Análisis | Vídeos | 12 SEP 2015

Vídeo análisis de Mad Max, el videojuego

Tags: PC Xbox One PS4
Warner Bros. Interactive Entertainment nos trae el videojuego basado en el universo de Mad Max, un título cargado de acción que se desarrolla en un mundo post-apocalíptico.
Mad MaxPlay

Su historia es totalmente original, no basándose en ninguna película, y nos lleva hasta el páramo, un lugar en el que reina el sálvese quien pueda. Metido en la piel de Mad Max, un héroe reacio a serlo, debemos embarcarnos en un viaje para recuperar el vehículo de guerra definitivo y escapar de la locura que nos rodea. Solos en el páramo, con gasolina para nuestro interceptor, depende de nosotros buscarnos la vida y combatir a los letales maleantes que hacen cualquier cosa para conseguir chatarra y preciados recursos.

Con apenas gasolina pero aún algo de suerte, nuestro interceptor es la única esperanza de supervivencia, estando Scrotus y su banda al acecho. Tras atentar contra nuestra vida, depende de nosotros defender el único medio de escape, pero nos superan en número y armas. Apabullados por maleantes sedientos de sangre, nos dan por muerto y roban el coche. Con nuevos peligros a cada paso, necesitamos todo lo que tengamos para sobrevivir, luchando a medida que nos abrimos paso por los peligros omnipresentes del páramo; todo para fabricar el vehículo de supervivencia definitivo, el Magnum Opus, y llegar a las Llanuras del Silencio, un lugar en el que cree que por fin hallará la paz.

Jugablemente nos encontramos ante un juego de mundo abierto con mucha acción, siendo los combates a pie muy parecidos a la saga de Batman: Arkham, desarrollada por la misma compañía. Aquí contamos con un botón para atacar, otro para esquivar, el contraataque y la posibilidad de utilizar armas que robamos a nuestros rivales, siendo muy útiles para los momentos en los que estamos muy rodeados por enemigos. A medida que obtenemos puntos de leyenda al completar ciertos desafíos podemos mejorar a Max con determinadas habilidades, así como equiparle diferentes vestimentas que mejoran sus características al comprarlas con chatarra.

Por otro lado tenemos la conducción de vehículos, siendo ésta bastante arcade y haciéndonos rápido a su control. Aquí contamos con un turbo para viajar a más velocidad y embestidas laterales para derribar enemigos, teniendo que esquivar constantemente sus ataques. La superficie por la que nos desplazamos es bastante irregular y, gracias al gran sistema de físicas, lo notamos en todo momento en el control, haciendo que estas batallas sean aún más divertidas. Además de nuestro coche, podemos hacernos con los de nuestros rivales para llevarlos hasta nuestro garaje y modificarlos, siendo éstos algunos de los coleccionables. También existen viajes rápidos a lugares ya visitados, ahorrándonos largos recorridos.

Contamos con varias armas a utilizar mientras conducimos, ralentizándose la acción al apuntar para obtener una mayor precisión. La escopeta nos permite acabar con enemigos menores o detonar ciertos barriles explosivos, pero la guinda la pone el arpón, que proporciona diversión a raudales. Con él podemos arrastrar vehículos o destrozar partes de los mismos entre otros muchos usos.

La chatarra, que conseguimos al derrotar tanto a vehículos como a enemigos, sirve como moneda de cambio de en el juego, pudiendo saquear muchos de los lugares en los escenarios. Ésta nos permite modificar nuestro vehículo, encontrando multitud de partes a elegir que nos recompensan con atributos mejores, dividiéndose éstos en varios apartados. Las mejoras tanto del personaje como del vehículo son muy importantes, ya que poco a poco los enemigos son más poderosos y complejos, haciendo que su mecánica de movimientos y ataques sean más impredecibles.

Existen campamentos fuertemente custodiados que tenemos que asaltar llevando a cabo una estrategia y acabando con todos los enemigos. Dichos lugares proporcionan numerosas recompensas y son muy divertidos de jugar, dando algo de variedad al desarrollo. Es una pena que, al igual que las tareas secundarias, se vuelvan repetitivas con el tiempo.

Las misiones complementarias son esenciales para avanzar en la historia principal al ir muy justos de nivel y necesitar bastante chatarra. Las hay de diversos tipos, como competir en carreras, asaltar los citados campamentos, limpiar campos de minas o acabar con torres de vigilancia entre muchos otros.

Su duración es muy extensa debido a la gran cantidad de misiones, tanto principales como secundarias, que encontramos en el mapeado.

Gráficamente es muy bueno, destacando sobre todo el diseño de los escenarios, con elementos muy cuidados como los sistemas de partículas de la arena o el polvo y la iluminación. El cielo también está muy detallado, funcionando bien la transición entre el día y la noche. Los personajes quizás son demasiado genéricos y sus animaciones son mejorables, pero en general cumplen con creces. Funciona de manera estable a 1080p y 30 fotogramas por segundo, encontrando pequeñas caídas en contadas ocasiones.

Su banda sonora es bastante cañera, aunque no sorprende demasiado. Los efectos de sonido, tanto ambientales como de los vehículos, nos han parecido de gran calidad, haciendo que en general parezca que estamos metidos en una película de acción. Algo extraño, sobre todo viniendo de Warner Bros, es que el juego no llega doblado en castellano, siendo molesto tener que leer los subtítulos en determinados momentos.

En conclusión, Mad Max nos ha parecido un título de acción tremendamente divertido, que quizás peca de repetitivo con el paso de las horas. Las persecuciones nos han parecido muy buenas, al igual que los combates cuerpo a cuerpo, desarrollándose las batallas en un enorme mundo abierto. La historia, al igual que la de las películas, es demasiado simple, dando todo el protagonismo a la acción.

Visualmente es muy llamativo debido a la gran dirección artística, destacando sobre todo el diseño de los escenarios y los efectos. El sonoro también es bastante bueno, aunque echamos de menos el doblaje en castellano.

Mad Max os encantará si os gustaron las películas, con una jugabilidad similar a la de la saga Batman: Arkham o Sombras de Mordor.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información