Análisis | Vídeos | 05 FEB 2019

Análisis de Etrian Odyssey Nexus

Un nuevo desafío os espera en Etrian Odyssey Nexus, la nueva entrega de la exitosa franquicia que recupera la esencia de la saga.
Cartel Etrian Odyssey NexusPlay

Etrian Odyssey Nexus es un RPG de mazmorras que se desarrolla desde una perspectiva en primera persona donde los jugadores tienen que formar un equipo capaz de enfrentarse a las dificultades que les esperan. En esta ocasión encontraréis más clases a vuestra disposición, personajes, mecánicas y laberíntos, con algunos aspectos sacados de los últimos juegos y otros completamente nuevos. Además incluye diferentes configuraciones de dificultad que se adaptarán a los jugadores sin importar su nivel de habilidad.

Su historia es muy similar a lo visto en pasadas entregas, donde siete árboles Yggdrasil protegen a toda la creación. Una vez, un nuevo árbol nació en la tierra, floreciendo así la humanidad. Sin embargo, su orgullo hizo que se pedieran por el camino y ese poder se desvaneciera de la noche a la mañana. Entonces el espíritu del gran árbol acogío a los sabios y llamó a los aventureros. Ahora han pasado eones y un decreto real de la Princesa Persephone, líder de la fuerza expedicionaria de la región, provoca la reunión de los mayores exploradores del reino en la ciudad flotante de Maginia. El objetivo es descubrir los misterios que oculta el archipiélago de Lemuria, hogar del gran árbol de Yggdrasil, y conseguir los tesoros legendarios de la civilización perdida, dando así lugar a una nueva aventura.

El argumento nunca ha sido uno de los puntos destacados de la saga y en esta ocasión sigue la misma línea. Cuenta con algunas conversaciones bien narradas y hay algunas sorpresas, pero en general es bastante prescindible y se centra sobre todo en la jugabilidad. Además sus textos nos llegan completamente en inglés, exigiendo un nivel bastante alto en determinadas ocasiones.

Nada más comenzar encontraréis cuatro niveles de dificultad: Picnic, para los que quieran disfrutar del viaje; Basic, donde disfrutaréis de algunos desafíos; Expert, ideal para los que amen los grandes retos; y Heroic, sólo pensado para los más habilidosos. En general es un juego complicado, así que elegid sabiamente el que más se adapte a vuestros gustos.

Poco después nos toca ponerle el nombre a nuestro gremio y empezaremos a crear aventureros eligiendo entre varios aspectos personalizables, todo para formar un equipo de hasta cinco miembros y con un total de 60 huecos que podemos rellenar con los miembros que nosotros creamos necesarios. Lo mejor es que ahora encontramos hasta 19 clases diferentes que nos permiten crear un grupo de lo más variado que se adapte a nuestro estilo de juego y necesidades. Además, al alcanzar cierto nivel a lo largo de la aventura, podréis asignar una subclase a los personajes para que así puedan aprender nuevas habilidades.

Las mecánicas son muy similares a lo visto en las últimas entregas de la franquicia. Aquí nos desplazamos libremente por unas mazmorras divididas en casillas, dibujándose un mapa automáticamente mientras lo recorremos o bien haciéndolo nosotros mismos, señalando las paredes, cofres y secretos para que poco a poco nos sintamos menos perdidos. Los enemigos no son visibles por los escenarios (a excepción de los más poderosos, conocidos como FOE), por lo que las batallas comenzarán aleatoriamente, indicándonos un medidor la probabilidad de encontrarlos mientras exploramos.

Una vez entramos en contacto con los FOE o al rellenarse el medidor comienzan los combates. Estos se desarrollan por turnos donde contamos con los típicos comandos de ataque, habilidades, defensa, objetos, movimiento, fuerza o huir. Quizás el que os resulte más extraño es el de fuerza, que os permitirá potenciar las habilidades de los personajes siempre y cuando su medidor esté al cien por cien, acabando sus efectos al llegar a cero. Comentar también que mientras esté activado podéis realizar un movimiento muy poderoso que puede decantar el rumbo de un combate, aunque este sólo puede usarse una vez por cada viaje que realizamos a las mazmorras, así que toca usarlo con cabeza.

Al ganar combates recibimos experiencia (especialmente si derrotamos la forma dorada de los rivales) con la que, además de subir de nivel para mejorar las estadísticas generales, podemos aprender nuevas habilidades o mejorar las ya existentes gastando los puntos de habilidad conseguidos. Esta parte sigue siendo bastante similar a lo visto en el resto de la saga y es muy interesante, donde al ir consiguiendo puntos en determinadas habilidades podréis incluso desbloquear otras nuevas. Gracias a ello se consigue que las partidas sean muy personalizadas.

Como es lógico, lo que más disfrutaréis de este juego es explorar a fondo sus mazmorras. Éstas cuentan con montones de caminos, trampas, puzles, mecanismos, enemigos y secretos a descubrir, haciendo que sea muy divertido recorrer cada rincón de los mismos. Además están bien diferenciadas por zonas y perfectamente estudiadas, encontrando a lo largo de la aventura algunos atajos que hacen que sea más agradable recorrer sus callejones. Lo mejor es que contamos con un mapa que nosotros podemos dibujar detalladamente para no sentirnos perdidos y poder anotar cada secreto que descubrimos, aunque también existe la opción de que el camino y las paredes se dibujen automáticamente.

Desde la fortaleza flotante podemos visitar varias estancias útiles para la aventura: la posada (la Señora del Lago), donde nuestros viajeros pueden descansar para recuperar fuerzas y guardar la partida; la tienda (empresa de Napier), que como su nombre nos indica sirve para comprar útiles para el viaje que nos espera; el bar (taberna de Kvasir), lugar en el que encontraremos las misiones opcionales disponibles; el gremio de exploradores, para crear y personalizar a nuestro grupo; la zona HQ, que es el cuartel general donde nos ofrecen las misiones principales; y la entrada, desde la que elegimos una mazmorra a visitar.

Las misiones, por otra parte, son variadas y van desde conseguir determinados objetos a escoltar a un grupo de personas que necesitan nuestra ayuda entre muchas otras. Lo que más nos ha gustado es que no todas se resuelven luchando o explorando los escenarios, en algunas tendréis que elegir entre diversas opciones de diálogo como si de una clásica aventura gráfica se tratara. Eso sí, las principales, como es lógico, son mejores que las secundarias. Comentar también que para acceder a las de la historia de vez en cuando tendréis que completar alguna tarea que en principio parecía opcional.

En cuanto a duración, estamos ante un título tremendamente extenso, sobretodo si queremos descubrir todos sus secretos. Hay montones de ellos ocultos en cada rincón de los escenarios y tareas optativas a completar que aseguran mucha rejugabilidad. Pero lo que hará que el juego os dure es su dificultad, la cual pondrá a prueba vuestras habilidades estratégicas con combates realmente duros.

El apartado gráfico del juego no está nada mal, utilizando dibujos bidimensionales junto con efectos llamativos para los ataques de los personajes principales y tridimensionales para las criaturas a las que nos enfrentamos, las cuales cuentan con modelados trabajados y algunas animaciones. Los escenarios están algo mejor, siendo estos variados según su localización. Comentar que, para hacer que resulten un tanto confusos, cuentan con elementos que se repiten en una misma zona, lo que a la larga puede cansar. Se agradece, eso sí, que funcione con total fluidez y que el efecto 3D resulte llamativo.

La banda sonora nos ha gustado mucho, con temas que se adaptan a la perfección según la situación en la que nos encontremos y efectos que ambientan bien los escenarios y las batallas. Comentar que de vez en cuando escucharéis conversaciones en japonés o alguna que otra frase suelta del grupo, aunque los textos del juego nos llegan integramente en inglés, siendo imprescindible entender el idioma para poder avanzar con soltura.

En definitiva, Etrian Odyssey Nexus es justamente lo que esperábamos de esta saga, un juego que destaca por tener unos escenarios trabajados cargados de secretos que nos encanta explorar a fondo y combates estratégicos que ponen a prueba todas nuestras habilidades y conocimientos. La mayor novedad viene dada por el gran número de clases disponibles, aunque por el camino se han quedado algunas que vimos en la anterior entrega. En lo negativo tenemos un apartado visual que podría estar bastante mejor y el idioma.

Un título realmente adictivo y que encantará a aquellos jugadores que disfruten de los RPGs de mazmorras, si bien no está pensado para todos los públicos.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios