Análisis | Vídeos | 10 ABR 2015

Vídeo análisis de Pillars of Eternity

Tags: PC
Obsidian y Meridiem Games nos traen Pillars of Eternity, un título para PC que recupera la esencia de los clásicos RPG potenciándolo con características actuales.
Pillars of EternityPlay

Su historia tiene lugar en un mundo de fantasía medieval llamado Eora, que mezcla magia y tecnología. Todo comienza  cuando tienden una emboscada a nuestros compañeros, teniendo que huir y siendo testigos de un extraño ritual que marca nuestro viaje. Los diálogos nos ofrecen múltiples opciones que determinan el camino que sigue la historia, utilizando un sistema de reputación donde nuestras acciones y decisiones tienen importantes consecuencias, por lo que hay que recapacitar bastante antes de tomarlas. Las voces están en inglés pero cuenta con subtítulos en castellano, lo que ayuda a seguir el argumento con más facilidad.

 

Dicha historia está contada mediante diálogos e ilustraciones que narran lo que ocurre al estilo de los clásicos juegos de rol de mesa, prescindiendo de cinemáticas.

 

Nada más comenzar podemos elegir entre el sexo del protagonista y una de las seis razas principales: Humano, Aumano, Enano, Elfo, Orlano y Divino. Éstas a su vez se dividen en subrazas y varias clases: Bárbaro, Cifrador, Luchador, Paladín, Explorador, Hechicero, Declamador, Druida, Monje, Sacerdote y Proscrito, teniendo cada una sus propios atributos y habilidades. Tras tomar la decisión elegimos un compañero animal, asignamos los puntos de que tenemos para mejorar los atributos y seleccionamos una cultura. Por último, modificamos su aspecto, voz y elegimos un retrato que nos represente.

 

Hay tres niveles de dificultad entre los que elegir, Fácil, Normal y Difícil, añadiendo dificultad táctica, enemigos más poderosos o una mayor cantidad de ellos según la que seleccionamos. Esto también significa que a mayor dificultad mayor recompensa, pero también determina cuantos suministros podemos llevar a la vez y las acampadas, sirviendo éstas para recuperar a nuestro grupo, que podemos realizar entre otras características.

 

Su  jugabilidad utiliza un sistema de reglas personalizadas inspiradas en los clásicos juegos de rol de mesa de fantasía. Encontramos un sistema de armas que no está restringido a su clase, por lo que cualquier tipo de personaje puede usar todo tipo de ellas. Eso sí, debido a sus diferentes habilidades y estadísticas hacen que sean más o menos efectivas, pero le da más variedad a la aventura.  Hay cinco habilidades básicas, el Sigilo, la Ciencia, la Mecánica, la Supervivencia o el Atletismo.

 

Las batallas se desarrollan en tiempo real, estando formado nuestro grupo hasta por seis personajes, pero podemos pausar la acción o utilizar la opción de Auto-Pausa para planificar o asignar acciones para los miembros de nuestro equipo. También podemos activar el Combate Lento para evitar las constantes pausas. Aquí seleccionamos y le damos órdenes a nuestro equipo que van desde acciones continuas, como ataques normales, hasta el uso limitado de habilidades tácticas, como hechizos. La colocación de nuestro equipo y la coordinación entre ataques y habilidades son claves para conseguir el éxito.

 

Todas las clases están muy bien equilibradas, teniendo sus virtudes y defectos, siendo esencial su colocación en batalla para obtener ventaja.

 

La experiencia no se gana derrotando enemigos, sino descubriendo nuevas zonas o completando misiones entre otras. Gracias a esto se consigue un gran equilibrio en el juego, evitando la posibilidad de mejorar a nuestro equipo hasta que todo se convierta en un paseo. También obtenemos diferentes objetos que podemos equipar a nuestros personajes o enviarlos directamente al baúl, lo que hace que sea muy cómodo coleccionar útiles.

 

Al igual que en otros juegos de rol estratégico, existe la muerte permanente de nuestros aliados. Esto significa que si uno de nuestros compañeros cae en combate o decide abandonarnos por una decisión tomada no volverá a nuestro grupo. El grupo lo forman hasta ocho personajes, a los cuales podemos incorporar personajes genéricos si alguno de los principales desaparece. Para ello tenemos que contratarlos en la posada o dialogar con ellos.

 

Los diálogos, como en todo buen juego de rol que se precie, son abundantes, encontrando múltiples posibilidades que dependen de las habilidades que haya desarrollado nuestro protagonista. Al aumentar la inteligencia del protagonista se amplían las posibilidades, siendo éstas más profundas y astutas. Dependiendo de la raza elegida y nuestra procedencia estos diálogos pueden variar, así como el trato del resto de personajes.

 

Existe una edificación en ruinas que podemos gestionar para mejorar su construcción y seguridad, llegando a convertirse en una gran fortaleza. Este lugar nos ofrece varias tareas a realizar, desbloqueándose otras nuevas dependiendo del prestigio de la zona.

 

Gráficamente estamos ante un juego que se desarrolla desde una vista isométrica, con escenarios bidimensionales muy vistosos gracias a su gran variedad y los detalles con los que cuentan. Los efectos están muy logrados a pesar de ser un título creado para asemejarse a otros clásicos. Los personajes son tridimensionales, aunque encajan bien con el entorno. Su interfaz es muy limpia para la cantidad de opciones que ofrece.

 

Su banda sonora es muy buena y cuenta con voces en inglés de bastante calidad, aunque no todos los diálogos están doblados debido a la gran cantidad de textos disponibles. Los efectos de sonido también están logrados.

 

En conclusión, Pillars of Eternity es un juego de rol de estilo clásico que derrocha calidad en casi todos sus aspectos. Su jugabilidad es muy buena, ofreciendo combates con carga estratégica que se adaptan a todo tipo de jugadores. La historia se desarrolla en torno a nuestras decisiones, destacando sobre todo las relaciones entre los personajes principales. Es un título tremendamente extenso, por lo que encontraréis montones de tareas a realizar por mucho tiempo.

Su apartado gráfico bidimensional y el no tener la posibilidad de girar la cámara puede no gustar a todos los jugadores, pero su gran diseño artístico lo compensa con creces. La banda sonora, las voces y los efectos tienen una gran calidad.

 

Un título de rol a la vieja usanza cuyas posibilidades agradarán tanto a jugadores veteranos como a los recién iniciados en el género.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información