Análisis | Vídeos | 10 SEP 2019

Análisis de River City Girls

WayForward, en colaboración con Arc System Works, nos trae River City Girls, un título cargado de acción en el que dos chicas intentan recuperar a sus respectivas parejas.
Cartel River City GirlsPlay

River City Girls es un beat’em up no lineal en el que tenemos que enfrentarnos a multitud de enemigos, cumplir misiones y luchar contra poderosos jefes para poder avanzar, encontrando algunas partes de plataformeo. Es un juego que se disfruta perfectamente en solitario, aunque también puede jugarse de manera local cooperativa para dos jugadores. Pero lo mejor es que se siente fresco e innovador, al incorporar un sistema de niveles que mejora a las protagonistas y que les permite aprender nuevas habilidades, escenarios amplios a explorar con secretos y equipamiento que obtendréis de las tiendas o al acabar con ciertos enemigos.

Su historia está protagonizada por Kyoko y Misako, dos estudiantes de secundaria que, mientras estaban en clase, reciben una llamada que las advierte sobre el secuestro de sus novios, Kunio y Riki, antiguos protagonistas de la franquicia. Ahora tendrán que abrirse paso a través de las seis egiones de River City para rescatarlos.

Como véis, se trata de un argumento bastante simple pero que ha sabido sacarnos alguna que otra sonrisa con algunos de sus comentarios y el carisma que desprenden sus personajes, encontrando incluso referencias a otros juegos de la franquicia. Esta trama es contada mediante escenas anime de gran calidad, así como con páginas de un manga que, inexplicablemente, no han sido traducidas. Eso sí, el resto de textos nos llegan en completo castellano para que no tengáis problemas a la hora de seguir la historia, comprender su funcionamiento y saber cual es el siguiente objetivo.

Sus mecánicas son parecidas a lo visto en otros juegos del género, con un botón de ataque débil pero veloz y otro fuerte más lento que combinados dan lugar a multitud de combos, la posibilidad de correr, saltar, agarrar a los rivales aturdidos e incluso utilizar algunos elementos del escenario para defendernos. Como novedad, en este título podemos reclutar a algunos de los enemigos caidos para solicitar su ayuda cuando lo necesitemos, contando con su propia vitalidad y un tiempo de espera entre movimientos que hace que no abusemos de ellos.

Hay multitud de objetos que podemos utilizar contra los enemigos, tales como bates de beisbol, yoyos, cadenas o cubos de basura entre muchos otros. Todos tienen una determinada resistencia que limita su uso, pudiendo quedárnoslos para golpear a los rivales o bien lanzarlos para dañarlos a distancia. Pero cuidado, algunos de estos objetos rebotan y pueden causarnos daños.

Uno de los aspectos que más nos ha gustado es que las protagonistas pueden ganar experiencia y subir de nivel para mejorar sus atributos personales, recuperar toda la vitalidad y aprender nuevas habilidades. Cada una tiene las suyas, encontando algunas muy poderosas que hacen uso de una barra especial que se recupera al golpear a los enemigos. No todas se consiguen así, encontrando un Dojo donde podemos comprar otras, con el dinero obtenido de los enemigos caidos, que requieren un determinado nivel para poder usarlas. Una vez desbloqueadas, podemos consultar en nuestro móvil como se realiza cada una de ellas.

Los escenarios son amplios, se dividen por zonas, cuentan con varias alturas a explorar y muchos secretos a descubrir. No se trata de un juego lineal, sino que para avanzar debemos cumplir misiones que nos dan los NPCs y volver sobre nuestros pasos para desbloquear caminos que en principio parecían inaccesibles. Nos ha encantado lo variados que son, siendo un género en el que se suele abusar del reciclaje, encontrando aulas, calles, piscinas, tejados o casas cargadas de objetos entre muchas otras. Además hay muchas tiendas donde comprar útiles para la aventura, tales como comida para recuperar salud, potenciadores temporales o equipamiento con características únicas. Al contar con localizaciones amplias, siempre podemos consultar el mapa para orientarnos e incluso utilizar el autobús para desplazarnos rápidamente entre regiones.

Por otra parte, los enemigos son bastante variados y los encontraréis de varios tipos: que atacan cuerpo a cuerpo, a distancia, potentes o ágiles entre otros, presentándose estos a lo largo de toda la aventura. Pero lo mejor son los jefes, que cuentan con historias propias que te hacen empatizar con ellos, más variedad de movimientos y dos transformaciones que los vuelven cada vez más poderosos.

Si caemos en combate siempre reaparecemos desde un punto de control cercano, no perdiendo todo lo obtenido hasta ese momento. Lo mejor es que si encontramos un tramo que se nos atraganta, siempre podemos pararnos a subir de nivel o conseguir dinero para comprar nuevo equipamiento y objetos para las batallas que nos esperan. Hay varios niveles de dificultad entre los que elegir, adaptándose muy bien a todo tipo de jugadores.

El cooperativo funciona muy bien, aunque hemos echado en falta la posibilidad de jugar online con otros jugadores. Hay montones de movimientos que aprovechan los ataques de ambos personajes y nos permiten crear combos demoledores y muy vistosos. Para aquellos que lo quieran, también existe la posibilidad de activar el daño amigo y complicar un poco más las peleas.

En cuanto a duración, no estamos ante un juego especialmente largo, pero si bastante rejugable por intentar descubrir todos sus secretos, completar todas las misiones secundarias y desbloquear todos los movimientos de las protagonistas. Hemos echado en falta algunas modalidades más, ya que al completar la aventura sólo se desbloquea el modo Nueva Partida + que incluye alguna sorpresa que no desvelaremos.

Su apartado gráfico nos ha encantado, con un estilo pixel moderno que le sienta fenomenal a la aventura, personajes genialmente creados y animados, escenarios amplios, variados y cargados de detalles, y efectos de gran calidad. Pero lo mejor son sus diseños, cuya variedad hace que nunca se vuelva repetitivo. Además funciona con muchísima fluidez para que la jugabilidad no se resienta.

Lo mismo ocurre con el sonoro, donde encontraréis melodías variadas de grupos famosos y muy simpáticas, buenos efectos de sonido y un doblaje en inglés con interpretaciones muy trabajadas. Los textos, como hemos comentado, nos llegan en completo castellano, aunque desgraciadamente ciertas escenas no han sido traducidas, como ya hemos comentado anteriormente.

En definitiva, River City Girls nos ha sorprendido muy gratamente, haciendo que un género que se sentía un tanto estancado renazca con pequeños matices actuales. La historia, dentro de su simpleza, está muy bien llevada y es divertida, mientras que los elementos de rol hacen que haya una sensación de progreso muy satisfactoria. Por otro lado tenemos libertad a la hora de explorar los escenarios y así descubrir nuevos secretos que le dan algo de rejugabilidad. Quizás le falle la falta de cooperatiivo online y que en ocasiones se vuelve algo pesado recorrer de nuevo ciertas rutas, pero no es algo que moleste demasiado.

Si queréis disfrutar de peleas callejeras al estilo de las antiguas recreativas, estáis ante una genial opción, disfrutándose más en cooperativo y contando con algunos elementos actuales que le aportan frescua al género.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios