Análisis | Vídeos | 25 MAY 2015

Vídeo análisis Dungeons II

Tags: PC
Kalypso nos trae Dungeons II, donde tenemos que gestionar nuestra propia mazmorra y combatir en un juego de estrategia en tiempo real, llegando en formato físico a PC gracias a Meridiem Games.
Dungeons IIPlay

Su historia nos pone en el papel de El Señor del Mal que, como bien indica su propio nombre, es la personalización del mal. Se pasa el día reuniendo monstruos en torno a su persona, acumula tesoros y mata a todos los héroes que osan entrar en su mazmorra. No obstante, ha habido una constante intrusión de almas cándidas en la mazmorra y El Señor del Mal ha decidido cortar por lo sano y tomar una medida radical: conducir a su ejército de monstruos al mundo exterior y reducir a cenizas las tierras de la Alianza. Está a punto de conseguir su objetivo de destruir la ciudad humana Abismo del Rey, pero ocurre algo inesperado…

 

Jugablemente es muy original, ya que combina dos estilos de juego en uno. Por un lado tenemos que crear una mazmorra que nos sirve de refugio y gestionar sus recursos para ganar poder y defendernos de los ataques del lado del bien, siendo similar a los tower defense. Tras prepararnos nos toca salir a la superficie para conquistar sus tierras, donde el juego pasa a ser un juego de estrategia en tiempo real manejando a nuestros ejércitos.

 

Nada más comenzar contamos con un completo tutorial que nos explica los conceptos básicos del juego, aunque en ocasiones puede resultar algo confuso.

 

La parte de la gestión en el interior de la mazmorra funciona realmente bien, teniendo que cavar en busca de recursos para crear unidades, cubrir sus necesidades y pagar su sueldo. Hay que tener cuidado, ya que nuestros siervos pueden llegar a aburrirse si el trabajo es monótono, dejando de trabajar y buscando otro entretenimiento. Si además no cubrimos sus necesidades pueden entrar en el estado de ira, no llevando a cabo su cometido en la mazmorra durante el tiempo que estén en huelga.

Para aprender más hechizos y habilidades hay que crear nuevos tipos de unidades, teniendo estos diversos efectos en el campo de batalla. Por desgracia, la supervivencia en nuestra mazmorra es demasiado sencilla, evitando que entren los héroes colocando trampas en la entrada y haciendo casi innecesario utilizar hechizos, por lo que la parte estratégica pierde gracia.

 

Cuando salimos a la superficie todo se divide en sectores, conquistando zonas al acabar con todas las tropas enemigas y haciendo que el terreno se envilezca. A medida que conseguimos sectores conseguimos más maldad con la que posteriormente podemos mejorar nuestra mazmorra. En algunas de estas zonas la Alianza tiene montados campamentos o construidas ciudades, partiendo desde estos lugares grupos de héroes hasta nuestra mazmorra para robarnos los tesoros o destruir el salón del trono y pudiendo interceptarlos en la superficie o en el interior de la mazmorra. Los monstruos dejan de tener necesidades en el exterior y obedecen nuestras órdenes sin limitaciones pero siguen recibiendo su sueldo, por lo que debemos seguir cosechando dinero en la mazmorra.

 

En la superficie también encontramos mazmorras neutrales en las que dirigimos a nuestras unidades de la misma forma que en el mundo exterior. No podemos modificarlas, pero en la mayoría nos topamos con personajes no jugables u objetos relevantes para la misión, además de encontrar objetivos secundarios o tesoros.

 

Es una pena que las opciones en el exterior sean tan simples, limitándose a marcar a nuestro grupo para desplazarlo, atacar y poco más.

 

Su interfaz es algo confusa y la historia es bastante típica y simple, pero al menos es llevada de una manera muy divertida. También echamos en falta alguna explicación más detallada a la hora de realizar misiones.

Del Multijugador poco podemos decir, siendo partidas rápidas en las que nos fortalecemos para derrotar a otros jugadores, no aportando nada nuevo ni original.

 

Su apartado gráfico es muy llamativo, con coloridos diseños para personajes y escenarios. Nos gusta mucho la transformación del escenario al conquistar sectores, siendo un título que no requiere un equipo demasiado potente para funcionar correctamente.

 

En el sonoro encontramos melodías que acompañan bien a la aventura y buenos efectos de sonido. Pero donde realmente destaca es en su narrador, que es muy divertido y hace continuas referencias a películas, series y videojuegos, el cual además nos llega en un completo y cuidado castellano.

 

En conclusión, Dungeons II es un título realmente divertido pero que hubiera ganado muchos puntos si se hubiera potenciado la parte de tower defense en nuestra mazmorra y ofrecido más posibilidades estratégicas fuera de ella. El multijugador no destaca, siendo bastante simple y monótono.

 

Gráficamente es bastante bueno, sobre todo su apartado artístico y sus coloridos diseños. El doblaje en castellano está muy conseguido y sus constantes comentarios son muy divertidos, aunque pueden llegar a ser repetitivos. La banda sonora y los efectos cumplen sin más.

 

Un juego que os mantendrá enganchados durante horas por su gran sentido del humor, aunque cuenta con detalles mejorables.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información