Análisis | Vídeos | 28 MAR 2015

Vídeo análisis de Inazuma Eleven GO Chrono Stones Llamarada y Trueno

Nintendo y Level-5 nos traen una nueva entrega de su saga de fútbol de corte fantástico dividida en dos ediciones, Inazuma Eleven GO Chrono Stones: Llamarada e Inazuma Eleven GO Chrono Stones: Trueno.
Inazuma Eleven GOPlay

Su historia se desarrolla sólo tres meses después de los eventos de Inazuma Eleven GO. Aquí Arion Sherwind, nuestro protagonista, regresa al Instituto Raimon para encontrarse con un campo de béisbol donde antes estaba el campo de fútbol. Y lo que es peor, no hay ni rastro de fútbol. Los estudiantes se dedican a otras actividades como la gimnasia, la música o la caligrafía… como si el fútbol nunca hubiese existido. Con la llegada de viajeros temporales desde 200 años en el futuro, se hace evidente que Arion es el único que puede salvar el deporte rey. Y aquí es donde comienza la aventura, teniendo que viajar en el tiempo para explorar un mundo enorme, descubrir conspiraciones ocultas, enfrentarse a equipos rivales y devolver al fútbol su gloria perdida.

 

Entre partidos perseguimos a los fantasmas de amigos del pasado a través del tiempo y del espacio, todo con el objetivo de volver a reunir al equipo de fútbol del Instituto Raimon. No estamos solos en esta misión, ya que el discreto Fei Rune nos acompaña en nuestra lucha para cambiar el futuro, desentrañando la trama hablando con los residentes del pueblo, entrenando a nuestros jugadores y reuniendo las auras perdidas.

 

Hay un detalle importante que nombrar, y es que sea cual sea la edición que elegimos la historia principal es la misma en ambas versiones, pero cada una cuenta con sus propios escenarios, personajes o equipamientos únicos entre otros.

 

Jugablemente sigue siendo muy similar al resto de la franquicia, formando el mejor equipo posible reclutando jugadores. Para ello tenemos que jugar pachangas de cinco contra cinco, existiendo la posibilidad de recibir peticiones de miembros del equipo al que derrotamos para unirse a nuestro equipo. Estas pachangas pueden aparecer aleatoriamente o al entrar en contacto con ciertos jugadores representados por un punto rojo. También podemos conseguir fichatrones de sus agentes, mostrando éstos las estadísticas del jugador y cualquier otra información necesaria para reclutarlos, aunque sólo hay 16 plazas en nuestro equipo. Algunos jugadores, además, se unirán a medida que avanzamos en la historia.

 

Como en el resto de juegos de la saga, lo esencial es ganar partidos, dividiéndose éstos en dos tipos: las pachangas y los encuentros. Las pachangas son pequeños desafíos de cinco contra cinco que duran un minuto, teniendo que ser el primero en marcar o mantener la posesión del balón entre otras tareas. Los encuentros tienen una duración de 10 minutos y cada equipo cuenta con 11 jugadores, los sustitutos y un campo de fútbol completo. En ambos tipos de partidos desplazamos a nuestros jugadores por el campo con el lápiz táctil, marcando, pasando o driblando con toques. Una de las novedades es que al encontrarnos con un jugador rival hay que elegir la dirección en la que queremos ir, evitando un encontronazo si se eligen distintas opciones. Al utilizarse una habilidad especial el encontronazo es inevitable. Otra es que los porteros cuentan con un medidor que poco a poco aumenta al realizar paradas y, cuando éste se rellena, queda totalmente paralizado e incapacitado para detener los lanzamientos.

 

Entre los detalles que más caracterizan a Inazuma Eleven se encuentran las supertécnicas, movimientos espectaculares muy poderosos, ya sean ofensivas, defensivas o para regatear. Al igual que en el anterior juego algunos personajes pueden invocar espíritus guerreros que mejoran sus estadísticas con supertécnicas más potentes, pero ahora además pueden volverse aún más fuertes gracias al modo armadura. Este modo permite utilizar supertécnicas ilimitadamente hasta que se agote la transformación. Por si fuera poco, se ha añadido una nueva funcionalidad, el Miximax, que permite fusionar el aura de los jugadores con varios medios para maximizar sus habilidades, aunque sólo pueden activarse tres a la vez. También vuelven las supertácticas, en las que participan varios miembros del equipo para conseguir ventajas. Tanto los espíritus guerreros como el Miximax o las supertácticas pueden activarse desde la parte superior derecha de la pantalla táctil de la consola.

 

Durante los partidos hay ciertos objetivos, teniendo que rellenar un medidor que aparece en ciertos momentos realizando pases o anotando goles.

 

Para mejorar a nuestros personajes siempre podemos realizar entrenamientos especiales, participar en partidos amistosos o jugar pachangas, aumentando así su nivel y pudiendo aprender nuevas habilidades. Para recuperar sus puntos de energía hay que visitar unas zonas azules repartidas por los escenarios.

 

Además de la historia principal encontramos otras opciones de juego, como enfrentarnos con hasta tres amigos en juego local, participar en partidos de dos contra dos o intercambiar jugadores descubiertos en el modo historia. A través de SpotPass podemos descargar nuevos objetos y personajes, mientras que si activamos StreetPass recibimos datos de los equipos de otros jugadores a los que después podremos enfrentarnos.

 

Gráficamente es un título bastante bueno, con personajes bien modelados, escenarios amplios a explorar y transformaciones y técnicas muy llamativas. Las expresiones de los personajes han mejorado, aunque siguen siendo algo simples. Nos hubiera gustado tener un control total sobre la cámara, ya que ésta sólo se puede girar levemente, haciendo que ciertas zonas sean invisibles.

 

Su banda sonora comparte temas con el anime, siendo éstas bastante buenas y no haciéndose pesadas en ningún momento. Algunos diálogos cuentan con doblaje en castellano de gran calidad, conservando los utilizados en la serie original. Los efectos de sonido también están conseguidos.

 

En conclusión, Inazuma Eleven GO: Chrono Stone: Trueno y Llamarada es un juego muy entretenido que varía ciertos contenidos según la versión elegida. Su jugabilidad es muy similar a lo visto en anteriores entregas, añadiendo mejoras como el Miximax o el modo armadura de los espíritus guerreros. La gran cantidad de jugadores a reclutar y contenidos hace que sea un título muy extenso. No nos ha gustado tanto el no poder manejar la cámara a nuestro antojo.

 

Su apartado gráfico está conseguido, aunque encontramos pocas mejoras respecto a anteriores entregas más allá de las expresiones de los personajes. El sonoro es muy bueno.

 

Un título que agradará a los seguidores de la franquicia, a pesar de los escasos cambios en su apartado jugable.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información