Análisis | Vídeos | 08 NOV 2019

Análisis de New Super Lucky's Tale

Tags: Switch
La reinvención de la original aventura de plataformas Super Lucky´s Tale llega a Nintendo Switch con New Super Lucky´s Tale, que ha sido reconstruida desde cero con contenidos y características renovadas.
Cartel New Super Lucky´s TalePlay

New Super Lucky´s Tale es un juego de plataformas y aventuras tridimensional con algunas dosis de puzles, secretos y muchos coleccionables a lo largo de sus diferentes mundos. No estamos ante un simple relanzamiento del título de Xbox One y PC con pequeñas mejoras gráficas, sino que se ha aprovechado la ocasión para rediseñar la mayoría de niveles, añadiendo nuevos puzles, secretos, criaturas o minijuegos, así como ajustes en los controles para hacer que sea mucho más satisfactorio.

Su historia nos habla sobre la destrucción del hogar de los Guardianes, donde el malvado hechicero Jinx traicionó a sus compañeros e intentó hacerse con un artefacto conocido como el Tomo de las Eras. Todos los que osaron enfrentarse a él fueron desterrados y mandados a otros mundos con su magia. Los pocos que lograron escapar vivían escondidos, hasta que la Camada Minina, que trabaja para Jinx, los localizó. Cuando toda esperanza parecía perdida, el Tomo reaccionó y formó un portal hasta otra dimensión que se llevó tanto a Jinx como a sus secuaces, viéndose implicado en el incidente el joven Lucky. Al no tener el broche de Guardian, el cual se llevó accidentalmente Lucky, sus compañeros no pueden viajar entre mundos, por lo que es el único que puede detener los malvados planes de Jinx y recuperar las páginas del Tomo de las Eras.

Este argumento es interesante y se hace muy llevadero por sus carismáticos personajes, su gran simpatía y humor. Está bastante trabajado para tratarse de un juego de plataformas, si bien no esperéis mucha profundidad. Hay nuevas escenas, personajes y diálogos respecto a la anterior versión, pero lo mejor es que cada nivel tiene su propia trama y que todos los textos nos llegan en varios idiomas, entre los cuales se encuentra el castellano.

Las mecánicas son similares a lo que vimos en el juego original, pero se han realizado ajustes que lo vuelven mucho más divertido. Aquí podemos desplazarnos en cualquier dirección, saltar hasta dos veces, atacar con la cola de Lucky, deslizarnos o incluso cavar en determinadas zonas, así como conversar con los personajes que nos encontremos. La mayor novedad es que ahora tenemos total libertad para manejar la cámara, lo que nos permite visualizar los escenarios desde otros puntos de vista para intentar descubrir todos los nuevos secretos que se han incluido. Nos ha gustado mucho lo bien que responden, siendo realmente preciso a la hora de ejecutar saltos o ataques.

Lucky cuenta con tres corazones que indican el número de impactos que puede recibir, volviendo hasta el último punto de control una vez se agotan o que caemos por acantilados. Al morir va perdiendo vidas y, si las perdemos todas, nos toca reiniciar dicho mundo desde el principio. Pero tranquilos, la dificultad del juego no es muy alta, las vidas abundan y los puntos de control, que recuperan al completo su vitalidad al visitarlos por primera vez, son numerosos. Además, por cada cierto número de monedas obtenidas se nos va obsequiando con una nueva vida.

Pero estos cambios no tendrían demasiada lógica si los escenarios no hubieran sufrido algunos cambios. Y es que estos conservan ciertos diseños del original, si bien se han añadido muchas zonas para aprovechar el movimiento libre de la cámara y hacer que sea una delicia explorarlos a fondo. Como siempre, tenemos diferentes mundos desde los que viajamos a los distintos niveles, encontrando en estos mundos montones de monedas ocultas, secretos y pequeños desafíos que nos permiten conseguir más páginas, indicándose en la parte superior derecha de la pantalla la cantidad que hay en total por cada zona. Estos desafíos cambian según el mundo en el que nos encontremos, ya sean basados en puzles o pequeños juegos de habilidad.

Los niveles ahora pueden afrontarse en el orden que deseemos y son muy diferentes entre sí, encontrando el clásico desafío de un plataformas tridimensional, otros que se centran en el desplazamiento lateral, los que sólo nos dedicamos a saltar y cavar o incluso en resolver pequeños puzles entre otros. Nunca se nos ha hecho aburrido, aunque quizás sí algo sencillos de completar y con un ritmo pausado que nos permite  pensar nuestros próximos movimientos.

En cada nivel podemos obtener hasta cuatro páginas: una por completarlo, otra por conseguir las letras de LUCKY, por alcanzar las 300 monedas o por superar una prueba oculta. Intentar hacerse con todas ellas es lo que más nos ha gustado del juego al proponer retos y tener secretos tan diferentes, haciendo que sea una delicia explorar a fondo cada una de las localizaciones y pensar cómo podriamos resolver el pequeño puzle que nos proponen. Es lo que al final le añade algo de dificultad al juego, por lo que recomendamos intentar conseguirlas todas.

Las monedas que conseguimos no solo nos permiten obtener una página de cada fase, sino que también podemos comprar con ellas diferentes atuendos para Lucky. No tienen ningún efecto en la jugabilidad, pero siempre es un placer poder cambiar la imagen de nuestro protagonista. Además, según vamos avanzando en el juego vamos desbloqueando nuevas partes, ya sean para la cabeza o para el cuerpo.

Los enemigos, por otra parte, son bastante variados y cada uno tiene un punto débil que debemos explotar, ya sea saltando sobre ellos o bien atacándolos con la cola. Una vez aturdidos debemos acercarnos para golpearlos de nuevo y así acabar definitivamente con ellos. Pero la mejor parte se la llevan los jefes, los cuales proponen retos más interesantes al contar con patrones de ataque más complejos. Para poder llegar hasta ellos antes debéis conseguir un determinado número de páginas en cada mundo que desbloqueen el portal que nos lleve hasta su zona.

En cuanto a duración, estamos ante un juego que cuenta con varios mundos cargados de secretos, niveles y desafíos. Si os dedicáis a completar sólo la trama principal puede daros para pocas horas, pero se amplía algo más para aquellos que busquen hacerse con todas las páginas y descubrir sus secretos.

El apartado gráfico también está a un buen nivel, con personajes genialmente modelados y animados, escenarios amplios a explorar, con localizaciones variadas y cargadas de detalles, y unos efectos geniales que hacen que todo cobre vida. Además funciona en todo momento con mucha fluidez. Quizás la mayor pega que le encontramos son ciertas texturas planas y, sobre todo, los tiempos de carga entre zonas, siendo especialmente larga la inicial.

En el sonoro tenemos melodías variadas que cambian su temática dependiendo del mundo en el que nos encontremos y la situación, geniales efectos de sonido y pequeños ruidos para los personajes que simulan ser sus voces. Como hemos comentado, los textos del juego nos llegan en varios idiomas, entre los que se encuentra el castellano, con una perfecta interpretación de todos los diálogos.

Como conclusión, New Super Lucky´s Tale corrige muchos de los errores del juego original para ofrecernos un producto mucho más divertido. Los controles son más precisos y nos permiten controlar la cámara para hacer que la exploración de los nuevos escenarios sea una delicia. La historia, sin ser nada demasiado elaborado, es entretenida y cuenta con pequeñas minitramas interesantes. Si todo ello lo acompañamos de un gran apartado audiovisual, tenemos un título muy completo. Quizás la mayor pega esté en la dificultad y en algunos tiempos de carga, pero no es nada demasiado preocupante.

Si sois de aquellos que disfrutan con los juegos de plataformas y aventuras cargados de secretos a descubrir, New Super Lucky´s Tale es para vosotros, dejándonos la sensación de estar jugando a grandes clásicos del género.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios