Análisis | Vídeos | 22 FEB 2019

Análisis de Metro Exodus

Tags: PC Xbox One PS4
Artyom y los espartanos se embarcan en una épica aventura con Metro Exodus, la nueva entrega de la franquicia de 4A Games.
Cartel Metro ExodusPlay

Metro Exodus es un shooter en primera persona guiado por su historia que cuenta con divertidos combates frenéticos, opciones de sigilo, supervivencia y, por primera vez en la saga, un amplio mundo abierto que podemos explorar con total libertad. Como es habitual en la saga, estáinspirado por las novelas de Dmitry Glukhovsky, abarcando esta vez un año entero que os hará pasar por todas las estaciones.

Para ponernos en contexto, tenemos que hablar de la historia de la franquicia hasta ahora, donde en 2013 el mundo quedó devastado por un acontecimiento apocalíptico, refugiándose varios de los supervivientes en las profundidades del metro de Moscú. Pocos días antes del bombardeo nace nuestro protagonista, Artyom, que es criado bajo tierra para evitar los efectos del desastre. Durante su adultez, junto a un grupo de compañeros, comienza una lucha por la supervivencia, siendo asediados tanto por amenazas exteriores como interiores.

Ahora estamos en el año 2036, donde unos cuantos miles de supervivientes todavía se aferran a la existencia bajo las ruinas de Moscú, en los túneles del Metro, pensando que la superficie todavía sigue completamente contaminada por la radiación. Tras haberse enfrentado a ella, luchar contra bestias mutantes y horrores paranormales, y sufrido las llamas de una guerra civil, debemos huir del Metro y liderar a un grupo de rangers espartanos en un viaje increíble a través del continente recorriendo una Rusia postapocalíptica en busca de una nueva vida en el Este.

Lo primero que queremos comentar sobre este argumento es que en esta entrega no se profundiza demasiado sobre la trama de anteriores juegos, haciendo que sea muy probable que los jugadores se sientan un poco perdidos al inicio. Es por ello que recomendamos jugarlos, en especial si es la versión Redux mejorada, y, si os atrae su temática, leer los libros de Dmitry Glukhovsky (Metro 2033, Metro 2034 y Metro 2035) en los que se basa la franquicia.

Como siempre, estamos ante una trama adulta con alguna crítica social que hace que sea muy inmersiva, junto con un mundo muy rico que poco a poco descubriréis avanzando en la aventura, hablando con otros personajes o incluso a través de algunos documentos, compensando así a aquellos que se dediquen a explorar a fondo. Es muy entretenida y os aseguramos que hay momentos que os dejarán con la boca abierta al contar con giros inesperados. Además, las decisiones que tomamos determinan el destino de nuestros compañeros, así que toca pensar detenidamente cada una de ellas.

Pasando ya a su jugabilidad, las mecánicas del juego no han variado demasiado respecto a pasadas entregas, aunque incluye algunos ajustes y añadidos que hacen que sea más satisfactoria. Podemos optar tanto por la acción más directa (aunque la escasez de munición hace que sea menos recomendable) como por el sigilo, donde por el día encontraréis más facciones y por la noche habrá menos pero en consecuencia  aparecerán más mutantes. Al final todo queda a elección del jugador y sus preferencias, con un mundo que cambia según la hora del día y la estación en la que nos encontremos.

En cuanto a armamento, tenemos nueve tipos a nuestra disposición a lo largo del juego: bulldog, valve, pistola bastard, escopta shambler, kalash, tikhar, helsing, revolver y ashot. Pueden parecer pocas, pero están muy cuidadas, perfectamente diferenciadas entre sí por su uso, peso y munición, y son completamente personalizables con montones de accesorios a nuestra disposición que hacen que se adapten perfectamente a las necesidades de cada jugador. Lo que más nos ha gustado es que son muy originales, creadas a partir de los restos que se pueden encontrar en un mundo en ruinas, y que todas ellas serían factibles en la realidad. Cómo es lógico, hay algunas que utilizaréis más que otras por tener una munición cuyos materiales son más sencillos de encontrar o que se pueda reciclar. Además, nos toca limpiarlas de vez en cuando en las mesas de trabajo si no queremos que su funcionamiento se vea afectado por la suciedad.

La mayor novedad es que ahora, al desplazarnos más tiempo por la superficie, contamos con amplios entornos abiertos a recorrer. Aquí encontraréis multitud de peligros que cambian según sea de día o de noche, con anomalías llamativas pero muy peligrosas (de las que no hablaremos para evitar spoilers) y las clásicas zonas radioactivas, que nos obligan a llevar las máscaras de gas equipadas para poder respirar en estos entornos. Eso sí, se nota que el equipo tiene más experiencia en las zonas cerradas, por lo que brilla más cuando nos encontramos en ellas. Al desarrollarse el juego a lo largo de un año viviréis también el cambio de estaciones, ofreciendo cada una de ellas un ambiente diferente y retos nuevos a los que enfrentarnos.

A lo largo de la aventura encontraréis campamentos y puestos avanzados que sirven como refugios en los que podréis descansar para recuperar fuerzas y hacer avanzar las horas del día si lo creemos necesario. En estos lugares encontraréis mesas de trabajo donde podréis crear útiles para la aventura como botiquines y filtros para la máscara de gas o bien adaptar las armas a vuestro estilo de juego con nuevas herramientas que modifican el daño, el alcance, el control o la precisión. Como curiosidad, las armas que tenemos se pueden desmontar para conseguir mejoras que después podemos usar como armamento. Otro elemento importante del juego es el Aurora, un tren que también sirve como refugio y en el que viajamos de un lugar a otro con rapidez, conociendo durante el trayecto al resto de personajes de nuestro grupo más en profundidad y detalles importantes de la historia.

La duración de la aventura ronda las 18 horas, tiempo al que hay que sumarle las diversas tareas secundarias a realizar, coleccionables y la rejugabilidad que ofrece por poder afrontar las misiones de varias formas diferentes. Es más, os recomendamos realizar tantas misiones optativas como podáis, ya que además de recompensaros con útiles para la aventura, profundizaréis en la historia del juego conociendo ubicaciones muy interesantes. Además hay varios niveles de díficultad que se adaptarán a las necesidades de cada jugador.

Quizás la mayor pega de esta aventura la encontremos en el apartado gráfico, donde hay algunas luces y sombras. Por un lado tenemos unos escenarios amplios y con muchos detalles en cada rincón, buenos efectos como la iluminación o la climatología y geniales modelados y animaciones de los mutantes a los que nos enfrentamos. Como es lógico, todo se ve potenciado en PC por el uso de algunas tecnologías actuales. Por otro hay rostros poco expresivos y que se parecen mucho entre sí, animaciones mejorables para los humanos, algunas texturas planas que desentonan con el resto o físicas de impacto que en ocasiones resultan un tanto extrañas. Lo peor es que hemos encontrado algunas caídas bastante molestas a lo largo de la aventura, aunque esperamos que sean solucionadas poco a poco mediante actualizaciones. Aún así, estamos ante una aventura que resulta llamativa por sus estupendos diseños. El juego también añade un modo foto que hará las delicias de los jugadores por sus múltiples posibilidades.

En cuanto al sonoro, tenemos melodías que se adaptan a la perfección a determinadas situaciones del juego con piezas musicales de todo tipo, efectos de sonido que ambientan genialmente su mundo postapocalíptico y un doblaje en castellano que, sin ser espectacular, cumple perfectamente con su cometido. Comentar también que incluye subtítulos para enterarnos mejor de lo que ocurre en conversaciones que tienen lugar en la lejanía.

Metro Exodus es, en definitiva, un gran shooter en primera persona que destaca por su estupenda historia, que está perfectamente narrada y cuenta con multitud de detalles que descubriréis explorando su mundo, el armamento personalizable y escenarios amplios a recorrer que cambian completamente con el ciclo día noche, la climatología y los cambios de estación. Es el título más ambicioso de la franquicia, y eso se nota desde un primer momento, aunque cuenta con algunos defectos, especialmente en lo que al apartado técnico se refiere.

Aún así, aquellos que busquen un juego donde el pilar fundamental sea el argumento están de enhorabuena, ya que estamos ante un título que sabrá emocionaros como pocos con su excelente universo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios