Análisis | Vídeos | 11 MAR 2019

Análisis de La LEGO Película 2: El Videojuego

Llega La LEGO Película 2: El Videojuego, la adaptación a videojuego de la película que lleva el mismo nombre.
Cartel La LEGO Película 2 El VideojuegoPlay

La LEGO Película 2: El Videojuego es un título de acción, aventuras, plataformas y puzles en el que, una vez más, viviréis algunos de los momentos más interesantes de la película, con varios mundos de gran tamaño a explorar y multitud de tareas a realizar. Aunque incorpora algunoselementos nuevos en su jugabilidad, en general se siente como si estuvieramos jugando a otros títulos de la franquicia, donde la construcción de estructuras sigue siendo el eje principal.

Su historia es la misma que podemos disfrutar en el film, situándose justo después de la primera parte. Aquí unos misteriosos alienígenas creados con piezas Duplo han invadido la ciudad y la han destruido, dejando todo en ruinas. Ahora solo queda Apocalipsisburgo, un lugar creado con los restos de dicha ciudad, en el que los habitantes sobreviven con los escasos recursos disponibles hasta que, un día, vieron un misterioso meteorito cruzar el cielo. Ahora tendrán que investigar el misterioso objeto y descubrir de donde llegaron los seres que destruyeron su mundo, comenzando a partir de entonces un viaje por el espacio lleno de aventuras.

En esta ocasión el argumento está menos inspirado que en la primera entrega, no sorprendiendo tanto por tener elementos comunes con la misma. Además, aunque incluye ciertas escenas de la película, la mayoría del tiempo es contada por una narradora, permitiéndose algunas libertades para rellenar huecos creados específicamente para el juego. Lo peor es que, al ser amplios mundos abiertos a explorar, la trama acaba diluyéndose. Al menos se agradece que los personajes sigan manteniendo el carisma que los hace tan populares.

Las mecánicas conservan la base de lo visto en otros juegos de la franquicia, pero añadiendo algunos cambios que lo vuelven interesante. Aquí destruiréis objetos, consiguendo en esta ocasión nuevas piezas que podréis invertir en construir otras nuevas estructuras siempre que hayáis conseguido su respectiva página de instrucciones. Para ello deberéis entrar en el modo construcción, desde donde podréis crear tanto útiles para avanzar como toda clase de vehículos que amplian las posibilidades de exploración y de acabar con los rivales. Para descubrir nuevas construcciones necesitaréis también escanear ciertos objetos utilizando unos prismáticos y conseguir sus respectivos ladrillos para crearlos. Este objeto también os permitirá descubrir objetos que en principio parecen invisibles.

En los controles tenemos un ataque normal, un salto, los ataques de construcción (muy útiles para acabar con grupos de alienígenas) y la posibilidad de construir todo tipo de útiles para la aventura. Junto a todo ello, podréis cambiar en cualquier momento entre los personajes que hayáis desbloqueado, así como utilizar armas de lo más extravagantes. Como véis, sigue siendo tan simple como en pasadas entregas, encontrando en la parte superior izquierda nuestra vitalidad, monedas y piezas maestras conseguidas, mientras que en la derecha podéis ver un pequeño mapamundi que podéis ampliar donde se muestra la localización de las diversas tareas a realizar y algunos coleccionables.

Las zonas de plataformeo siguen estando en el juego, pero muchas de ellas están tan automatizadas que sólo tendréis que pulsar un botón en el momento adecuado. Esto hace que nos parezcan un tanto prescindibles, ya que no ofrecen un reto interesante a superar. Los puzles, por otra parte, son igual de sencillos, y normalmente se basan en destruir estructuras para conseguir bloques y después utilizarlos para crear otras nuevas. No son demasiado interesantes y a la larga pueden volverse algo repetitivos.

Tenemos un total de siete mundos completamente diferentes a explorar, siendo estos muy amplios y con montones de misiones y secretos a descubrir. Hay uno en el que incluso seremos nosotros los que tengamos que devolverle la vida creando edificaciones para que más personajes se muden al lugar. Pero esto no es todo, ya que a lo largo del juego iremos desbloqueando más zonas a través de los ladrillos lilas, teniendo cada mundo un número determinado de coleccionables a conseguir.

Y hablando de coleccionables, hay unas reliquias que contienen artículos especiales y recompensas que debemos abrir en las tiendas habilitadas para ello. También existen piezas maestras que se reciben al completar misiones o en ciertos lugares ocultos por los escenarios, lo que os dará acceso a nuevos planetas. Hay muchísimos elementos a desbloquear, como piezas para personalizar al personaje seleccionado, superpiezas, personajes, herramientas, artículos, y superartículos, así que tendréis que dedicarle muchísimas horas si queréis conseguirlo todo. Destacar a los 212 personajes disponibles, los cuales cuentan con algunos emblemáticos en sus filas.

Es una pena que no se hayan aprovechado todas estas cualidades para crear un producto más redondo. Al final todo se basa en realizar pequeños puzles que nos ayuden a avanzar, acabar con enemigos en combates simples y superar zonas de plataformeo automatizadas, haciendo que su desarrollo sea muy repetitivo. Lo mejor sigue siendo la gran sensación que dejan sus mundos, con montones de lugares a explorar y coleccionables.

La duración del juego es muy extensa, encontrando muchas tareas, ya sean principales o secundarias, y secretos repartidos por cada mundo. Siempre hay bastante por hacer, como suele ser habitual en la saga, no teniendo ninguna pega en este sentido. Además podréis disfrutar de la aventura en cooperativo local, lo que hace que la experiencia sea muchísimo más divertida y accesible para los jugadores menos hábiles. Vuelve a prescindirse del cooperativo online, pero a estas alturas no es algo que nos sorprenda.

En el apartado gráfico tenemos personajes genialmente modelados y animados, muy fieles a lo que se puede ver en la película, junto con escenarios amplios a explorar cuyos elementos están formados por bloques. Hay mucha variedad de localizaciones, pero es cierto que se sienten algo vacíos y a la larga se vuelven monótonos por zonas. Además vemos algunos de los problemas asociados a los mundos abiertos, como el popping o ciertos tiempos de carga, y otros como la cámara, que no nos deja ver con claridad en los lugares más cerrados. Hemos de mencionar también que, aunque la mayoría del tiempo funciona con fluidez, hemos encontrado algunas caidas no demasiado notables.

El sonido, por otra parte, está algo mejor, con buenas melodías que ambientan a la perfección cada uno de los mundos y algunas extraídas directamente de la película. Los efectos también están cuidados, mientras que en las voces tenemos doblaje en castellano para algunas escenas, si bien los personajes solo hacen pequeños ruidos que las imitan mientras jugamos. Al menos se agradece que los textos nos lleguen en completo castellano.

La LEGO Película 2: El Videojuego es, como conclusión, un título tan entretenido como otros juegos de la saga, siendo ideal para ser disfrutado en compañía. Lo mejor de esta entrega es que se ha potenciado la personalización y la exploración, pero en el camino se han descuidado otros aspectos como los combates, los puzles o las zonas de plataformeo, dando lugar al final a un desarrollo un tanto repetitivo y demasiado simplificado. Además, la historia se diluye a medida que avanza la aventura por tener tramos que intentan alargarla artificialmente.

Aun así, estamos ante un juego perfectamente disfrutable donde su principal virtud está en la exploración y la gran cantidad de contenidos, con montones de misiones y secretos por descubrir.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios