Análisis | Vídeos | 07 MAY 2015

Vídeo análisis de Omega Quintet

Tags: PS4
Idea Factory International lanza Omega Quintet, su primer juego para PlayStation 4 que llega en formato físico a España de la mano de BadLand Games.
Omega QuintetPlay

Su historia se desarrolla en un mundo invadido por una misteriosa oscuridad malévola, la única esperanza para la humanidad reside en la música cantada por las idols conocidas como "Verse Maidens". Empuñando armas de sonido, tienen la tarea de luchar contra el nuevo mal y restaurar el mundo, pero no será nada fácil. Estas cinco valientes chicas - con la ayuda de su gerente Takt - tendrán que ofrecer la actuación de su vida para detener esta oscuridad reclamando el último aliento de la humanidad.

 

Jugablemente nos encontramos ante un RPG en el que nos desplazamos libremente por entornos tridimensionales, escondiéndose varios secretos en ellos. Los eventos están representados por un signo de admiración, siendo estos necesarios para avanzar. En ocasiones encontramos ciertas zonas bloqueadas por Blare, la oscuridad culpable de todos los males de su mundo, teniendo que utilizar el poder de las protagonistas para desbloquearlas. Completar misiones aumentará el poder de las Verse Maidens, permitiéndoles el acceso a nuevas zonas. Hay otras localizaciones bloqueadas por un Blare blanco y negro desapareciendo a medida que la historia avanza. Cada protagonista tiene una habilidad específica que les permite el acceso a nuevas zonas, aunque para ello necesitan tener el nivel necesario.

 

Los combates se desarrollan por turnos y comienzan al entrar en contacto con una criatura que ha sido contagiada por la locura. Éstas pueden verse en todo momento merodeando por los escenarios, llevando nosotros la iniciativa en la lucha si conseguimos sorprenderlos o viceversa.

 

Entre los comandos tenemos Atacar, con el que las protagonistas golpean con sus Micrófonos tras seleccionar un objetivo. El comando Habilidad, que se divide en habilidades con Micrófono o de Energía, permite realizar poderosos ataques que consumen SP. Las habilidades de Micrófono dependen del arma equipada, mientras que las de Energía son elementales, pueden causar estados anormales y se dividen en cinco grupos: Viento, Fuego, Agua, Tierra y Nulo. Como es normal, la efectividad de los ataques elementales dependerá de la afinidad elemental de la criatura a la que nos enfrentamos. Todas estas habilidades tienen, además del coste, un tiempo de espera para volver a usarlas, variando éste según su poder. El comando Objeto nos sirve para recuperar al grupo y, al igual que las habilidades, tienen un rango de efectividad y un tiempo de espera para volver a usarse, aunque también depende de la cantidad que tengamos. Defensa ayuda a reducir el daño, y con Escapar intentamos huir del combate cuando las cosas se ponen feas.

 

Junto a todo ello están las Habilidades Especiales, que se pueden utilizar gastando puntos que ganamos al rellenar poco a poco el medidor de voltaje. Este aumenta realizando ataques, pero disminuye cuando cae un miembro de nuestro equipo. Una vez aprendidas las Habilidades Especiales, aparecen al final de las Habilidades con el Micrófono.

 

Cuando seleccionamos un objetivo hay que tener en cuenta el rango de efectividad, cambiando dependiendo del personaje que realiza la acción y de la posición del objetivo. La precisión y el daño ocasionado cambiarán según el rango en el que se encuentren, variando este según el arma que lleve equipado el personaje en cuestión. En nuestro turno podemos realizar tantos comandos de ataque como nuestro contador de acción nos permita. Este contador recupera su máximo valor con cada nuevo turno, y si al finalizar nuestro turno quedan puntos no se acumulan para el siguiente, pero si podemos  casi duplicar su valor al realizar ciertos movimientos o al acabar con enemigos. Las acciones permitidas varían del Micrófono escogido, teniendo que comprobar su valor cada vez que cambiamos de arma.

El comando Harmonics combina el talento de las idols, permitiendo encadenar mortales súper ataques utilizando su habilidad en el orden correcto para mantener el daño. Para activar Harmonics los turnos de las idols tienen que ser consecutivos. Si además contamos con la suficiente puntuación en el medidor de voltaje podemos activar el Modo Concierto, con el que cada pelea es una actuación. Este modo permite realizar varias habilidades especiales y rellenar más rápidamente el medidor de voltaje cumpliendo con las peticiones de los fans. Dependiendo de los puntos de voltaje utilizados tendremos más o menos ventajas.

 

Los ataques de los rivales pueden causar Rotura de Vestuario, lo que deja a nuestras protagonistas a merced de sus ataques, causándoles más daño y quitándose las propiedades beneficiosas del equipamiento. Para recuperarlas debemos viajar hasta el taller y pagar su coste.

 

Al acabar con los enemigos, si conseguimos seguir con la cadena de ataques podemos ocasionar un Overkill al rellenar de nuevo su barra de vitalidad,  obteniendo diversos extras como puntos para que nuestro manager Takt nos eche una mano atacando o defendiendo y objetos. Cuando finaliza el combate, y como viene siendo habitual, ganamos puntos de experiencia que aumentan el nivel de nuestro grupo y hacen que mejoren sus características, además de obtener otros puntos que podemos gastar en una tabla para aprender nuevas habilidades y otros extras.

Desde la oficina podemos realizar diferentes tareas como crear objetos y trajes en el Taller, cambiar la apariencia de nuestro personaje en la Sala de Maquillaje, luchar contra criaturas en el Centro de Entrenamiento, aceptar misiones para progresar en la historia en Misiones, intercambiar los objetos que sueltan las criaturas en la Caja de Coleccionista o crear nuestros propios vídeos promocionales en el PVS.

 

Gráficamente, a pesar de notarse un salto respecto a anteriores títulos de la compañía, es bastante pobre. Sus escenarios tienen un gran tamaño, pero las texturas son muy planas y hay pocos detalles en ellos. Los personajes, por otra parte, están bien animados y han sido más trabajados, destacando sobre todo sus poderosos ataques especiales. Las conversaciones están representadas por dibujos bidimensionales muy trabajados, siendo uno de los aspectos más destacados junto con las escenas CG. Un detalle importante es que al menos su tasa de fotogramas por segundo ahora es mucho más estable.

 

Al tratarse de un juego con un toque musical, la banda sonora es bastante buena con canciones que se adaptan a todo tipo de situaciones pero siempre con un toque alegre y efectos de sonido conseguidos. Las voces también han recibido un especial cuidado, destacando las japonesas por encima de las inglesas.

 

En conclusión, Omega Quintet es un juego entretenido, con montones de tareas por hacer y escenarios enormes a explorar. Aprender todas las habilidades de las protagonistas os llevará muchas horas, así como comprar los diferentes equipamientos y mejoras. El sistema de combate es muy entretenido y ofrece muchas posibilidades, existiendo tres niveles de dificultad que se adaptan a todo tipo de jugadores. Su historia, a pesar de ser muy simple, es entretenida. Poder crear videos promocionales y compartirlos alarga la vida del juego.

 

Su apartado gráfico es muy simple, pero se nota un salto respecto a anteriores títulos de la compañía. La banda sonora, efectos de sonido y voces están bastante bien.

 

Un título que agradará a los amantes de los juegos de rol japoneses a pesar de tener ciertas carencias a nivel visual.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información