Análisis | Vídeos | 19 OCT 2020

Análisis de FIFA 21

Tags: PC Xbox One PS4
La aclamada saga de fútbol de EA Sports regresa con una entrega llena de novedades en su jugabilidad y modalidades antes de dar el salto a la próxima generación.
Cartel FIFA 21Play

EA Sports FIFA 21 es la nueva entrega del simulador de fútbol que, un año más, incorpora novedades que poco a poco pulen la experiencia general que nos ofrece el juego, tanto dentro del campo como en sus distintas modalidades. Son cambios que notarán sobre todo aquellos que le dedicaron más tiempo al anterior juego, ya que en lo técnico poco más puede dar de si esta generación. Comentar también que los que tengan las versiones de PS4 o Xbox One, podrán dar el salto a la próxima generación de manera gratuita en sus respectivas sucesoras.

En primer lugar nos centraremos en sus mecánicas, las cuales se sienten parecidas a lo visto en la saga pero con novedades que le aportan más realismo y posibilidades a la hora de jugar. Ahora contamos con regates ágiles con los que es más divertido encarar a nuestros rivales gracias a que los controles responden con más precisión para intentar engañarlos, algo que viene acompañado de un mejor posicionamiento de los jugadores al buscar mejor los espacios para desmarcarse o, en el caso de los delanteros más destacados, mantenerse en línea con los defensas para no entrar en fuera de juego. Es más, con un simple movimiento de stick podemos elegir qué jugador queremos que se desmarque para armar mejor nuestros ataques.

También notaréis que los jugadores responden mejor en el campo, ya sea a la hora de realizar pases al hueco, rematar de cabeza o de tapar los disparos, con movimientos de las defensas más inteligentes, lo cual es más notable en las dificultades más altas del juego. Otro aspecto que ha mejorado son las colisiones, haciendo que ahora se tropiecen menos cuando hay situaciones de peligro e intentan hacerse con el balón. Está bastante mejor que en pasadas entregas, pero todavía se dan algunas situaciones un tanto extrañas y creemos que hay bastante margen de mejora para un futuro.

Por otro lado, las físicas del balón parecen ser mejores que lo visto en la pasada entrega, dando lugar a situaciones más variadas a la hora de controlarlo y al marcar goles. Al igual que en los choques, aún se puede mejorar en ciertos aspectos, pero vemos como poco a poco hay una evolución dentro de la saga. A los pequeños fallos ya nombrados hay que sumarle otro más, la respuesta de los porteros a nuestros lanzamientos, a los cuales suele ser más sencillo marcarles por el palo que cubren. No es algo demasiado grave y que no pueda solucionarse en un futuro parche, pero creemos que debería ser un poco más difícil marcar por el palo en el que están posicionados. Lo que sí nos ha gustado es su comportamiento en los balones que se quedan cerca de la línea de gol, lanzándose sin complejos para intentar sacarlos de cualquier forma.

En cuanto a modos de juego, el más destacado vuelve a ser FUT (FIFA Ultimate Team), que presenta novedades tanto a la hora de jugar como de gestionar nuestro club. Como es habitual, podemos ponerle un nombre a nuestro club, cómo queremos que sea nombrado en los comentarios y su aspecto, ya sean las equipaciones, escudos y otros detalles. Una novedad en este sentido son los estadios, que ahora podrán ampliarse y personalizarse de diversas formas, como añadir una grada para los tifosi o escoger un himno, los colores de las gradas y las celebraciones de hinchas, entre otros.

El funcionamiento de FUT sigue siendo muy parecido al de otras entregas, teniendo que competir en diversas modalidades contra la IA u otros jugadores online para conseguir monedas que después canjeamos por sobres que nos permitirán formar el equipo de nuestros sueños, habiendo simplificado el menú de gestión del equipo para agilizar el proceso y que pasemos más tiempo jugando. Eso no quiere decir que no haya novedades como poder participar junto con un amigo en cooperativo en modos como Divison Rivals, Squad Battles y en partidos amistosos con diversas reglas alternativas que hacen que cada partida se sienta diferente para conseguir recompensas, jugar a eventos de equipo para lograr objetivos que hagan ganar a nuestro bando, eventos de la comunidad en los que todos colaboran para desbloquear recompensas o participar en amistosos FUT en vivo por tiempo limitado con una serie de reglas que van cambiando a lo largo de la temporada.

La mayor pega en este sentido es que el sistema de progresión es bastante lento, teniendo que dedicar infinidad de horas para intentar formar un equipo que sea de vuestro agrado. En este sentido, aquellos que recurran a los micropagos tendrán una gran ventaja sobre el resto de los jugadores, aunque siempre nos quedará la posibilidad de aprovechar los diferentes eventos que vayan teniendo lugar.

Después, Clubes Pro nos ofrece la posibilidad de crear o unirnos a un club y jugar con nuestros amigos 11 contra 11. En esta ocasión, nuestro club mejorará según las valoraciones que tengamos en un partido, consiguiendo así puntos que podemos invertir en los rasgos de los jugadores. La mayor novedad es que podemos modificar el nombre, aspecto y equipación de los jugadores controlados por la IA (si vosotros creáis el club), así como personalizar tácticas y formaciones que después podemos guardar para utilizarlas cuando lo creamos necesario. Además podréis consultar las estadísticas de vuestro club, compartirlas con otros jugadores o bien ver cómo les va a otros clubes.

A continuación está Volta Football, que tras el éxtio conseguido en la edición anterior regresa con un modo historia (que dura unas dos horas), más contenidos (ropa, escenarios, jugadores…) y mejoras en su jugabilidad, desarrollándose más ágilmente los partidos y con nuevos movimientos a realizar que le añaden más profundidad al juego. Pero quizás, lo más destacado es que ahora podemos formar equipo con hasta otros cuatro jugadores para disputar partidos de 5 contra 5 a través del online, ofreciendo una forma diferente de partidos que le añaden más variedad al desarrollo.

Ya para finalizar tenemos el remodelado Modo Carrera, donde podemos comenzar la carrera de un jugador (tanto de uno creado como de real) o bien de un entrenador. En el modo carrera de un jugador no hay cambios sustanciales, teniendo que realizar diversos objetivos y jugar bien los partidos para conseguir la titularidad y poco a poco conseguir fama para nuestro jugador. Donde sí encontraréis grandes novedades es en la parte del entrenador, que se centra en la administración del club y de las tácticas de la plantilla.

Podemos seguir simulando los partidos para pasarlos directamente o, en esta ocasión, verlos en una especie de pizarra que muestra el rendimiento y todos los movimientos de nuestro equipo de manera acelerada para implementar cambios cuando lo creamos necesario o incluso parar al partido real al instante para participar nosotros si se complica. Esto hace que todo sea mucho más ágil e intuitivo, formando parte de los partidos de una forma más directa.

También se han hecho cambios en el desarrollo de los jugadores, donde ahora, mediante entrenamientos, podemos ajustar la posición de algunos jugadores en el campo para que se adapten a ella y formar tácticas según nuestras necesidades y estilo de juego, así como hacer que jóvenes talentos pasen a ser grandes estrellas. Pero cuidado, esto requiere de un buen planteamiento en el calendario para evitar el cansancio y posibles lesiones. Algo que nos encanta son las novedades en el sistema de traspasos, que aumentan las posibilidades de fichar a ciertos jugadores añadiendo cláusulas o haciendo uso de otros jugadodes.

Como no podía ser menos, estas son algunas de las novedades más importantes del juego, pero sigue manteniendo otras modalidades vistas en anteriores juegos, como las diversas ligas, torneos y competiciones más destacadas del mundo, con montones de equipos, estadios y jugadores licenciados que harán las delicias de los jugadores. Todo esto nos da una duración casi ilimitada, al menos hasta que se lance su próxima entrega.

El apartado gráfico es donde menos cambios hemos notado. Sí, se ha retocado el aspecto de algunos personajes, incorporado ciertos cambios en los estadios, más animaciones y añadido mejoras en las físicas, pero no son demasiado notables. Comprendemos que es algo normal al estar a las puertas de la nueva generación, pero hay detalles que se podrían haber retocado un poco para hacer que todo resultara más realista. Aún con todo ello, el resultado es más que satisfactorio, funcionando siempre de manera muy fluida.

En el sonoro tenemos una estupenda y amplia selección de temas licenciados que gozan de una gran calidad y nunca se hacen pesados, encontrando grupos como Bomba Estereo, Dua Lipa o Anitta que harán las delicias de los jugadores. Los efectos son bastante buenos, destacando sobre todo la genial ambientación de los estadios, y siempre están acompañados de los ya entrañables comentarios de Manolo Lama y Paco González, además de la novedosa incorporación de Nira Juanco por primera vez en la saga.

Como conclusión, FIFA 21 sigue la estela marcada por anteriores títulos de la saga, con una jugabilidad que poco a poco va puliendo algunos errores de pasadas entregas, montones de novedades en sus diferentes modalidades y muchas horas de juego para que los jugadores tengan entretenimiento hasta el lanzamiento del siguiente juego. Aún con todo ello, el salto visual es poco notable a estas alturas, los micropagos hacen que nuestro avance en FUT sea algo lento y ciertos comportamientos de los porteros son mejorables.

Creemos que el juego seguirá gustando, y mucho, a los seguidores del deporte. Además, el poder conseguir de forma gratuita la versión de próxima generación si se tiene la de la actual es un gran incentivo, donde esperamos ver el verdadero salto cualitativo del juego.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios