Análisis | Vídeos | 30 OCT 2020

Análisis de Clea

Vive una espeluznante aventura por Halloween con Clea, el nuevo juego de terror de la desarrolladora InvertMouse y la editorial Sekai Games.
Cartel CleaPlay

Clea es un juego de terror y supervivencia de desarrollo lateral en el que tendréis que resolver puzles, evitar a los enemigos y descubrir toda la verdad oculta, explorando la zona y recogiendo objetos que nos puedan servir en vuestro viaje. Desarrollado por InvertMouse, en colaboración con la editorial Sekai Games, estamos ante un título que, sin muchas pretensiones, sabrá hacerossentir miedo y la tensión de poder ser descubiertos en cualquier momento, con peligros que acechan en cada rincón.

Su historia comienza con la celebración del cumpleaños de Clea en la Mansión Whitlock en compañía de su hermano pequeño Ed y una de las sirvientas. De repente, un sonido extraño llama la atención de los tres, por lo que Florine, la sirvienta, decide ir a investigar y, seguidamente, también los pequeños. Pronto descubrirán una oscura verdad relacionada con sus padres y los Sirvientes del Caos, que hará que tengan que escapar de dicha mansión y de las horribles criaturas que allí habitan, intentando además encontrar una solución para una extraña enfermedad que parece afectar a Clea.

Esta trama es bastante interesante y, aunque al principio todo es confuso, poco a poco van aclarando lo sucedido, con escenas que nos hablan de lo sucede y la posibilidad de encontrar documentos y otros elementos que nos ayudan a profundizar aún más en su mundo. Los personajes están bien elaborados y cuentan con una personalidad diferenciada del resto para que sea más sencillo empatizar con ellos, todo acompañado de un tono siniestro y oscuro que le sienta muy bien a su ambientación. Pero lo mejor es que sus textos nos llegan en completo castellano para que no tengamos problemas a la hora de entenderla.

Nada más empezar y tras configurar el juego a vuestro gusto, veréis que hay cuatro dificultades entre las que elegir: Luz, Oscuridad, Caos y Caos+, aunque éstas dos últimas se desbloquean tras completar la aventura. También existen las opciones de jugar sin límite de guardados, así como las opciones de invisible y arcade que se desbloquean más adelante. Después tenemos diferentes trajes a elegir para Clea, algunos ya disponibles y otros que se consiguen al cumplir ciertos requisitos en la aventura.

Sus mecánicas son bastante sencillas, pudiendo desplazarnos lateralmente, utilizar el sigilo, correr, observar los laterales y mirar por las puertas, así como interactuar con determinados objetos y acceder al inventario. Es un juego que se centra en el sonido, teniendo que prestar mucha atención a la dirección en la que suenan los pasos de los enemigos y tomar precauciones, como huir y escondernos en diferentes lugares de los escenarios. También podemos utilizar velas para espantarlos o crear distracciones para intentar despejar un camino, así como combinar ciertos objetos del inventario para usarlos según lo requiera cada situación. Hay que tener en cuenta que el juego se divide en capítulos cortos y, si el personaje muere, tendréis que empezar el capítulo entero.

Los escenarios están bien pensados, con pasillos claustrofóbicos llenos de puertas a explorar, baños, dormitorios… Es cierto que en ocasiones puede dar la sensación de repetición por zonas y hacer que os sintáis perdidos, pero siguiendo algunas pistas al final os terminaréis acostumbrando. Además, esta fórmula ayuda a que sea más sencillo localizar los lugares en los que podemos ocultarnos si nos detectan. Por cierto, en esta aventura no hay autoguardado, teniendo que localizar tartas de cumpleaños para guardar vuestro progreso.

Los enemigos son uno de los ejes principales del juego y, aunque no hay demasiada variedad, tendréis que estudiar el punto débil de cada uno para poder evitarlos. No sólo están los Sirvientes del Caos, también encontraréis otros como arañas que funcionan de forma diferente a ellos. Estudiar el comportamiento de cada uno es muy importante si se quiere salir vivo del lugar. Nos ha gustado mucho la sensación de tensión que deja en todo momento, escuchando las pisadas de los Sirvientes del Caos por toda la estancia para indicarnos su posición, cómo abren puertas y salen corriendo hacia nosotros cuando nos escuchan o sentir los latidos del corazón al estar escondidos cerca de ellos. Es un juego que, sin ser espectacular, sabe como meter miedo en el cuerpo.

En cuanto a duración, es una aventura que puede completarse en pocas horas y que se divide en capítulos cortos, pero que ofrece mucha rejugabilidad a través de sus diferentes finales, las distintas dificultades y retos opciones que desbloquean extras. Cuenta incluso con un temporizador, ideal para aquellos que quieran hacer speedrun y desatar la competitividad con otros jugadores en las tablas de clasificación.

Su apartado gráfico es vistoso dentro de su simpleza, utilizando escenarios tridimensionales sencillos y personajes al estilo de marionetas de papel con buenas animaciones, todo con un toque de dibujos animados siniestro que le sienta muy bien. Pero lo que más nos ha gustado ha sido el uso de la iluminación para aportarle esa tensión que buscan. Peca de escenarios que a veces dan la sensación de repetición o poca variedad de enemigos, pero en general nos ha gustado y funciona siempre con mucha fluidez.

El sonoro también está a un gran nivel, ya que no solo aporta tensión con los movimientos de los enemigos, sino que saben cuando utilizar melodías para ambientar genialmente la aventura. Además, las escenas cuentan con doblaje en inglés y siempre van acompañados de textos en español para que sea más fácil seguir la historia, aunque hemos encontrado alguna que otra pequeña errata.

En defintiva, Clea es un título ideal para disfrutar este Halloween con una ambientación con la que sabe mantener la tensión en todo momento, tanto en el apartado visual como en el sonoro, una historia entretenida y controles accesibles. Además tiene una duración decente, con muchos extras que le aportan rejugabilidad. En lo negativo diremos que no es un juego demasiado complicado, así que aquellos que busquen un gran reto y acción no lo encontrarán aquí. Requiere mucha paciencia al tener que ir constantemente con sigilo, lo cual no es algo malo.

Si buscáis pasar un rato terrorífico este Halloween y queréis descubrir los secretos ocultos en la mansión Whitlock, Clea es un juego que sabrá saciar esa necesidad, con una calidad/precio muy bien ajustada.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios