Análisis | Vídeos | 13 MAR 2020

Análisis de Dead or School

Tags: PS4 Switch
Studio Nanafushi nos invita a combatir montones de zombis y criaturas en Dead or School, un título de acción de estilo escolar que llega de la mano de Marvelous Europe.
Cartel Dead or SchoolPlay

Dead or School es un juego de acción de desarrollo lateral que mezcla elementos tridimensionales con otros en 2D, cuenta con toques de rol, plataformeo y nos toca explorar los escenarios con el fin de rescatar a los refugiados y acabar con todas las criaturas para recuperar la superficie. Pero esto no es una tarea sencilla, por lo que contamos con muchas armas y habilidades a conseguir que poco a poco hacen que nuestra protagonista sea más poderosa y pueda enfrentarse a retos aún mayores.

Su historia nos lleva hasta una ciudad de Tokio que ha sido tomada por zombis y otras criaturas, por lo que la humanidad ha sido forzada al aislamiento subterráneo. Han pasado años desde estos sucesos, donde algunas de las personas que hay actualmente bajo tierra no saben nada de la superficie más allá de las historias que les han contado sus familiares. Aquí es donde entra nuestra protagonista, Hisako, que, tras escuchar las vivencias de su abuela en la escuela secundaria, sueña con experimentar ese estilo de vida misterioso y enérgico por si misma. Ahora, equipada con el uniforme escolar de su abuela, Hisako gana confianza para luchar contra las hordas de mutantes, recuperar la superficie e intentar cumplir su sueño.

Esta trama no esta nada mal, y eso que no nos convence el motivo por el cual quería recuperar la superficie. Los personajes cuentan con una personalidad bien diferenciada, aunque estereotipada, siendo algunos muy misteriosos, pero casi siempre con un toque divertido, e invitándonos a seguir queriendo saber más del argumento. Lo que menos nos ha gustado es el uso del erotismo innecesario en algunas escenas y en la vestmenta. Eso sí, todos los textos del juego nos llegan en inglés, por lo que si no tenéis un buen nivel en el idioma puede que os perdáis algunos detalles.

Sus mecánicas funcionan bien, pudiendo desplazarnos lateralmente, saltar, correr, rodar o atacar con una de las tres armas que podemos llevar equipadas. Si rodamos en el momento justo en que nos ataca un enemigo, conseguimos ralentizar el tiempo momentáneamente para lanzar nuestro contraataque. Algunas de estas acciones consumen resistencia, mientras que la munición de las armas de fuego y la durabilidad de las espadas es limitada, lo que nos obliga a usarlas con cabeza. Por suerte, dicha resistencia se recupera rápidamente, mientras que las armas se llenan al completo al visitar los puntos de guardado. Comentar también que hay una barra de vitalidad que, cuando está a punto de agotarse, hace que el traje de nuestra protagonista se rompa y, por ende, reciba más daño.

Al derrotar enemigos obtenemos muchos objetos, de los cuales os hablamos más adelante, y experiencia con la que subir de nivel. Al hacerlo obtenemos un punto de habilidad a invertir en tres ramas diferentes: Espada, Ametralladora o Lanzacohetes. Gracias a ellas podemos aumentar su durabilidad, aprender habilidades o reducir el tiempo de recarga de las armas de fuego entre muchas otras, presentándose en una pizarra donde vamos marcando lo conseguido. También podemos obtener algunos puntos de habilidad al completar tareas secundarias.

El equipamiento es muy importante dentro del juego, obteniéndolo de los enemigos caidos, al realizar ciertas tareas o comprándolo en las tiendas. Cada uno tiene un nivel, resistencia, poder, velocidad o munición entre muchas otras características, encontrando incluso algunos más especiales que cuentan con habilidades secundarias muy importantes. Podemos llevar hasta tres armas: una espada, una de fuego y otra más potente, tales como un bazooca o un lanzagranadas. Además cuentan con dos ranuras que nos permiten equiparles accesorios que proporcionan, por ejemplo, más poder, más posibilidad de realizar ataques críticos o incluso llevar un dron que apunte al mismo objetivo que nosotros, entre muchísimos otros. Todas se pueden mejorar, así como modificarlas para obtener otras habilidades. Quizás lo que menos nos guste de este apartado es la gran cantidad que encontraréis en vuestro viaje, acumulándose en el inventario y haciendo que sea más complicado encontrar el que realmente es valioso.

