Análisis | Vídeos | 15 NOV 2019

Análisis de Need for Speed Heat

Tags: PC Xbox One PS4
La famosa saga de conducción de EA regresa con Need for Speed Heat, donde competiréis por alcanzar la gloria de manera legal y compitiendo en carreras clandestinas.
Cartel Need for Speed HeatPlay

Need for Speed Heat es un título de conducción arcade de mundo abierto que ha sido desarrollado nuevamente por el estudio Ghost Games de Electronic Arts. Durante el día nos dedicamos a participar en carreras, pruebas de derrape o competir campo a través para conseguir fondos, mientras que por la noche nos centramos en las carreras clandestinas para forjarnos una reputación. Pero cuidado, la policía puede perseguirnos si incumplimos las leyes, volviéndose mucho más agresiva al caer la oscuridad.

Su historia nos pone en el papel de un conductor recién llegado a la ciudad, el cual pretende labrarse una reputación en el mundo de las carreras. Lo que no sabe es que para ello antes debe mejorar su vehículo y hacerse un hueco en las carreras callejeras, necesitando piezas y coches que sólo podrá conseguir si se gana el respeto del resto y se une a una banda. No esperéis nada demasiado interesante, pero sirve para ponernos en contexto, contando además con doblaje y textos en castellano.

Nada más comenzar nos toca elegir al conductor que nos representa dentro del juego y, aunque no podemos modificar su aspecto, sí que podemos cambiarle la ropa cuando progresamos. Lo mismo ocurre con los vehículos, donde sólo tenemos tres coches a elegir al principio, desbloqueando nuevas piezas y más variedad según vamos subiendo el nivel de reputación, del cual hablaremos más adelante. Por último, comentar que podéis jugar tanto en solitario como online, siendo la principal diferencia el encontrar a otros jugadores repartidos por el mundo que podrán competir contra vosotros en pruebas que no estén relacionadas con la trama principal.

Sus mecánicas siguen siendo muy similares a lo visto en las últimas entregas de la saga, con un estilo de conducción arcade que se basa en los derrapes para tomar las curvas cerradas. Aquí podemos acelerar, frenar e incluso utilizar el freno de mano para derrapar con más facilidad, aunque casi siempre intentaréis derrapar soltando el acelerador y apretándolo de nuevo mientras giráis en una dirección para no perder velocidad. También está el uso del nitro para ganar velocidad, el cual tarda un rato en recargarse para volver a activarlo. Llegado el momento podréis incluso utilizar otros elementos para disuadir a la policia, como sobornos si el nivel de búsqueda es bajo o cierto equipamiento que preferimos que descubráis por vosotros mismos. Comentar que, a pesar de tener varias cámaras, no hay ninguna que nos permita ver el interior de los vehículos.

Y es que el tunning vuelve a tener una gran importancia dentro del juego. Podemos cambiar partes del motor, del chásis, la transmisión e incluso añadirle elementos auxiliares, siendo esta parte mecánica muy importante de cara a las carreras, donde influye hasta el tipo de neumático que utilicemos según la prueba. En cuando a la visual, podemos añadirle nuevas partes de carrocería, pinturas, vinilos, diseños, incorporar efectos como el color del nitro o del humo de las ruedas, luces de neón, cambiar la postura del vehículo o incluso el sonido del escape entre otros. Las posibilidades son muy amplias, siendo muy completo en este sentido. Un aspecto que nos ha gustado mucho es que los vinilos ahora se distribuyen por partes y no aparecen como un conjunto, con lo que se consigue una mejor organización si queremos modificar o eliminar alguno en concreto. Además también podréis guardar vuestros diseños para aplicárselos a otros vehículos.

El juego se divide principalmente en dos partes: el día y la noche. Durante el día nos dedicamos a pasear por la ciudad en busca de eventos (como carreras, pruebas de derrape o carreras campo a través) donde ganar dinero, siendo estos totalmente legales, por lo que la policía no tiene una gran presencia. Pero por la noche es cuando tienen lugar las carreras clandestinas y la policía no dudará en perseguirnos, siendo ésta la única forma de aumentar nuestra reputación. Ganar carreras nos da más reputación, pero puede ampliarse notablemente si conseguimos darle esquinazo a la policía al proporcionarnos multiplicadores. Pero cuidado, ya que si os atrapan perderéis todo lo que hayáis conseguido antes de alcanzar un piso franco. Puede parecer sencillo, pero la policía cada vez es más agresiva y prepara obstáculos que no son fáciles de esquivar, aunque tenemos un radar donde nos aparece indicada la posición de los mismos.

Quizás la mayor pega es que no hay transición real entre el día y la noche, cambiando entre una hora y otra al viajar hasta el garaje. Es algo que no molesta demasiado al poder dedicarle tantas horas como queramos a ganar dinero o subir reputación, pero que le daría un toque de mayor realismo. Además encontraréis también algunos cambios climáticos como la lluvia, que sólo tienen un impacto visual.

De todas formas, no es lo único que tenemos para disfrutar de su mundo abierto. Como siempre, encontraréis radares que tenemos que atravesar a cierta velocidad, gasolineras que recuperan el estado original de nuestro vehículo, carteles a romper o incluso grafitis que desbloquean nuevos diseños para los coches, consiguiendo además vehículos si logramos conseguir los suficientes en una determinada zona. Hay mucho por hacer, pero lo cierto es que le falta algo de vida y variedad para evitar la sensación de estar haciendo siempre lo mismo. Al menos contamos con un mapa que nos permite señalar el próximo destino para que aparezca en el minimapa y un teletransporte para ahorrarnos largos viajes.

Como hemos comentado, al aumentar nuestra reputación podemos acceder a nuevas piezas, vehículos o elementos de decoración, pero también desbloquea el acceso a nuevas pruebas. Es más, si queremos avanzar en la historia se requiere alcanzar un mínimo, algo que no siempre es fácil de conseguir. Comentar también que cada prueba tiene un nivel recomendado para afrontarse y que ayuda a no desperdiciar el tiempo en las que sabemos que no podemos ganar.

En cuanto al online, decir que en todo momento habrá jugadores recorriendo el mundo, pudiendo participar en cualquier evento que no forme parte de la historia. Al iniciar una prueba podemos invitar al resto de jugadores que estén conectados en ese momento, decidiendo ellos si participar o no, comenzando tras una determinada espera. No es demasiado orriginal, pero sí que nos gusta competir contra otros jugadores para poner a prueba nuestros mejores vehículos.

El apartado gráfico no está nada mal, con vehículos genialmente diseñados, una buena sensación de velocidad, escenarios cargados de detalles, elementos a destrozar, efectos trabajados o la posibilidad de correr tanto de día como de noche. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que hemos encontrado defectos como popping, poca distancia de dibujado o algunas texturas mejorables. Es algo que se nota especialmente de día al tener que cuidar más esos pequeños detalles. Pero tranquilos, no afecta a la conducción, contando además con ayudas visuales que nos guían por el buen camino. El juego funciona a unos estables 30fps.

El sonoro está a un gran nivel, con más de 50 canciones que le aportan mucha variedad al juego y concuerdan a la perfección con su temática, geniales efectos de sonido y un doblaje en castellano que cumple sobradamente, siendo un placer escuchar las conversaciones entre los policías cuando nos persiguen por la noche.

En definitiva, Need for Speed Heat sigue siendo tan divertido como siempre gracias a un sistema de conducción arcade que funciona muy bien, montones de posibilidades a la hora de modificar nuestro vehículo, muchas pruebas a superar y una gran sensación de velocidad, siendo especialmente entretenido intentar deshacerse de la policia. Quizás hemos echado en falta algo más de originalidad, donde las pruebas se repiten en exceso, no hay diferencias a la hora de conducir en condiciones de lluvia o no encontramos una gran variedad de localizaciones. También hay algunos defectos gráficos, pero lo compensa con diseños muy llamativos.

Los seguidores de la franquicia disfrutarán mucho con este nuevo juego al tener carreras tan emocionantes y divertidas, pero en general esperábamos algún elemento que lo diferenciara algo más de pasadas entregas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios