Análisis | Vídeos | 10 OCT 2014

Vídeo análisis de La Tierra-Media Sombras de Mordor

Warner Bros nos trae La Tierra-Media: Sombras de Mordor, un juego de aventuras y acción que se desarrolla en el mundo creado por Tolkien con un argumento completamente original.
La Tierra-Media Sombras de MordorPlay

Su historia nos pone en el papel de Talion, un valiente explorador cuya familia es asesinada ante sus ojos en la noche en la que Sauron y sus ejércitos volvían a Mordor, tan sólo unos momentos antes de que él mismo también fuera asesinado. Resucitado por un Espíritu de Vengaza y dotado con habilidades del más allá, Talion se aventura en Mordor para destruir a todo aquel que le hizo daño. Durante el transcurso de su vendetta personal, Talion descubrirá la verdad sobre el Espíritu que le poseyó, conocerá el origen de los anillos de poder y se enfrentará a sus verdaderos némesis.

 

Jugablemente nos encontramos un título en el que cada decisión que tomamos tiene una consecuencia, persistiendo éstas incluso después de la muerte. Cuenta con un sistema conocido como Nemesis, en el que los enemigos y sus características se determinan por nuestras decisiones y acciones, haciendo que cada rival al que nos enfrentamos sea único, diferenciándose por su personalidad, fortalezas y debilidades. Estos nos recuerdan y se adaptan a nosotros, con un comportamiento diferente cada vez que iniciamos una partida.

 

Los ejércitos rivales cuentan con capitanes y, en un rango superior, los caudillos. Nuestro objetivo es interrogar a los enemigos señalados de color verde, consiguiendo información sobre los más poderosos y permitiéndonos localizarlos con más facilidad. Pero hay que tener mucha precaución, ya que si los jefes acaban con nosotros aumentarán su rango y poder, haciendo que se vuelvan más peligrosos en cada partida, cambiando sus puntos fuertes y débiles.

 

A medida que avanzamos surgen misiones secundarias que nos permiten acabar con ellos que, aunque no son necesarias, nos ayudan a avanzar en la historia principal ya que aumentamos el poder de nuestro protagonista obteniendo experiencia y aprendiendo nuevas habilidades.

 

Aunque en un principio pueda parecer muy similar a la saga Assassin´s Creed su jugabilidad es más parecida a la franquicia de Batman, cuyos juegos han sido creados por la misma compañía que desarrolló este juego, pero si es cierto que toma elementos como el sigilo o la escalada de la primera. A la hora de combatir es donde notamos la diferencia, contando con un botón de ataque, otro para contraatacar, el de esquivar y el de aturdir, junto con las muchas habilidades que desbloqueamos a lo largo del juego. Aquí nos tenemos que centrar en esquivar y contraatacar, debilitando a los enemigos y teniendo que rematarlos cuando se encuentran en el suelo. Pero tenemos que elegir el momento oportuno, ya que pueden acabar con nosotros mientras intentamos terminar con la vida de uno de ellos. Esto hace que cuando son grupos numerosos nos tengamos que tragar nuestro orgullo y huir, ya que cuesta mucho esquivarlos a todos y con unos simples golpes acaban con nosotros.

 

Si consiguen derribarnos se nos ofrece una última oportunidad, iniciándose un minijuego en el que tenemos que meter con el stick analógico un pequeño círculo en otro más grande y, una vez dentro, pulsar el botón que se nos indica, todo ello en un tiempo limitado. Cuanto más nos derriban más rápido pasa ese tiempo, haciendo que sea más difícil esquivar el ataque definitivo.

 

Talion posee una habilidad especial conocida como el modo Espectro, que hace que se nos metamos en el papel de Celebrimbor, el espíritu que le acompaña. Dicha habilidad nos ofrece una vista similar a la que tenía Frodo cuando se colocaba el Anillo Único en las películas, permitiéndonos localizar objetivos y utensilios en el escenario que de otra manera serían imposibles de ver. Hay otras habilidades que también hacen uso de este modo, como cada vez que apuntamos con el arco para lanzar flechas espectrales o realizamos grandes combos atacando conjuntamente Talion y Celebrimbor.

 

Para mejorar a nuestro personaje contamos con un árbol de habilidades con el que, gastando los puntos obtenidos en batalla, podemos aprender nuevos movimientos  especiales y obtener diferentes ventajas, dando acceso a otras nuevas según las vamos desbloqueando. Junto a este árbol encontramos otro que nos permite mejorar las armas utilizando las runas que obtenemos al derrotar a los enemigos más poderosos. Para ello nuestras armas tienen que contar con suficientes ranuras que conseguimos al completar misiones secundarias.

 

A las 20 misiones principales hay que sumarles las secundarias, que son muy numerosas y variadas, contando con un mundo abierto en el que todo puede pasar. Aquí encontramos peleas para conseguir liberar esclavos, búsquedas de artefactos élficos, enfrentamientos contra jefes o incursiones sigilosas entre muchas otras.

 

El tamaño de su mundo no es tan amplio como en un principio puede parecer, pudiendo recorrerlo en unos minutos a pie o en menos tiempo si utilizamos alguna montura. A pesar de todo ello, nos parece suficiente gracias a la gran cantidad y variedad de tareas a realizar en dicho terreno.

Gráficamente, a pesar de no estar nada mal, es mejorable en muchos aspectos, notándose el peso de ser un título intergeneracional. Su mundo no es muy amplio y cuenta con una paleta de colores que da la impresión de ser poco vivo. La iluminación y la meteorología dinámica son bastante buenas, resultando algunas tormentas espectaculares. Lo mejor de todo es la variedad de enemigos que encontramos, generándose estos de forma aleatoria.

 

Su banda sonora, aunque no cuenta con las melodías originales de la película, es muy buena, con temas compuestos exclusivamente para el juego de mucha calidad y muy acordes con la aventura, cambiando éstas dependiendo de la situación en las que nos encontremos. Las voces en castellano gozan de una gran calidad encontrando algunas de las del reparto original de las películas, como la de Gollum.

 

En conclusión, La Tierra-Media: Sombras de Mordor es un título que nos ha sorprendido bastante, con un sistema de lucha muy divertido y que toma aspectos de la saga Arkham de Batman, muchas misiones a completar, un sistema de evolución muy completo y el Nemesis, que nos asegura partidas diferentes cada vez que juguemos. Quizás echamos en falta un mundo más amplio, aunque no lo necesita.

 

Su apartado gráfico, al que le pesa el ser intergeneracional, tiene algunos aspectos por pulir, pero su iluminación, climatología y sobre todo los enemigos generados aleatoriamente son muy buenos. El sonoro, por otra parte, goza de una gran calidad en cada uno de sus aspectos.

 

Un título que recomendamos a los amantes de los juegos de aventuras, aunque no sea del todo fiel al mundo de El Señor de los Anillos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información