Análisis | Vídeos | 29 ENE 2020

Análisis de Blair Witch

Tags: PC Xbox One PS4
Inspirado en la película de La Bruja de Blair nos llega un nuevo juego de terror psicológico desarrollado por Bloober Team, Blair Witch.
Cartel Blair WitchPlay

Blair Witch es un juego de terror psicológico que tiene lugar desde una perspectiva en primera persona y se basa en el universo cinematográfico de La Bruja de Blair. Desarrollado por los creadores de la saga Layers of Fear y >observer_, Bloober Team, estamos ante una aventura que nos lleva a través de un bosque embrujado para enfrentaremos a la maldición de la bruja, todomientras intentamos mantener la cordura con la ayuda de nuestro fiel compañero Bullet y nos comunicamos con otros personajes mediante un teléfono móvil y un walkie-talkie.

Su historia nos lleva hasta el año 1996, donde un niño llamado Peter Shannon desaparece en el bosque de Black Hills, que se encuentra situado en las afueras de Burkitsville, Maryland, un lugar conocido por producirse diversas desapariciones en él. En el papel de Ellis, un ex agente de policía con un pasado un tanto turbio, nos toca realizar una investigación policiaca que pronto se convertirá en una pesadilla sin fin en la que tenemos que enfrentarnos a nuestros miedos y a la bruja de Blair, una entidad misteriosa que frecuenta el bosque.

Este argumento cuenta con algunos momentos que quedaránn grabados en vuestra memoria y otros que simplemente nos han parecido prescindibles, pero en todo momento ha sabido mantener nuestra atención. Mención especial a la relación que se forma con nuestro compañero canino, Bullet, quien nos acompaña y ayuda durante todo el viaje. Comentar también que todos los textos del juego nos llegan en completo castellano.

Sus mecánicas resultan muy sencillas, donde podemos desplazarnos libremente en cualquier dirección, correr, interactuar con otros personajes, partes del escenario u objetos, usar una linterna o un walkie-talkie para hablar con otros personajes. No podemos olvidar la inestimable ayuda de Bullet, quien nos advierte de ciertos peligros, sigue rastros, nos guía cuando nos sentimos perdidos e indica algunos de los objetos con los que podemos interactuar, aunque para ello también tenemos que cuidarlo acariciándolo, regañándole, decirle que se esté quieto o que permanezca a nuestro lado si notamos algún peligro y nuestro personaje empieza a perder la calma. No hemos notado demasiado los cambios en él si lo descuidamos, pero al final le haréis caso simplemente por ganaros su cariño.

En el inventario nunca habrá problemas de espacio, estando todo bastante bien ordenado, con una interfaz clara y siendo muy accesible con los controles de los mandos. La rueda de selección de objetos también funciona de forma correcta, viendo perfectamente donde se encuentran todos los útensilios que tenemos a mano.

Llegado el momento conseguimos una cámara de vídeo, la cual juega una parte fundamental a la hora de resolver puzles. Si algo ha demostrado Bloober Team a lo largo de sus juegos es lo bien que se le da modificar escenarios sobre la marcha, y esa es la función que tiene en el juego la cámara. Aquí podemos poner unas cintas rojas que nos permiten manipular la realidad, teniendo que prestar atención a los lugares y objetos que se muestran en ella para, rebobinando y avanzando, alterar su posición y estado. Están muy trabajados, siendo uno de los aspectos que más nos ha gustado del juego.

No son los únicos puzles que encontráis, ya que hay otros más tradicionales que se basan en seguir las pistas de los documentos que hallamos por los escenarios para descubrir una combinación o saber donde colocar un objeto, entre otros. Los más complicados suelen ser los secundarios, que están más ocultos y ofrecen más información para profundizar en la historia y su mundo.

Los escenarios, sin ser un mundo abierto, resultan muy amplios y cuentan con muchos caminos a recorrer y secretos por descubrir. Desplazarse por ellos sin perderse puede ser complicado, por lo que tendréis que hacer uso de la inestimable ayuda de Bullet para guiarnos con su olfato. Si por casualidad perdéis de vista a Bullet aparece un icono que indica en que dirección se encuentra, algo que sucede con cierta frecuencia al pasar por lugares con la hierba alta y entre tanta oscuridad.

En esta aventura no estamos solos, de vez en cuando hay ciertos peligros que nos toca superar, como enemigos a los que tenemos que derrotar alumbrándoles ciertas veces con las indicaciones de Bullet o, si no encontramos la solución, directamente escapar. Muchas veces no tendréis demasiado claro lo que debéis hacer, creando una sensación de confusión y tensión muy apropiadas para este tipo de aventura, pero es cierto que también hace que afrontar dichas situaciones al final se convierta en un continuo ensayo y error. Recomendamos prestar mucha atención a todo lo que nos cuentan, especialmente a lo que vemos en las cintas.

La duración del juego ronda las cinco horas, aunque todo depende del tiempo que paséis intentando resolver los puzles o explorando los escenarios en busca de secretos. No es un título muy rejugable más allá de intentar descubrir ciertos coleccionables. Como curiosidad, las versiones físicas del juego en consolas incluyen el “Pack Buen Chico”, que contiene elementos para personalizar a Bullet.

El apartado gráfico del juego cumple con creces, con personajes bien modelados y animados, escenarios que resultan muy vistosos y efectos realmente llamativos, jugando muy bien con la iluminación y los cambios en los escenarios para mantenernos en tensión. Es cierto que no todas las localizaciones están al mismo nivel, con algunos elementos repetidos y texturas más descuidadas en determinadas zonas, pero en general nos ha gustado. Además funciona de manera bastante estable a 30 fotogramas por segundo.

Pero lo que más nos ha gustado es el sonoro, con alguna melodía que no está nada mal y sonidos envolventes que nos meten de lleno en su mundo, permitiendo descubrir la localización de determinados enemigos o de Bullet si prestamos atención. Es algo que se le da muy bien a la compañía, donde incluso las zonas vacías nos meten el miedo en el cuerpo. El juego además incluye voces en inglés bastante cuidadas y textos en castellano para no perdernos ningún detalle.

En definitiva, Blair Witch nos ha gustado por tener una historia bien narrada, muchos elementos que saben como meternos en su mundo y hacen que nos sintamos en peligro constante, puzles interesantes y la inestimable ayuda de Bullet, quien funciona como eje jugable en la aventura. Hay algunos altibajos a lo largo del desarrollo, pero en general sabe cómo mantener nuestra atención sus acertijos, algunos coleccionables y un tramo final envidiable.

A nosotros nos encantan los juegos de la compañía por el esfuerzo que se ve tras todos ellos, así que estamos deseando conocer sus próximos proyectos, para los cuales esperamos que tengan un presupuesto mayor. Si os gustan los juegos de terror, esta aventura sabrá manteneros en tensión en todo momento.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios