Análisis | Vídeos | 22 DIC 2018

Análisis de ARK Park

Los dinosaurios de ARK Survival Evolved dan el salto a la realidad virtual con ARK Park, donde visitaréis un parque temático con varias tareas a realizar.
Cartel Ark ParkPlay

ARK Park es un título pensado para la realidad virtual donde podréis viajar por las diferentes zonas de un parque temático de dinosaurios con elementos futuristas, muy similar a lo visto en Jurassic Park. Aquí podéis criar a dinosaurios para verlos crecer, ganaros su confianza y después pasear sobre ellos por los diferentes lugares del parque para después realizar diferentes tareas según la situación.

Se pueden utilizar tanto los mandos PS Move como el DualShock 4, aunque al tratarse de un juego con mecánicas simples recomendamos usar el mando habitual. Aquí podemos movernos libremente o ir teletransportándonos a los puntos señalados. El movimiento libre no marea demasiado y resulta un poco más vistoso, pero al desplazarse tan lento por los escenarios recomendamos utilizar los teletransportes para ganar agilidad.

Por otro lado, nuestra cabeza se utiliza para apuntar y después interactuar con el mando, si bien no siempre resulta demasiado cómodo, especialmente cuando abrimos ciertos menús. Es un tema muy importante a solucionar, ya que algunos menús aparecen demasiado cerca y tenemos que hacer movimientos extraños de cabeza para llegar a ellos. Un problema que se arreglaría implementando para esos desplazamientos los controles habituales.

Poco a poco descubriréis que el juego se divide en tres partes bien diferenciadas. La que nos permite ver a los dinosaurios, sin ningún tipo de información que nos permita profundizar en su historia; la de recolección, donde nos dedicamos a explorar pequeños escenarios para coger materiales de las plantas, árboles, rocas u obtener información de ADN escaneando a criaturas con nuestra pistola; y por último la de acción, en la que disparamos a oleadas de dinosaurios para evitar que nuestra base se quede sin energía. Estas tres mecánicas se repiten una y otra vez a lo largo de la aventura, no ofreciendo ninguna de ellas un estilo de juego profundo, haciendo que a la larga se vuelva monótona y muy aburrida.

Al principio las localizaciones dan la sensación de ser amplias y que nos podemos desplazar libremente por ellas, si bien la realidad es distinta. Son muy limitados y bastante lineales, perdiendo toda la gracia que podría darnos viajar por los distintos escenarios y explorarlos a fondo. Eso sí, al menos hay exposiciones que nos permiten ver los modelos tridimensionales de los dinosaurios.

En cuanto al apartado técnico, estamos ante un título bastante simplón, con escenarios un tanto genéricos, dinosaurios que están bien modelados pero cuyas animaciones y expresiones dejan mucho que desear, y texturas planas que a veces afean el resultado. Los efectos tampoco están cuidados, aunque al menos su sistema de iluminación disimula alguna de sus carencias. Un aspecto que tampoco nos ha gustado es que la disposición en pantalla tanto de ciertos menús como de los textos no es la más correcta, consiguiendo incluso que a veces no podamos leer lo que ponen.

El sonoro también es para olvidar, con melodías simples, efectos de sonido muy mejorables ( donde hay incluso diferentes elementos que suenan igual) y voces en inglés que a la larga pueden hacerse pesadas. Por si fuera poco, todos los textos del juego nos llegan en inglés, siendo algunos de ellos ilegibles por su disposición en el visor del casco.

Como conclusión, lo que parecía ser un juego prometedor por incluir dinosaurios de gran escala en la realidad virtual, se queda en nada por un sistema de control muy mejorable, una interfaz que no funciona todo lo bien que nos gustaría y mecánicas simples que se repiten hasta la saciedad. A todo ello le acompaña un apartado audiovisual que no destaca en nada, con modelados simples, efectos desastrosos y físicas que a veces pueden llegar a molestar mientras nos desplazamos.

ARK Park podría haber dado mucho más de sí por su jugosa temática, pero no da la talla en ninguno de sus apartados, a lo que hay que sumarle una duración que no llega ni a la hora de juego.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios