Análisis | Vídeos | 17 SEP 2019

Análisis de Los Sims 4 y el Reino de la Magia

Tags: PC Xbox One PS4
Conviértete en un verdadero hechicero con Los Sims 4 y el Reino de la Magia, el nuevo pack de contenidos para Los Sims 4 en el que nos esperan poderes sobrenaturales.
Cartel Los Sims 4 y el Reino de la MagiaPlay

Los Sims 4 y el Reino de la Magia es un nuevo paquete de contenidos que, como viene siendo habitual, sigue conservando ese toque de simulador social pero incorporando elementos mágicos que harán las delicias de aquellos a los que les atraigan los matices fantásticos. Viaja hasta un nuevo y fascinante reino mágico para recolectar materiales y así crear pociones, estudia hechicería, practica lo aprendido o incluso enfréntate a otros Sims, presentando además nuevos elementos de decoración y vestimentas.

Su historia nos lleva hasta una nueva ciudad rural llamada Glimmerbrook, que aparentemente resulta muy normal. Todo cambia cuando los Sims descubren un portal secreto de la ciudad, llevándonos hasta un reino fascinante en el que podrán aprender cómo dominar la magia, lanzar hechizos, inventar pociones e incluso invocar a un espíritu familiar para que protegan a nuestro Sim de la muerte. No esperéis nada demasiado elaborado en cuanto a argumento, ya que sólo sirve como introducción a su mágico mundo.

Nada más comenzar, y como viene siendo habitual en la saga, nos toca crear al personaje (o personajes) que queremos que participe en esta aventura, personalizando montones de elementos de su aspecto y equipamiento, o bien elegir uno ya creado. Aquí tenemos una de las primeras novedades, más prendas y accesorios para nuestros Sims (excluyendo en esta ocasión a los niños), junto con más aspiraciones relacionadas con la temática de la expansión.

La verdadera aventura comienza al viajar hasta Glimmerbrook, donde nos toca localizar un portal que nos lleve hasta un reino mágico formado por islas flotantes con cascadas. Una vez allí tenemos que conversar con uno de los tres sabios, fácilmente identificables por las runas que aparecen sobre sus cabezas, para que nos enseñen a utilizar la magia. Cualquiera de ellos le entregará a nuestro Sim el poder de la visión detectamotas, el cual nos ayudará a localizar las siete motas, unas esferas flotantes de color morado ocultas por todo el lugar. Una vez encontradas y entregadas, un sabio realiza el rito de ascensión y nuestro Sim se convierte en hechicero.

Según el sabio seleccionado visitaremos una escuela u otra, ya sea una de hechizos elementales destructivos, otra con los que facilitarnos la vida limpiando o teletransportándonos entre más posibilidades, o una última que se centra en el estudio de pociones. Todas ellas son bastante entretenidas y os permitirán aprender habilidades únicas. A partir de este momento nos toca mejorar nuestras habilidades, centrándose siempre en las aspiraciones que hayamos elegido para nuestros Sims.

Para ello tenemos que ir al Callejón de los Hechizos, un lugar vital donde comprar todo lo que necesitemos relacionado con la magia. Aquí encontramos tres tiendas bien diferenciadas: la de varitas, tomos y familiares; la que se centra en escobas y cristales; y por último la de ingredientes para pociones. Todas ellas cambian sus artículos a diario, así que se trata de una zona que estamos visitando contínuamente.

En la tienda de varitas, tomos y familiares podréis comprar, como su propio nombre indica, multitud de varitas diferentes cada día, tomos mágicos a estudiar para crear nuestro propio libro de hechizos e incluso espíritus familiares, los cuales pueden proteger a nuestro Sim de la muerte y ofrecen seguridad. Para poder usarlos tendréis que vincular su respectivo orbe al Sim y después invocarlo, pudiendo incluso ponerle un nombre. Estos proporcionan más experiencia y le dan a nuestro Sim un extra de confianza.

La de Escobas y cristales, por otra parte, nos permite hacernos con escobas para desplazarnos volando rápidamente por su mundo, y cristales, que son piezas fundamentales a la hora de crear pociones en el caldero. Por último está la de ingredientes para pociones, donde lógicamente encontraremos todo tipo de ingredientes para elaborar pociones.

Como es habitual, cuanto más practica nuestro Sim más ventajas desbloquea invitiendo los puntos de talento que conseguimos cuando sube de rango. Hay amplios árboles de habilidades a desbloquear, siendo los hechizos más poderosos cuantos más puntos invirtamos. En total encontraréis tres diferentes: uno para desatar el caos a distancia, otro para los hechizos reparadores y de duplicado, y uno para las travesuras.

Si nos convertimos en lanzador de hechizos, tenemos que estar pendientes de que el orbe sobre la cabeza de nuestro Sim no se rellene, ya que puede llevarlo incluso a perder la vida por sobrecarga. Otro problema es que, si no estamos especializados en un tipo de magia, es posible que fallemos el hechizo y perdamos magia y energía, recomendando tomarlo con calma para que poco a poco suban al nivel que se requiere. Después están las maldiciones, de las cuales encontraréis un total de 10 y se reciben de los hechizos de otros Sims o de una poción que ha salido mal. Esto hace que nuestro personaje sea odiado, por lo que nos toca buscar una forma de curarnos.

En general es un pack de contenidos que añade muchos elementos, en especial en cuanto a hechizos que nos facilitan la vida se refiere, pero también hay nueva ropa, accesorios y, como no podía ser de otra forma, muebles y decoración para las casas. Es muy completo en general y los hechizos nos permiten hacer varias tareas a la vez.

El apartado gráfico es muy similar a lo visto en el juego base, pero nos ha sorprendido muy gratamente el reino mágico al contar con edificios en islas flotantes llenas de vegetación y cascadas. Utiliza unos tonos más apagados que de costumbre, lo que le da ese toque oscuro que busca este pack. Los personajes, por su parte, siguen estando bien modelados y animados, con algunos movimientos nuevos creados para lo ocasión. Los efectos también están a un buen nivel.

En el sonoro no encontraréis grandes cambios más allá de alguna melodía y sonidos añadidos. Los Sims se limitan a hacer pequeños ruidos, como suele ser habitual, así que estamos acostumbrados. Los textos, al menos, nos llegan en completo castellano para que no tengamos problemas a la hora de comprender los objetivos.

Como conclusión, Los Sims 4 y el Reino de la Magia nos ha parecido un pack de contenidos bastante completo y divertido, que permite a nuestros Sims convertirse en verdaderos hechiceros y estudiar las disciplinas que más nos atraigan. Es un pack que se disfruta más si se tienen otras expansiones, ya que pueden dar lugar a situaciones un tanto extrañas. El mayor problema que hemos encontrado es que a veces desequilibra un poco el juego, ya que obtener mucho dinero es muy sencillo duplicando objetos y satisfacer todas las necesidades de nuestros Sims se simplifica a una sola poción, pero es lo que tiene ser un mago.

Si siempre habéis soñado con convertiros en un hechicero, esta es una gran oportunidad, especialmente si sois seguidores de Los Sims y de cierta saga de magos a la que rápidamente se le asocia.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios