Análisis | Artículos | 09 AGO 2019

Análisis de Fire Emblem: Three Houses

Tags: Switch
Elige tu casa y prepárate para la batalla en Fire Emblem: Three Houses, la nueva entrega de la aclamada franquicia de Intelligent Systems que se supera una vez más.
Cartel Fire Emblem Three Houses

Fire Emblem: Three Houses es un RPG con batallas estratégicas que se desarrollan por turnos que vuelve a hacer uso del clásico sistema de mapas basados en casillas. La mayor novedad viene dada por la parte social, que nos permite profundizar en la personalidad y relaciones de cada personaje, y una de gestión de la que os hablamos más adelante. Todo ello mientras seguimos un calendario que nos señala las tareas a realizar, encontrando al final de cada mes un gran combate a librar.

Su historia nos pone en el papel de un comandante y profesor de una de las tres casas en la Escuela de Oficiales del monasterio de Garreg Mach, un terreno neutral que mantiene la paz entre las tres grandes regiones de Fódlan y a donde son enviados los hijos de las familias más importantes de cada región para que estén preparados para el futuro que les espera. Nada más comenzar nos toca elegir a que casa queremos adiestrar: las Águilas Negras, cuya delegada es Edelgard, princesa heredera del Imperio de Adrestia; a los Leones Azules, capitaneados por Dimitri, principe del Sacro eino de Faerghus; o a los Ciervos Dorados, la casa proveniente de la Alianza de Leicester, cuyo futuro representante será Claude.

En general nos ha encantado tanto la trama principal como las secundarias, estando realmente elaboradas en cada uno de sus aspectos y con personajes muy carismáticos con los que es fácil empatizar. Aquí cada decisión que tomamos cuenta y determina el futuro del continente, encontrando hasta cuatro caminos diferentes que, a su vez, se van ramificando en otras rutas nuevas. Todo esto hace que sea muy rejugable, especialmente si queremos ver lo todos los resultados y subtramas. No queremos olvidar que todos los textos del  juego nos llegan en perfecto castellano para que no tengáis problemas para comprenderlo.

Al comenzar la partida encontraréis dos niveles de dificultad que se adaptan a cualquier tipo de jugador: normal, ideal para principiantes, y difícil, pensado para los veteranos en la saga. También disponéis de dos tipos de juego: el clásico, donde hay muerte permanente para los personajes, y novato, que hacen que vuelvan tras la batalla. Pero tranquilos, si cometéis un error podréis recurrir al Pulso Dragón para retroceder unos cuantos turnos. Una vez seleccionados pasaréis a elegir el sexo del personaje y le otorgaréis un nombre.

Las mecánicas son explicadas al poco tiempo con una pequeña escaramuza de práctica, donde podemos mover libremente a los personajes por unas casillas con un número limitado de pasos y así formar estrategias para acabar con los rivales. Como siempre, hay dos fases de batalla, el turno del jugador y el del enemigo, concluyendo cada uno cuando no puedan hacer ninguna acción más o si así lo desean. Según la clase a la que pertenezca el personaje y su equipamiento puede atacar desde una distancia, donde la efectividad depende más de las características del mismo que del tipo que sea.

También hay que tener en cuenta el terreno, el cual afecta a los atributos de cada unidad. Estos escenarios están perfectamente estudiados para que tengamos que hacer uso de las coberturas, escondernos en ciertas zonas o aprovechar diversas trampas entre otros. Son muy variados y ofrecen muchísimas posibilidades, consiguiendo así que sea un título muy rejugable al poder afrontar una misma misión de diferentes formas.

Una vez desplazados se abre una ventana de comandos que nos permiten atacar, utilizar técnicas, objetos, acceder al carro para cambiar el equipamiento o simplemente esperar. Estas opciones se van ampliando en un futuro con otras nuevas que le añaden más profundidad al juego, como ataques combinados en los que participa más de un personaje al encontrarse a la suficiente distancia del enemigo. Si optamos por atacar dañaremos al rival, aunque nuestro personaje recibe daño también si estamos a su alcance, desgastándose las armas cada vez que las usamos. Al utilizar tácticas realizamos poderosas habilidades que a su vez desgastan más las armas, consiguiendo además experiencia con dicho equipamiento que, llegados a cierto punto, nos permiten aprender nuevos movimientos relacionados con el mismo.

Otro punto a destacar es que antes de las batallas tenemos los preparativos, lugar en el que seleccionamos las unidades que participarán, su equipamiento, habilidades y técnicas, estudiamos el mapa o gestionamos la afinidad entre personajes entre muchas otras tareas. Es de vital importancia, así que tomad las decisiones con calma.

Como es normal, al golpear a los rivales, derrotarlos o cumplir ciertos requisitos, nuestros personajes van ganando experiencia con la que pueden subir de nivel y mejorar sus atributos personales, además de tener acceso a nuevas clases. Recordar también que en ese juego las magias ofensivas sustituyen a las amas, algo importante a la hora de preparar al grupo.

La mayor novedad del juego viene dada por la parte social y de gestión. A lo largo del juego tendréis montones de conversaciones en las que podréis elegir diferentes opciones y, si dáis con la correcta, podréis mejorar la afinidad con otros personajes, algo que viene especialmente bien a lo largo de los combates. Esto tiene lugar entre las batallas, donde podemos explorar libremente la academia, aceptar encargos de todo tipo y conversar con la gente que encontremos por el camino.

Hay que tener en cuenta que todo se desarrolla en un calendario que nos indica las tareas planificadas para el mes. En él podréis ver los eventos y misiones que tendrán lugar, encontrando algunos días libres en los que elegir una actividad de la lista, como explorar, acceder a un seminario, combatir o simplemente descansar. Además encontraréis un tablón de anuncios con el que descubrir tareas secundarias, las cuales son muy numerosas y de todo tipo, siendo un verdadero placer intentar descubrirlas. Pero cuidado, a lo largo de los días contamos con puntos de actividad que limitan las tareas que podemos realizar, así que usadlos con cabeza para mejorar las relaciones con vuestro grupo, leer documentos o aumentar el nivel de docente del protagonista, que a su vez os proporcionará más puntos de actividad. Una vez terminados podemos explorar libremente o bien acabar el día, si bien no tendréis que pasar por todos los días de la semana.

Una parte importante de este apartado son las lecciones, unas tutorias con las que mejorar las aptitudes de los alumnos y así aprender nuevas habilidades y técnicas de combate. Lo mejor es que podemos asignarles tareas a dos de nuestros alumnos para que la sigan haciendo a lo largo de las semanas, lo que  a su vez mejora sus vínculos. Cada estudiante tiene sus propias metas y es esencial fijarles tareas relacionadas con ellas para que mejoren notablemente, aunque esto no quiere decir que no puedan aprender otras nuevas. Una vez preparados realizan el exámen de aptitud y, si aprueban, tendrán acceso a mejores clases de unidad.

Al final de cada mes nos espera una gran batalla obligatoria que hace que avancemos en la historia. Son muy divertidas, estratégicas y desafiantes, por lo que recomendamos preparar lo mejor posible a nuestro grupo. En algunas de ellas encontraréis a jefes realmente poderosos que pueden ocupar varias casillas, teniendo que localizar sus puntos débiles para explotarlos y así obtener la victoria.

Como curiosidad, existe una funcionalidad online que nos permite ver las acciones realizadas por otros jugadores, comerciar con ellos, recoger algunas de sus armas en los lugares donde han caído o incluso obtener experiencia de las casillas marcadas en dorado entre otras tareas. No es algo determinante para el juego, pero se agradece que lo hayan incluido.

En cuanto a duración, cada campaña da para unas 40 horas de juego que se ven ampliadas si queremos realizar todas las tareas secundarias y mejorar al máximo a los personajes. Es un juego que supera fácilmente las 100 a poco que os guste sacarle todo su jugo y que es muy rejugable al poder afrontar cada misión de tantas maneras diferentes y cambiar algunos elementos de la historia con nuestras decisiones.

El apartado gráfico nos ha gustado mucho, destacando por encima de todo los diseños de los personajes, escenarios y lo espectaculares que resultan algunos movimientos especiales, utilizando un estilo cell shading que le sienta realmente bien. Es cierto que en lo técnico es muy mejorable, con localizaciones variadas pero que pecan de carecer de vida, tienen montones de texturas planas, popping o ralentizaciones notables al explorar. Pero no os preocupéis, ya que es menos molesto de lo que en un principio pudiera parecer y lo compensa con unas estupendas secuencias en CGI para los momentos más importantes de la trama.

En el sonoro tenemos una banda sonora espectacular y dinámica que se adapta a la perfección a cada situación que vemos en pantalla, con una gran variedad de temas que hacen que nunca nos cansemos de escucharla y la posibilidad de acceder a ella desde el menú principal. Los efectos, por otra parte, también resultan muy buenos. Tenemos voces tanto en inglés como en japonés de gran calidad, así como una traducción al castellano para los textos sobresaliente.

Fire Emblem: Three Houses es, por méritos propios, el mejor y más largo título de la franquicia, convirtiéndose igualmente en uno de los juegos más destacados del género. Tanto la historia principal como las subtramas son muy interesantes, con un sistema de combate con tantas posibilidades que puede abrumar en los primeros compases pero que resulta muy satisfactorio y hace que sea muy rejugable, y un nuevo sistema de gestión social para hacer que el grupo se adapte a nuestras necesidades. Además, aquellos a los que no les interese esta parte social pueden activar la gestión automática para pasar a los combates directamente. Como pega diremos que la parte social rompe un poco el ritmo entre batallas y que técnicamente hay algunos detalles mejorables, aunque lo compensa con una estupenda dirección artística.

Un nuevo imprescindible que ningún aficionado a la franquicia o al género debería perderse, recomendando encarecidamente su compra.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios