Análisis | Vídeos | 16 JUL 2020

Análisis de F1 2020: El Videojuego Oficial

Un año más Codemasters regresa con una nueva entrega de F1 que mejora lo visto en el anterior juego para ofrecernos el título más completo de la saga, F1 2020.
Cartel F1 2020Play

F1 2020 es el videojuego oficial del Campeonato Mundial de Fórmula 1 2020, un simulador de carreras muy completo y exigente que cuenta con todos los pilotos y circuitos de la competición (incluida la Fómula 2), algunos vehículos clásicos, un sistema de conducción más accesible, elnuevo modo Mi Equipo y el regreso de la pantalla partida para jugar con nuestros familiares y amigos en casa, así como otras novedades de las que os hablaremos detalladamente más adelante. Desarrollado por Codemasters, esta nueva entega conmemora además la carrera deportiva de Michael Schumacher, con una edición que incluye contenidos exclusivos.

Lo primero en lo que nos centraremos es en sus mecánicas, que como siempre funcionan de manera muy satisfactoria y han recibido algunos ajustes para que sean aún mejores y más accesibles. Las sensaciones al volante nos han parecido muy realistas, teniendo que cuidar cada detalle técnico del vehículo para adaptarlo a nuestras necesidades, estilo de juego y a las condiciones del circuito y su climatología, donde incluso una mala elección de neumáticos puede jugarnos malas pasadas. Y cuidado, cualquier toque con los rivales o salirnos de la pista puede tener consecuencias nefastas, como llevarnos a un pit stop antes de lo deseado o que nuestro vehículo se comporte de forma extraña.

En general notaréis que todo funciona con mucha más fluidez, que los controles reaccionan de una forma más precisa y cada vez se acerca más al realismo de las carreras de F1, con detalles como el desgaste del motor con cada carrera que nos obliga a cuidarlo si no queremos recibir una sanción por cambiarlo antes de tiempo, el desgaste de los neumáticos, el momento de realizar las paradas para cambiar neumáticos, los problemas con la lluvia en el asfalto o pequeños cambios en nuestro vehiculo varían por completo su funcionamiento, ya sea a la hora de acelerar, en la velocidad punta o en las frenadas.

Hay otros aspectos que han recibido ajustes para hacerlos más accesibles, como el ERS, un sistema que nos permite obtener un pequeño impulso extra para intentar adelantar a nuestros rivales o bien defendernos de sus ataques. Éste ahora se activa o desactiva con sólo un botón y, al igual que en la competición real, se descarga con su uso y nos toca esperar a que se recargue para poder volver a activarlo, aportándole un toque estratégico muy interesante. También se agradece que en las zonas donde podemos usar el DRS se nos avise con un pequeño pitido de que podemos activarlo.

Como siempre, el juego incluye diversas ayudas que se pueden activar o desactivar para hacer que sea más accesible o competitivo, pero en esta ocasión también encontraréis un modo Casual que simplifica los menús y vuelve las carreras mucho más sencillas, no afectando demasiado a la conducción las salidas de pista, encontrando sanciones menos duras y una asistencia de dirección que hace que sea un título mucho más accesible para los jugadores noveles. Eso sí, como es lógico sólo se puede acceder a este sistema en las modalidades para un jugador.

En cuanto a pilotos y equipos se incluyen a todos los oficiales de la temporada 2020 (10 escuderías y 22 pilotos), así como a los de las temporadas de 2019 y 2020 de la F2, llegando esta última más adelante. Esto también supone que veréis sus respectivos vehículos, además de encontrar otros 16 coches extra sacados de la historia de la competición desde 1988 a 2010. Los que se hagan con la edición Michael Schumacher recibirán adicionalmente tres vehículos: el Jordan 191 (1991), el Benetton B194 (1994), el Benetton B195 (1995) y el Ferrari F1-2000 (2000).

Por otro lado están los circuitos, con un total de 22 entre los que descubriréis dos nuevos añadidos, Hanoi y Zandvoort, cuyos diseños nos han gustado mucho y le aportan algo de variedad a los ya conocidos de otras entregas. Lo curioso es que, debido al COVID-19 y las circunstancias derivadas del mismo, estos dos circuitos debutantes no estarán en la competición real, que este año va mucho más pareja con el lanzamiento del juego.

Pasando a los modos de juego, podemos ver que la gran mayoría son los que hemos podido ver en pasadas entregas. Para un jugador tenemos el clásico Grand Prix, donde disputar la competición al completo de F1 2020, la de F2 2019 o una clásica, Campeonatos, en los que competimos contra los grandes de la F1 para conquistar campeonatos o en eventos de exhibición para conseguir puntos,  y Prueba Contrarreloj, que nos invita a superar tiempos en circuitos de F1 2020, F2 2019 o Clásicos. En el multijugador podemos participar en eventos semanales, ligas, carreras clasificatorias, sin clasificación e incluso en pruebas oficiales de eSports, funcionando de manera muy correcta. Además tenemos la oportunidad de organizar partidas LAN y utilizar la pantalla dividida para dos jugadores de manera local.

Pero lo mejor y más novedoso lo hemos dejado para el final. En primer lugar está el Modo Piloto, en el que comenzamos una carrera creando a nuestro piloto y empezamos desde la F2 para poco a poco ir escalando (aunque también hay otras posibilidades), determinando nuestro rendimiento las opciones que tenemos para un futuro. Aquí seleccionamos un equipo en el que competir y realizamos ajustes según nuestras preferencias, tanto del campeonato como de las ayudas en la conducción. El objetivo no es otro que convertirse en el piloto más destacado de la competición.

Por otro lado está el Modo Mi Equipo, en el que empezamos desde cero como el 11º equipo de la competición, creando el diseño del monoplaza, el piloto y la insignia que nos representa. Después nos toca elegir un patrocinador (cada uno con sus propios objetivos y dinero), un suministrador que nos de un motor de buen rendimiento y durabilidad, y un compañero, que también influye a la hora de mejorar el prestigio del equipo y conseguir más puntos que después invertimos en seguir mejorando el rendimiento del vehículo. Pero no sólo nos toca correr, también hay que cuidar lo que hacemos fuera de la pista, ya sea en las entrevistas, mejorando ciertas secciones de nuestro equipo, el vehículo o investigando en I+D, entre otros. Es un modo muy completo y entretenido, con muchas tareas a realizar y gestionar, si bien las entrevistas se acaban haciendo algo pesadas por la repetición de ciertas preguntas.

Su apartado gráfico es muy bueno, aunque no dista mucho de lo visto en la anterior entrega. Los vehículos y los circuitos están perfectamente recreados, siendo una delicia ver cada uno de los detalles de los mismos. Después hay elementos que nos hacen sentirnos dentro de la experiencia, tales como los mecánicos en los boxes, que quiten las fundas de los neumáticos o una lluvia muy cuidada. Creemos que poco más partido se le puede sacar a las plataformas actuales, funcionando además a unos estables 60 fps.

En el sonoro tenemos algunas melodías para los menús que no son nada de otro mundo, pero los efectos durante las carreras son muy buenos, ya sea a la hora de recrear el sonido de los motores, los frenazos o la ambientación de los circuitos. Contamos con un doblaje en castellano que viene muy bien para las carreras, aunque la interpretación es mejorable.

Como conclusión, F1 2020 es un gran juego de conducción y, a su vez, el mejor simulador que encontraréis de la competición, incorporando ajustes en la conducción que hacen que se sienta mucho más realista y pequeños detalles que mejoran la experiencia. Además las nuevas modalidades incorporadas nos hacen sentirnos como un verdadero piloto, donde hay que cuidar hasta el más mínimo detalle dentro y fuera de la pista. No queremos olvidar las opciones de accesibilidad, que hacen que llegue a un público más amplio.

Los aficionados a la F1 podrán disfrutar de una entrega muy completa y que creemos que poco más le queda por hacer en esta generación, por lo que estamos deseando ver lo que la compañía podrá conseguir con las nuevas plataformas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios