Análisis | Vídeos | 12 NOV 2020

Análisis de Black Desert: Prestige Edition

Tags: Xbox One PS4
El mundo de Black Desert llega a consolas en una edición física conocida como Prestige Edition que incluye diversos extras para la aventura.
Cartel Black Desert Prestige EditionPlay

Black Desert es un MMORPG cargado de acción que se desarrolla en un mundo abierto y ofrece mucha libertad para comenzar nuestro viaje, con un apartado técnico llamativo, un poderoso editor de personajes y un sistema de combate en tiempo real basado en habilidades que le aporta mucha profundidad, con una versión de consolas que se puso a la venta digitalmente el año pasado y que al ser online, como es lógico, requiere suscripción a PS Plus o Xbox Live. Ahora nos llega la Prestige Edition, nombre que ha recibido la edición física del juego en consolas que, además de ser compatible con la próxima generación mediante recompatibilidad e incorporar algunas de sus actualizaciones, incluye diversos extras que os ayudarán a dar vuestros primeros pasos por el juego:

  • Una exclusiva mascota Pantera Negra
  • Conjunto superior de la Edición Limitada: Glorioso conjunto Shudad Premium x1
  • Caja de Perlas (moneda de juego) - 2000 x1
  • Macuto con útiles (30 días) x1
  • [Evento] Conjunto de Refuerzo II x1
  • Consejo de Valks (+40) x1
  • Pergamino bendito (100 min.) x15

Nada más comenzar os tocará ponerle un nombre a vuestro clan y pasar a crear al primer personaje, siendo las opciones de personalización uno de los elementos más destacados del juego. Aquí veréis las clases que hay disponibles actualmente: Guardiana, Guerrero, Hashashin, Exploradora, Hechicera, Lahn, Berserker, Domadora, Shai, Luchador, Musa, Maehwa, Mística, Valquiria, Kunoichi, Ninja, Adalid oscura, Mago, Montaraz y Maga. Como véis, hay muchos más disponibles que en el lanzamiento, dando la oportunidad de crear al personaje a vuestro gusto eligiendo su pelo, cara, cuerpo y voz con montones de elementos disponibles para ajustar hasta el más mínimo detalle. Pocas pegas tenemos en este sentido, pero si tuvieramos que decir alguna es que esta creación está demasiado guiada por la clase seleccionada.

Pasando ya al juego, tras elegir un servidor en el que participar con un par de ellos pensados para novatos, nos empiezan a explicar el funcionamiento y sus mecánicas. Es cierto que estas explicaciones son mejorables, sobre todo porque se sienten un tanto escasas para la gran cantidad de opciones que hay y por soltarnos libremente en su mundo abierto, pero tras unas horas de juego os familiarizaréis con su planteamiento. Aquí, como en todo MMORPG, encontraréis montones de misiones a realizar desde un primer momento, ya sea en solitario o en compañía, con una interfaz poco clara a la que tardaréis un rato en acostumbraros. Al menos se agradece que estén bien adaptados a los mandos para que sea sencillo desplazarse por ellos.

Los combates se desarrollan en tiempo real y los controles son bastante sencillos. Podemos movernos y manejar la cámara libremente, saltar, correr, interactuar con otros jugadores, sacar nuestra arma para realizar ataques principales, otros secundarios, esquivar o hacer uso de todo tipo de habilidades, las cuales aprendemos invirtiendo puntos que conseguimos realizando misiones o subiendo de nivel. Además, para los desplazamientos largos podemos utilizar monturas que también combaten junto a nosotros. Estos funcionan de forma correcta con el mando, aunque a veces nos ha costado apuntar bien con nuestros ataques. Lo que sí hemos echado en falta son unos enemigos que planteen un reto mayor, ya que, más allá de las peleas contra otros jugadores, resultan muy sencillos. Si a esto le sumamos que hay que combatir mucho para subir de nivel, conseguir objetos y mejorar al personaje, a lo largo del juego puede hacerse un poco tedioso.

Lo que sí nos ha encantado son las clases, que están perfectamente diferenciadas entre sí con estilos de juego únicos, muchas habilidades disponibles y montones de opciones de personalización. Como es normal, se han añadido muchas a lo largo de los meses, haciendo que descubrir cada una de ellas sea una delicia. Junto a ellas, a lo largo del juego también podréis eleigr una profesión que os hará ganar más ingresos para la aventura.

Por otro lado, es un juego el que siempre hay mucho por hacer, ya sea mejorar al personaje realizando misiones que además nos dan a veces equipamiento, armas o materiales para mejorarlas, crear útiles, comerciar, luchar contra montones de enemigos, etc… En este sentido no tenemos ninguna queja, pero utiliza un sistema de energía que nos obliga a esperar un determinado tiempo que corta de raiz nuestro progreso en el juego. Entendemos que esto pudiera pasar en un título free-to-play, si bien aquí lo vemos totalmente innecesario. Al menos se agradece que gracias al Conocimiento podamos ampliar la cantidad de energía que podemos acumular, el cual también sirve para aprender cosas sobre el mundo que nos rodea.

Es un título que como os hemos comentado, ofrece mucha libertad de acción, dando la sensación de estar en un mundo en constante evolución. Podréis crear un gremio junto a otros jugadores para centraros en el comercio, luchar por conquistar territorios llenos de recursos, cazar jefes, dedicaros a conocer mejor el mundo, personalizar vuestro hogar e incluso lanzaros por los océanos con un bote y explorar todo lo que ofrecen, entre otras muchas tareas. Eso sí, ya os avisamos de que todo esto requiere mucho tiempo y dedicación, sobre todo si tenemos en cuenta que no dejan de añadirse nuevos contenidos.

Su apartado gráfico no está nada mal, con personajes genialmente modelados y animados con habilidades realmente vistosas, escenarios amplios llenos de detalles y efectos cuidados, siendo muy llamativo cuando grandes grupos de jugadores se enfrentan entre sí. Es cierto que hay algunas texturas que desentonan, caídas de fotogramas que a veces afectan a la jugabilidad o unos diseños de enemigos que no siempre se encuentran al mismo nivel, pero en general cumple para tratarse de un MMO.

El sonoro es bastante peor, con melodías sencillas y fácilmente olvidables, unos efectos simples y un doblaje en inglés cuya interpretación es muy mejorable. Al menos se agradece que los textos nos lleguen en varios idomas, entre los cuales se puede encontrar el castellano.

En definitiva, si alguna vez habéis querido adentraros en el mundo de Black Desert, la Prestige Edtion os dará un pequeño impulso para que vuestros primeros pasos no sean tan duros. Es un juego al que cuesta acostumbrarse, pero una vez os hagáis a su funcionamiento podréis disfrutar de una gran libertad de acción llena de posibilidades y donde no todo es combatir, con una historia que, si bien no es lo más destacado, resulta entretenida. Hay aspectos como el sistema de energía que no nos acaban de convencer, pero en general es un buen título para quienes buscan algo diferente dentro del género.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios