Análisis | Vídeos | 17 NOV 2020

Análisis de Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back!

Tags: PS4 Switch
Tras su debut en Nintendo Switch, los dragones se estrenan en PlayStation 4 con Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back!, que incluye nuevos niveles y modos de juego.
Cartel Bubble Bobble 4 Friends - The Baron is Back!Play

Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back! es la version ampliada del título originalmente lanzado en Nintendo Switch, que debuta en PlayStation 4 con el doble de niveles y nuevos modos de juego. Desarrollado por Taito junto a Inin Games, esta entrega estará disponible para ambas plataformas tanto en formato físico como en digital, obteniendo además de forma gratuita la expansión todos aquellos jugadores que en su momento compraron Bubble Bobble 4 Friends en Nintendo Switch. Como en su día ya le dedicamos un análisis, haremos un pequeño resumen y nos centraremos en las novedades incorporadas.

Su historia es la misma que la del juego base y nos lleva hasta la habitación de un niño que por la noche ve envuelto el lugar por una luz milagrosa, haciendo que cada objeto que alcanzan los rayos de repente cobre vida, lo que incluye al juguete favorito del niño, un pequeño dragón llamado Bub. Lleno de celos, el malvado mago Bonner desafía a los amigos del dragón a una batalla, comenzando aquí nuestra aventura.

Al igual que en el juego base, estamos ante un título de acción y plataformas que tiene lugar en una sola pantalla por nivel, donde nos dedicamos a acabar con todos los enemigos para ir avanzando por la aventura, encontrando también algunos jefes que le aportan más variedad al desarrollo. Aquí nos desplazamos lateralmente, saltamos, nos agachamos para pasar por zonas estrechas y disparamos burbujas en las que incluso podemos rebotar, siendo las mayores novedades que encontramos unas burbujas con propiedades únicas que deberéis estudiar para sacarles provecho en cada situación y el poder utilizar ciertos objetos especiales que se adquieren al ir completando mundos. Estos tienen un uso limitado en cada fase y se pueden ir mejorando para añadirles algo más de potencia y duración. Comentar también que al morir muchas veces puede activarse el modo invencibilidad, cosa que no recomendamos al quitarle gracia a la aventura.

Como es habitual, para intentar conseguir la mejor puntuación posible tendréis que acumular todos los enemigos en burbujas para formar cadenas al derrotarlos, obtener todas las letras de EXTEND y conseguir la fruta que encontréis por los escenarios, todo ello a contrarreloj. Ahora todas estas puntuaciones se comparten online para comparar vuestras mejores actuaciones con las de otros jugadores, desatando así la competitividad.

Pero lo mejor fue el contar con un multijugador local hasta para cuatro jugadores, donde podemos manejar a Bub, Bob, Pab y Peb para completar cada uno de los niveles de manera cooperativa. Y no es una tarea nada sencilla, ya que los jugadores comparten vidas para que haya que ir con más precaución. Lo que no nos acabó de convencer es que no se añadiera la posibilidad de jugar cooperativo online.

A nuestra disposición teníamos un total de 50 niveles a superar divididos en cinco mundos (representados por una de las partes de la habitación) con diez niveles cada uno, encontrando al final de cada uno de estos mundos un jefe que, en principio, eran sencillos de derrotar al tener unas pautas de actuación simples. Al completarlos, se desbloqueaba la versión más difícil de estas fases, dándonos la nada despreciable cifra de 100 niveles a superar en total. Ahora, con la expansión The Baron is Back! esta cifra aumenta hasta el doble para ofrecernos un juego realmente duradero, con nuevas pruebas a completar que hacen uso de escenarios un tanto diferentes y un mayor desafío en general. Eso sí, para poder jugar a estos nuevos niveles antes deberéis completar los 50 primeros, es decir, sus primeros cinco mundos. Aquí deberéis terminar los cien niveles de forma consecutiva visitando la recreativa, que cambiará en el modo difícil.

Y hablando de escenarios, estos están muy bien diseñados para que tengamos que hacer uso de diferentes rutas y propiedades de las esferas para acabar con los enemigos y esquivar las trampas que nos esperan. Los hay muy diferentes al resto, alejando incluso la cámara para darle una mayor escala y con pequeños homenajes a otros videojuegos.

La mayor novedad en este sentido la tenemos con el Baron von Blubba, un villano al que conocerán bien los seguidores de la franquicia. Este aparece tras estar un tiempo en una fase y, como no puede ser derrotado, nos toca superar el nivel a modo de contrarreloj si queremos evitar perder una vida. Al no poder acabar con él se le aporta mucha tensión a las partidas, algo que echábamos de menos en el juego base. Lo que quizás no nos ha convencido tanto es que sólo aparece en algunos de los nuevos niveles, si bien es comprensible por un diseño que a veces no es compatible con su incorporación.

La dificultad en un primer momento puede parecer muy sencilla, pero según vayáis avanzando veréis como se complica todo añadiendo nuevos enemigos y cada vez más peligros, algo que se nota especialmente al llegar a la dificultad difícil y desbloquear los niveles de esta expansión, donde tendréis que completar las nuevas fases de manera consecutiva para obtener la mejor puntuación posible.

La duración del juego no está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta la competición que se desata por intentar conseguir la mejor puntuación posible en las tablas de clasificación online. Con 200 niveles a nuestra disposición la aventura se puede completar en poco más de una tarde, a lo que hay que sumarle la rejugabilidad por su estilo arcade y por intentar conseguir todas las letras de EXTEND disponibles y las tres estrellas de cada mundo. Además, a modo de extra sigue conservando la recreativa original de Bubble Bobble, donde revivir los 100 niveles de juego original para poder compararlos con esta versión, y el Álbum de recuerdos para escuchar todas las melodías desbloqueadas y ver un par de vídeos.

El apartado gráfico resulta simpático dentro de su simpleza, donde se nos muestran personajes y enemigos con modelados y animaciones sencillas, escenarios bien estructurados pero cuyos elementos podrían estar más cuidados y fondos con distintas zonas de la habitación, siempre con efectos llamativos. Se agradece, eso sí, que funcione con tanta fluidez sin importar la plataforma elegida. En el sonoro encontraréis buenos efectos y alguna melodía que, sin ser mala, se hace muy pesada por su constante repetición. Los textos, al igual que en el orginal, nos llegan en perfecto castellano.

En definitiva, Bubble Bobble 4 Friends: The Baron is Back! es simplemente la version expandida del juego que pudimos disfrutar en Switch, llegando ahora también a PlayStation 4 por primera vez. Con el doble de niveles, nuevas tablas de clasificación online, el regreso del Baron von Blubba y otros pequeños extras, este juego es más completo que nunca, siendo ideal para jugarse en solitario o bien en cooperativo local para hasta cuatro jugadores. En el caso del modo arcade, podréis jugar en cooperativo para dos jugadores.

Una ocasión ideal para descubrir esta nueva entrega o, en caso de que ya lo tengáis en Switch, volver al juego por la incorporación de los nuevos extras de manera gratutita.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios