PC
Xbox One
PS4
Switch
PS5
Xbox Series X/S

Análisis de Mortal Kombat 11 Ultimate

La entrega definitiva de Mortal Kombat 11 llega a la actual y a la nueva generación de consolas y PC para ofrecernos la misma diversión pero con ciertas mejoras y más contenidos.

Cartel Mortal Kombat 11 Ultimate
Play

Mortal Kombat 11 Ultimate es la versión definitiva de la última entrega de la afamada saga de lucha, que a pesar de tener gráficos tridimensionales se sigue desarrollándo lateralmente para conservar toda su esencia. Desarrollado por NetherRealm Studios para PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox Series X|S, Xbox One, Nintendo Switch, PC y Stadia, la edición Ultimate incluye el juegobase, el Kombat Pack 1, la expansión Mortal Kombat 11: Aftermath y, como mayor novedad, el Kombat Pack 2, que añade al elenco de luchadores a Mileena, Rain y Rambo. Pero esto no es todo, ya que incluye las actualizaciones más recientes (con  los Friendships y Fatalities de fase) junto con más trajes, escenarios y otros extras de los que os hablaremos más adelante.

Los poseedores del juego en PS4 o Xbox One podrán conseguir además las respectivas versiones de sus sucesoras sin coste adicional, las cuales presentan resolución dinámica en 4K, tiempos de carga más rápidos y otras mejoras. Comentar también que hay juego cruzado entre estas cuatro plataformas para algunos modos de juego.

Como ya os comentamos en su momento, la historia del juego base se centra en Raiden, quien ha asumido un poder oscuro para intentar defender la Tierra de las diferentes amenazas, lo que altera el equilibrio entre la luz y la oscuridad y algunas líneas temporales. Aquí entra en juego Kronika, un ser que controla el tiempo y busca reparar este estropicio, uniendo todas las líneas temporales en una sola para reunir al pasado junto al presente y hacer que el actual Raiden deje de existir. Por su parte, Aftermath continúa donde acaba esta trama, con Liu Kang asumiendo el papel de nuevo protector y Guardián del Tiempo al derrotar a Kronika. Tras unos sucesos que no detallaremos, se ve obligado a viajar nuevamente por el tiempo para intentar conservar en buen estado el Reloj de arena que permite mantener el equilibrio, haciendo alianzas inesperadas por el camino.

No sólo se trata de un argumento interesante, sino que está muy bien narrado mediante cinemáticas de una gran calidad que se mezclan con el gameplay, cuenta con personajes muy carismáticos, hay varias sorpresas a lo largo de su desarrollo y en ocasiones nos permite elegir entre dos luchadores con los que jugar, con una premisa que además les sirve para traer a la batalla tanto a luchadores de antaño como a otros actuales y sus respectivas versiones. Aunque el doblaje nos llegue únicamente en inglés, siempre va acompañado de textos en castellano para que podamos seguirlo sin problemas.

En cuanto a mecánicas no ha variado respecto a lo visto anteriormente, atacando con cada extremidad de pie, agachados o saltando, bloqueando los de los rivales y desplazándonos lateralmente, además de combinar estas acciones para realizar movimientos especiales y combos devastadores. También están los Fatal Blows para intentar darle la vuelta al combate, los clásicos fatalities, los brutalities, las provocaciones finales y, como novedades de las últimas actualizaciones, los friendship y fatalities de escenario. Hay algún extra en forma de nuevos movimientos y ciertos ajustes en la IA o la respuestaa de los luchadores, pero nada demasiado destacable (aunque no lo necesitaba).

El elenco de luchadores es muy amplio y está perfectamente equilibrado, encontrando en esta versión un total de 37. A los del juego base se suman los del Kombat Pack 1 (Shang Tsung, Nightwolf, Sindel, el Joker, el Terminator T-800 y Spawn) que ya pudimos disfrutar en Aftermath junto a Fujin, Sheeva y Robocop, y, como mayor novedad de esta entrega, los del Kombat Pack 2 (Mileena, Rain y Rambo). Todos ellos vienen de serie en la versión Ultimate, aunque siempre podéis haceros con ellos desde el juego base. Lo mejor es que cada uno de los luchadores cuenta con montones de elementos de personalización que incluso alteran sus estadísticas o movimientos, algunos nuevos incluidos en esta versión y que, como gran novedad, pueden usarse en el online.

Mileena nos ha gustado mucho y teníamos ganas de volver a ver la en combate, contando ésta con sus movimientos clásicos y otros nuevos añadidos para la ocasión. Rain, por otra parte, no sorprende demasiado y se siente un tanto genérico, aunque agradecemos su añadido al contar con algunos ataques muy vistosos. Pero Rambo es el mejor, ya no solo por tener la cara de Sylvester Stallone y su voz, sino por su elenco de movimientos y poder ver enfrentamientos tan épicos como contra Robocop o Terminator.

En modos de juego también vamos bien servidos con sus dos historias, las Torres del tiempo, las Torres Klásicas, peleas locales, torneos, luchas en línea, el kombate de la IA, tutoriales y, como uno de los más destacados, la Krypta, que además incorpora nuevos contenidos para alargar su duración. A ello hay que sumarle la gran cantidad de localizaciones disponibles, algunas con su fatality de escenario, las cuales cuentan con diferentes ambientaciones y elementos a usar en los combates.

Como véis, las novedades no son muy amplias más allá de los nuevos luchadores, skins, movimientos y ciertos ajustes, como luchar con los personajes personalizados en el online, pero aquellos que quieran iniciarse en el juego encontrarán una cantidad de contenidos abrumadora con la que tendrán para una larga temporada. Además, las versiones de PS5 y Xbox Series X se muestran a una mayor resolución, con más fluidez, tiempos de carga casi inexistentes y pequeños detalles mejorados que hacen que la experiencia sea aún más satisfactoria. En el caso de PS5, eso sí, hemos echado en falta que se le sacara algo de provecho al DualSense, que queda relegado a un segundo plano.

Del apartado gráfico poco podemos decir que no sepáis ya, encontrando personajes cuyos modelos están llenos de detalles, geniales animaciones, buenas expresiones y, sobre todo, el gore al que nos tiene acostumbrados la saga, siendo más vistoso que nunca. Las localizaciones son variadas y cuentan con elementos interactivos que le aportan espectacularidad a las batallas. Los efectos están muy cuidados, jugando muy bien con la iluminación, además de funcionar con mucha fluidez.

El sonoro también es muy bueno, con una gran cantidad de temas a nuestra disposición que le sientan muy bien a las batallas, a la historia y a los menús, con efectos de sonido trabajados y doblaje en inglés de gran calidad, siempre acompañados de textos en castellano muy bien interpretados.

Como conclusión, Mortal Kombat 11 Ultimate puede que no suponga un gran salto para aquellos que tengan el juego base y sus anteriores pases de personajes, pero al incluir todos los contenidos de serie hace que sea muy apetitoso para aquellos que vayan a jugarlo por primera vez, encontrando montones de luchadores, skins, moviemientos, escenarios y modos de juego que les darán infinidad de horas de juego. Si a ello le sumamos las ventajas del título en las nuevas consolas, tenéis un producto muy completo que no deberíais dejar pasar.

Nosotros lo recomendamos encarecidamente a los nuevos jugadores o a las que sólo tengan el juego base, sintiéndose un tanto escasas las novedades para los que adquirieron Aftermath o los respectivos Kombat Pack.



Análisis