Análisis | Vídeos | 13 OCT 2020

Análisis de Mafia: Edición Definitiva

Tags: PC Xbox One PS4
La primera entrega de Mafia regresa con un remake hecho desde cero que incorpora diversos añadidos y mejoras, tanto a nivel jugable como audiovisualmente, con su edición definitiva.
Cartel Mafia Edición DefinitivaPlay

Mafia: Edición Definitiva es una aventura cargada de acción que se desarrolla en un mundo abierto. Desarrollado por Hangar 13 desde cero, este remake de Mafia es muy fiel al original, si bien han aprovechado la ocasión para ampliar el juego a nivel de historia profundizando más en  todos sus personajes, se han mejorado los gráficos, el sonido y sus mecánicas jugables, además de encontrar escenas ampliadas y rehechas. Recordar que el juego puede comprarse tanto en solitario o como parte de Mafia: Trilogy, que incluye la edición definitiva de los tres juegos de la saga.

Su historia nos lleva hasta Lost Heaven en 1930, donde la Gran Depresión se ha cebado con la ciudad y la llegada de la Ley Seca estadounidense supone una oportunidad de lo más lucrativa para los mafiosos. Las familias Salieri y Morello luchan por el control de Lost Heaven, en la que unos pocos policías honestos se esfuerzan por mantener el orden. En medio de este caos se encuentra nuestro protagonista, Tommy Angelo, un humilde taxista cuya vida se vio truncada tras tener un encontronazo con la mafia italiana. Ahora hace encargos para don Salieri y se labra una reputación en los bajos fondos, aunque su conciencia suele prevalecer sobre su orgullo.

Esta trama conserva todo lo que hizo grande a la original y está contada en parte mediante flashbacks, con una gran narrativa, personajes muy trabajados y escenas que le aportan más espectacularidad. Pero en esta ocasión además han aprovechado para profundizar más en las historias de personajes secundarios y que podamos conocer sus motivaciones, ampliando también algunas escenas que han sido rehechas desde cero. Pero lo mejor es que nos llega doblado al castellano para que no tengamos que leer subtítulos en medio de la acción, pudiendo elegir otros doblajes y textos en nuestro idioma si así lo prefiere el jugador.

Nada más empezar podréis elegir entre cuatro dificultades: fácil, media, díficil y clásica, siendo el juego más complicado cuanto mayor sea la que elijamos, con un comportamiento de la policía y un estilo de conducción más realista que complican las misiones o menos ayudas con la interfaz de usuario, entre otros. Están bastante bien equilibrados, aunque de vez en cuando encontramos algún que otro pico de dificultad, donde la clásica es la más exigente.

Sus mecánicas son muy similares a lo que vimos en el juego original, con la posibilidad de movernos libremente por su mundo, correr, saltar, utilizar el sigilo, apuntar, disparar o conducir todo tipo de vehículos y disparar desde ellos, pero con diversos ajustes que hacen que en general sea mucho más satisfactorio. Después encontraréis un nuevo sistema de coberturas con el que protegeros de los proyectiles enemigos y que, por desgracia, a veces se siente un tanto imprecisoo, así como un renovado combate cuerpo a cuerpo que en general resulta bastante sencillo al solo tener que esquivar y golpear. Lo mejor es que ahora las armas están mejor diferenciadas, sintiendo un peso distinto entre ellas y un comportamiento más realista.

A esto también ayuda la inteligencia artificial de los enemigos, que ha sido muy mejorada. Ahora utilizan mejor las coberturas, las persecuciones han ganado en intensidad y los momentos de sigilo están más trabajados, teniendo que utilizar el nuevo sistema de coberturas para intentar sorprenderlos por la espalda y acabar con ellos de un movimeinto.

La ciudad es bastante amplia, aunque no esperéis tantas tareas a realizar como en otros juegos del género, pero sí que están más trabajadas. Tendréis que conducir con cuidado (incluso poniendo el limitador de velocidad) e intentar no meteros en lios, ya que la polícia podía perseguiros si cometéis algún delito y después os tocará darles esquinazo utilizando algunos puntos especiales de la ciudad para intentar que se estrellen, cosa que también sucede con ciertos rivales. Cuanto más tiempo estemos en este estado, con más intensidad nos perseguirán. Por suerte, el manejo de los vehículos también ha mejorado considerablemente y hace que en general sea más placentero.

Por otro lado están las misiones. Éstas son variadas y van desde hacer de taxista hasta perseguir a enemigos que intentan escapar a bordo de vehículos, con montones de tiroteos, rescates de aliados, infiltraciones y otras sorpresas que preferimos no desvelar. Son entretenidas, pero algunas pecan de ser repetitivas con el paso de las horas y lineales al no aprovechar su mundo abierto, teniendo que ir siempre desde un punto hasta otro para realizar las tareas que nos mandan sin ningún tipo de misión opcional a realizar más allá de recoger ciertos coleccionables y documentos en los interiores. No es un aspecto del todo negativo, ya que se consigue que la historia avance sin interrupciones.

En cuanto a duración, tenemos una campaña que da para algo más de diez horas, todo dependiendo de lo que tardemos en realizar ciertas tareas. No es muy rejugable más allá de intentar descubrir todos los coleccionables y jugar las diferentes dificultades disponibles, pero es una aventura que se disfruta mucho a pesar de algunos picos de dificultad. También se agradece que haya una galería en la que ver y probar los diferentes vehículos disponibles y un modo Libre (se activa tras completar el primer capítulo) que ofrece más libertad de movimiento.

Pero lo mejor de todo el juego, sin duda, es su actualizado apartado técnico. Tenemos nuevos modelados estupendos para los personajes, que resultan tremendamente expresivos con sus caras, vehículos perfectamente recreados, efectos como la lluvia o los reflejos que son muy vistosos y una ciudad variada llena de detalles en cada rincón que nos recuerdan a las películas clásicas del cine de mafiosos. Tanto es así que en la última actualización lanzada se ha incorporado el modo Noir, que nos permite disfrutar del juego en blanco y negro para asemejarse aún más a dichos clásicos. En general se muestra mucho más realista y actual, aunque no está carente de algunos fallos como popping, carga tardía de texturas o una iluminación que a veces da lugar a situaciones extrañas, afeando un poco el gran resultado obtenido.

En el sonoro contamos con un gran repetorio de canciones que han sido regrabadas para la ocasión y otros temas licenciados de gran calidad, así como efectos muy trabajados y un doblaje al castellano muy bueno. Para aquellos que lo prefieran, existen varias opciones para el doblaje y los subtítulos, así como diversas opciones de configuración en los menús.

Como conclusión, Mafia: Edición Definitiva nos ha demostrado cómo debe hacerse un buen remake, manteniendo toda su esencia intacta pero mejorando aspectos como su apartado audiovisual, los controles o expandiendo su historia, haciendo que en general sea mucho más satisfactorio. Hay aspectos que no han envejecido bien, como la repetición de ciertas tareas o tener un mundo abierto un tanto desaprovechado al no incorporar misiones optativas a realizar que nos hagan explorar la ciudad, aunque esto ayuda a que la trama no se disperse.

Aquellos a los que les atraigan las películas de estilo Noir clásicas quedarán encantados con Mafia: Edición Definitiva, siendo un buen motivo para revivir la historia de Tommy Angelo o descubrirla por primera vez.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios