunidad de lanzar contraataques y evitar que nos arrinconen. Al defendernos se rellena poco a poco un medidor que, de llegar a completarse, destroza la barrera y nos provoca un gran daño. Si por casualidad dos ataques chocan simultáneamente puede activarse el Danger Time, rompiendo la balanza a favor del que consiga el primer impacto y dándole la oportunidad de asestar un devastador combo.

 

Por último, pero no por ello menos importante, está la Muerte Instantánea. Para realizar el ataque más poderoso del juego tenemos que activar nuestro medidor de tensión en el momento que deseemos, contando con tanto tiempo para realizar el ataque como hayamos rellenado el medidor. Si este ataque acierta acabamos con el oponente al instante con una espectacular escena, pero si falla perdemos el medidor de tensión durante todo el combate. Este movimiento es muy útil cuando nos encontramos en una situación desesperada, aunque es cierto que desequilibra los combates.

 

Los modos de juego también son muy variados. Por un lado tenemos el modo Batalla, que se divide a su vez en Arcade, donde cada personaje cuenta con su propia historia y disputamos ocho combates con personajes controlados por la CPU, Versus, para combatir contra amigos de manera local o practicar en combates, y M.O.M., un modo de juego en el que luchamos a través de un mapa especial con oponentes controlados por la CPU. En éste último conseguimos medallas con las que podemos mejorar a nuestro personaje, pudiendo utilizarlo posteriormente en el modo online Player Match y luchar contra otros jugadores de similares características.

 

Después le sigue el modo Práctica, que es muy útil para aprender los conceptos básicos del juego y dominar a cada personaje. En él encontramos los modos Tutorial, donde se nos explican los controles y movimientos, Desafío, con el que aprender a realizar combos intentando replicarlos, Misión, que sirve para afinar nuestros movimientos teniendo que completarlas de una manera específica, y Entrenamiento, donde ponemos en práctica todo lo aprendido hasta el momento.

 

Junto a todo ello contamos con un modo Historia que sigue los eventos tras el modo Arcade, por lo que recomendamos completar primero dicha modalidad. Tampoco podía faltar el online donde competir contra jugadores de todo el mundo, funcionando realmente bien, con montones de opciones y siendo muy satisfactorio. Tanto los jugadores de PlayStation 4 como los de PlayStation 3 pueden competir entre ellos gracias al Cross-Platform.

 

Mientras jugamos podemos grabar en vídeo nuestros combates, pudiendo visionarlos posteriormente en Repetición. Aquí también podemos consultar nuestro perfil, ver diseños de arte y escuchar la música desbloqueada en la Galería, además de conocer más en profundidad el universo de Guilty Gear mediante su Biblioteca.

 

Gráficamente el juego es espectacular, con diseños tridimensionales para personajes y escenarios utilizando la técnica del cell-shading que en ocasiones no sabemos distinguir de los juegos de lucha 2D, estando muy bien animados y siendo los movimientos definitivos realmente impresionantes. Todo se desarrolla de manera muy fluida, no encontrando ningún tipo de ralentización. Por poner alguna pega, ciertas texturas de los escenarios no son tan buenas, aunque son difíciles de observar con tanto frenetismo.

 

La banda sonora es muy buena, encontrando temas cañeros nuevos y otros clásicos remasterizados de gran calidad, destacando sobre todo los vocales. Los efectos de sonido y las voces, tanto en inglés como en japonés, también son excelentes, aunque es una pena que sólo cuente con subtítulos en inglés.

 

En conclusión, Guilty Gear Xrd - Sign- es un gran juego de lucha, con combates frenéticos, montones de posibilidades y unos controles ágiles e intuitivos. A pesar de que el elenco de luchadores pueda parecer algo escaso, están bien diferenciados tanto en su manejo como personalidad, haciendo que la experiencia con cada uno de ellos sea única y contando con sus propias historias. Hay una gran cantidad de modos de juego, ofreciendo montones de horas de diversión. El online, además, funciona de manera fluida y cuenta con varias opciones.

 

Su apartado técnico es muy bueno, con personajes y escenarios cuidados que dan la sensación de estar experimentando un anime cargado de acción. La banda sonora, efectos de sonido y voces nos meten de lleno en la pelea.

 

Guilty Gear Xrd - Sign – se convierte así en uno de los mejores juegos de lucha de esta generación, aunque sólo nos llega digitalmente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información