Análisis | Vídeos | 19 MAY 2015

Vídeo análisis de Wolfenstein: The Old Blood

Tags: PC Xbox One PS4
Tras el éxito de Wolfenstein The New Order el pasado año, Bethesda Softworks nos trae ahora The Old Blood, un nuevo capítulo en forma de precuela que ya está disponible para PC, Xbox One, y PlayStation 4.
Wolfenstein The Old BloodPlay

De entrada lo primero hay que aclarar es que estamos ante una expansión independiente por lo que para jugar a ella no es necesario tener en nuestro poder el anterior The New Order, si bien es recomendable haber jugado a la entrega original para poder situarnos mejor en el contexto de la trama, habiendo también ciertos elementos que rellenan algunos huecos de la historia.

 

Más exactamente la aventura nos sitúa esta vez en el año 1946, es decir 14 años antes de los acontecimientos del juego original, una época en que los nazis están a punto de ganar la Segunda Guerra Mundial, volviéndonos a poner en la piel del agente B.J. Blazkowicz por lo que ahora conoceremos como se convirtió en un héroe de guerra y averiguaremos como los nazis obtuvieron esa tecnología tan avanzada, embarcándonos en una épica misión en lo más profundo de Baviera con el objetivo de infiltrarnos en el siniestro castillo de Wolfenstein.

 

Pasando a comentar la jugabilidad, está expansión sigue la estela de su predecesor, encontrándonos ante un shooter en primera persona con un desarrollo lineal que recupera el espíritu de los grandes clásicos de antaño, ofreciéndosenos un total de 8 misiones que deberemos de superar las cuales a su vez se dividen en dos episodios, uno situado en el propio castillo Wolfenstein y el otro en un pueblo donde una arqueóloga nazi está desenterrando unos misteriosos artefactos que amenazan con liberar un antiguo y oscuro poder.

 

En este sentido el juego nos brinda intensos momentos de acción junto a muchas zonas en las que primará más el sigilo, y de hecho en multitud de ocasiones podremos evitar los enfrentamientos escabulléndonos de los enemigos sin que nos detecten, o acabando con ellos silenciosamente por las espalda.

 

Si bien todo ello es opcional por lo que siempre será el jugador quien decida la manera de afrontar cada situación, teniendo a nuestra disposición un gran arsenal de armas con la ventaja de que además podemos llevar todas en nuestro inventario al mismo tiempo una vez nos hagamos con ellas, siendo algunas completamente nuevas como por ejemplo un tubería de metal que nos permitirá realizar varias funciones como escalar y romper determinadas paredes, abrir puertas, y por supuesto usarla como arma cuerpo a cuerpo.

 

Además también será muy importante ir recogiendo la munición que dejen caer los enemigos abatidos, y la que encontremos por el escenario, al igual que deberemos de preocuparnos de buscar botiquines puesto que nuestro medidor de salud no se regenera por sí solo.

 

Aunque llegados a esto punto hemos de confesar que la aventura también se vuelve en ocasiones algo monótona, sobre todo en las primeras fases donde a la trama del juego le cuesta bastante arrancar, encontrándonos también con situaciones un poco repetitivas en algunas zonas.

 

Además algo que no ayuda demasiado es la poco lograda inteligencia artificial de los enemigos, siendo este un fallo que también estaba presente en el juego original, pudiendo ver por poneros un ejemplo como los enemigos se lanzan contra nosotros de forma un tanto suicidad, o incluso como tras matar a alguno de ellos sigilosamente el resto de personajes ignoran el cuerpo sin dar la voz de alarma.

 

Por lo demás os contamos que la duración de la Campaña ronda las 7 u 8 horas de juego, siendo posible escoger entre 5 niveles de dificultad, centrándose toda la diversión en esta única modalidad ya que al igual que en la entrega original no se ha incluido ningún tipo de opciones online.

 

Ya antes de concluir en relación al apartado técnico, tal y como era de esperar el juego luce al mismo buen nivel que ya vimos en The New Order, destacando tanto por el buen modelado de los personajes, como por el diseño de los propios escenarios. Además todo ello está acompañado por una muy correcta banda sonora, y lo que es mejor aún, un estupendo doblaje al español de todas las voces, algo por lo que también destacó en su momento la anterior entrega.

 

En resumen Wolfenstein The Old Blood es una expansión de un gran calidad que ha sabido cumplir con casi todas las expectativas, ofreciéndonos una nueva Campaña que gustará a todos los que ya disfrutaron en su día con The New Order, siendo también una compra muy interesante para cualquier aficionado al género teniendo en cuenta que se puede jugar a ella de forma independiente y que ha salido a la venta por tan solo 19,99 euros, tratándose de todo un ejemplo de lo que realmente debe ser una autentica expansión y lo que está debe aportar en cuanto a duración y contenido, algo de lo que otras compañías deberían tomar muy buena nota.

 

Sin embargo en el lado negativo hemos de decir que las novedades incluidas son más bien escasas en lo que a la jugabilidad se refiere, echándose en falta la inclusión de más armas nuevas, o más variedad de enemigos. Además como ya hemos comentado algunas partes de la aventura son un tanto monótonas, y la Inteligencia Artificial vuelve a ser uno de sus principales fallos, por lo que se podría haber sacado más partido al juego en estos aspectos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información