Algo muy importante a lo largo de la aventura son los puntos de guardado que, además de servir para guardar nuestro progreso, son los que nos permiten personalizar el equipamiento de Hisako, comprar en las tiendas, viajar al tren o entre otros puntos de guardado. Pero lo que más hay que tener en cuenta es que al activarlos reaparecen todos los enemigos que habéis derrotado, siendo ideal para farmear cuando se encuentra en una zona repleta de ellos. Se nota especialmente al principio del viaje, donde las armas apenas tienen durabilidad.

Los escenarios están bien estudiados y cuentan con varias rutas, pequeños puzles y secretos a descubrir, encontrando incluso misiones secundarias que merece la pena completar por sus jugosas recompensas en forma de puntos de habilidad y poderosas armas. Hay muchos refugiados ocultos en ellos, así que recomendamos viajar hasta el último rincón de los mismos para localizarlos junto con otros coleccionables que nos recompensan con más vitalidad, resistencia y experiencia entre otros. Lo mejor es que estos refugiados nos ayudan a desbloquear nuevas zonas y hacen que tengamos que volver a lugares ya visitados en busca de nuevos secretos. Comentar también que contamos con un mapa y que se dividen por zonas de metro (en su mayoría), aunque las cargas entre ellas suelen ser mínimas.

Por otro lado, los enemigos no son demasiado variados, pero cuentan con varias formas y diferentes patrones de ataque a estudiar que nos llevan a utilizar unas armas u otras. Cuando nos van a atacar aparece una especie de destello amarillo para que sean más sencillos de esquivar. Su inteligencia artificial deja mucho que desear, pero al venir en grandes grupos y contar con armas de uso limitado, son bastante desafiantes en ciertos puntos. También hay algunos más poderosos que salen de vez en cuando y ofrecen más experiencia y mejores objetos. Pero lo mejor, sin duda alguna, son los jefes que nos esperan al final de cada zona, de un tamaño considerable y muchos movimientos que debemos esquivar.

La duración de la aventura es bastante extensa al dividirse en varios niveles largos, encontrando además muchos secretos en forma de coleccionables, refugiados, zonas ocultas y tareas secundarias. Esto hace que sea algo rejugable, aunque nosotros hemos intentado conseguirlo todo en nuestra primera partida.

El apartado gráfico nos ha parecido algo obsoleto, con escenarios y enemigos tridimensionales que cuentan con modelados y animaciones algo simples, muchas texturas planas, efectos  pasables y, al menos, jefes finales que resultan algo más vistosos. Hisako está creada en 2D, pudiendo ver reflejado en ella todos los cambios que hacemos en su equipamiento. Como no podía ser menos en este género, funciona con mucha fluidez para que los controles no se resientan. Además hay algunas escenas vistosas que podemos visionar cuando queramos desde el menú, pero que hacen uso de un erotismo que nos parece innecesario.

En el sonoro tenemos melodías que acompañan bien las partidas, aunque no encontramos ningún tema que destaque. Los efectos son bastante buenos, mientras que las voces, en japonés, cuentan con un buen trabajo por parte de los actores y actrices. Los textos, como hemos comentado, nos llegan en inglés, no requiriendo un gran nivel para poder avanzar en el juego.

En defintiiva, Dead or School cuenta con un sistema de combate simple pero entretenido, montones de enemigos a derribar, buenos jefes finales y muchos secretos por descubrir en los escenarios, con varios niveles que le aportan una buena duración a la aventura. Lo que más nos ha gustado es el sistema de progresión, con un árbol de habilidades bien estudiado, tres tipos de armas a equipar que podemos mejorar y un buen equilibrio en la dificultad. Eso sí, la IA es más retante por la cantidad de enemigos que por su buen funcionamiento. En lo negativo tenemos un toque de erotismo que no creemos que le haga falta a la aventura o un apartado técnico que podría estar más trabajado.

Un título que gustará a aquellos que busquen acción y exploración, contando con una estética anime que le sienta bastante bien.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios