Análisis | Vídeos | 10 ABR 2019

Análisis de Phoenix Wright: Ace Attorney Trilogy

Uno de los abogados más famosos de la historia de los videojuegos regresa con Phoenix Wright: Ace Attorney Trilogy, una recopilación de tres títulos que llega a nuevas consolas para darse a conocer a más jugadores.
Cartel Phoenix Wright Ace Attorney TrilogyPlay

Phoenix Wright: Ace Attorney Trilogy es una recopilación que incluye los tres juegos originales de la franquicia: Phoenix Wright: Ace Attorney, Phoenix Wright: Ace Attorney – Justice for All y Phoenix Wright: Ace Attorney – Trials and Tribulations. Estamos ante aventuras con muchos diálogos, algo de exploración de investigación y, sobretodo, puzles donde tendréis que utilizar la lógica para intentar desenmascar al culpable utilizando las evidencias y testimonios que habéis conseguido para así evitar que el cliente sea encarcelado por falsas acusaciones.

Este recopilatorio fue lanzado hace unos años en Nintendo 3DS y, la verdad, no encontraréis grandes cambios en esta versión más allá del salto a la alta definición y el llegar a más plataformas. Eso sí, en un futuro han prometido que lanzarán un parche en el que agregarán más idiomás aparte del inglés: alemán, francés, coreano y chino (tradicional y simplificado). Como véis, el castellano no se encuentra entre ellos, pero esperamos que la compañía recapacite y le de una oportunidad con el apoyo de su comunidad.

En estas tres entregas veréis como el abogado Phoenix Wright debuta en la corte, con una gran cantidad de batallas que se le vuelven cuesta arriba para convertirse en uno de pleno derecho, conociendo a nuevos compañeros y enfrentándose a desafíos que lo llevarán a desenredar los misterios de su pasado y el presente. Es muy complicado hablar del argumento de los tres juegos sin entrar en spoilers, por lo que os diremos que es uno de los grandes alicientes de la saga. Todos son muy entretenidos, cuentan con personajes muy carismáticos y nos llevarán por una trama llena de suspense, drama, humor y giros inesperados, haciendo que nunca queráis soltar el juego hasta terminar la parte donde os encontréis.

Las mecánicas de los tres juegos son muy similares, dividiéndose éstas en dos partes bien diferenciadas. La primera son las fases de investigación, donde os toca examinar la escena del crimen y hablar con todos los involucrados para encontrar información y evidencias que os ayuden a resolver el caso. Estas partes no se pueden saltar y no podréis avanzar hasta haber reunido las que son fundamentales. Por otra parte tenéis el eje del juego, los juicios, en los que, lógicamente, os toca defender a vuestro cliente con todas las pruebas recopiladas.

Estos se desarrollan con un buen ritmo y nunca se os harán pesados por las estupendas historias que se suceden, teniendo que responder correctamente a los interrogantes del juez, presionar las declaraciones sospechosas de los testigos y presentar evidencias para hurgar en su red de mentiras. Pero cuidado, fallar puede hacer que perdáis credibilidad y, en consecuencia, llevar hasta la derrota en el juicio y tener que repetir el capítulo al completo. Es muy importante tener en cuenta las expresiones de los personajes, su actitud o cada palabra que sueltan, ya que al final son los pequeños detalles los que marcan la diferencia.

Nos ha gustado mucho, eso sí, que los controles hayan sido tan bien adaptados, funcionando perfectamente sin importar la plataforma elegida y con muchos ajustes que permiten confirgurarlos como mejor se adapten a nuestras necesidades.

Como novedades tenemos unas marcas de verificación que nos indican los lugares que ya hemos examinado para hacer que las investigaciones sean más sencillas, así como diez ranuras para guardar la partida en los tres juegos. Como véis, no es nada del otro mundo, pero se agradece su incursión.

La duración del juego es bastante extensa, con 14 episodios en total que dan para más de 50 horas de juego. La única pega que tenemos es que son muy poco rejugables, ya que una vez completados no cuentan con elementos que nos inviten a hacerlo de nuevo, como finales alternativos u otros extras. Además, no todos los casos se encuentran al mismo nivel, sintiéndose algunos como relleno por intentar alargar el juego, pero en general son muy buenos y no se nos han hecho aburridos.

El apartado gráfico del juego no es ninguna maravilla (recordad que estamos ante juegos originalmente lanzados en Nintendo DS y que esta versión viene de la de móviles), pero sus ilustraciones siguen siendo muy buenas y hay lugar para momentos realmente vistosos. Al menos el salto a la alta definición le ha sentado genial y nos permite ver con más claridad todos los diseños, tanto de personajes como de escenarios. Es cierto que algunos aspectos han perdido algo de personalidad y calidad, sobretodo si jugáis en una pantalla grande, pero no es nada grave.

En el sonoro podemos volver a escuchar sus geniales bandas sonoras, donde encontraréis temas realmente únicos y que no podréis parar de tararear a pesar de mantenerse en MIDI y no haberse actualizado para la ocasión. Los efectos también son muy buenos, estando acompañados de las clásicas voces en inglés para algunas expresiones que han perdido algo de calidad y textos en el mismo idioma.

Phoenix Wright: Ace Attorney Trilogy es, como conclusion, una recopilación tan buena como lo fue en su momento, con una saga tan divertida como profunda que os dejará momentos inolvidables. El mayor problema reside en esta conversión que, aunque cuenta con unos controles muy bien adaptados, no incluye suficientes novedades como para ser adquirida por aquellos que ya disfrutaran de la saga. Además, hay aspectos que no han sido corregidos para adaptarse a los televisores como un apartado técnico que deja ver algunos problemas y el sonido, que no ha sido regrabado para la ocasión. A ello hay que sumarle el idioma, cuyos textos no vuelven a incluir el castellano.

Aún así, si nunca habéis probado la saga, el idioma no es un problema y os gustaría jugar a algo diferente, no podéis perderos estos títulos, que hacen que la abogacía sea muy entretenida.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios