Análisis | Vídeos | 24 SEP 2020

Análisis de RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition

Tags: PC Switch
Una de las entregas más exitosas de la saga de construcción de parques de atracciones regresa con RollerCoaster Tycoon 3 – Complete Edition, que incluye el juego base, sus expansiones y mejoras.
Cartel RollerCoaster Tycoon 3 Complete EditionPlay

RollerCoaster Tycoon 3 – Complete Edition es la versión definitiva del simulador de creación de parques de atracciones, donde no solo tendréis que dar rienda suelta a vuestra imaginación para dar forma al parque de vuestros sueños, sino también gestionar cada uno de sus elementos para intentar que tenga éxito entre los clientes y sacar rentabilidad. Lanzado bajo el nuevo sello de Frontier Foundry, esta entrega incluye todas las expansiones que se lanzaron en su momento, ¡Empapados! y ¡Salvaje!, así como compatibilidad con los ordenadores actuales y resolución Full HD o, en el caso de Switch, controles y menús adaptados a la plataforma.

Lo primero que queremos comentar es que el juego base conserva todo lo que lo hizo grande en su momento, con  montones de contenidos que incluyen más de 300 atracciones, montañas rusas muy personalizables, 500 elementos de decoración y 60 tiendas y servicios, algunas de ellas acuáticas de la expansión ¡Empapados! y otras de ¡Salvaje!, la cual también añadía 20 animales a criar. Como novedades de la tercera entrega, que cuenta con modelados tridimensionales, podemos diseñar montañas rusas, escenarios, edificios y a gente para ponernos en su piel y disfrutar del parque y las atracciones desde sus punto de vista o incluso organizar un espectáculo de fuegos artificiales y láseres totalmente personalizado, con una línea de tiempo en la que poner cada uno de ellos e incluso la posibilidad de incorporar nuestra propia música para aportarle más espectacularidad.

Los controles son muy cómodos y precisos para que sea muy sencillo hacer lo que queramos sin mucho esfuerzo. Aquí podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación, creando caminos, modificando el terreno y colocando todos estos elementos de la forma que más nos guste, con una interfaz que resulta muy cómoda e intuitiva pero que, en algunos aspectos, podría ser mejor en la actualidad. Esto se nota especialmente a la hora de girar atracciones o de ver lo que tenemos seleccionado, no apareciendo ningún tipo de indicador que marque la que hemos elegido más allá de aparecer en la esquina inferior derecha de la pantalla. Es un elemento mejorable, pero nada demasiado preocupante y al que, tras unas partidas, es fácil acostumbrarse. Además, si tenéis un televisor grande veréis como los textos y los iconos aparecen con un tamaño diminuto e ininteligible, no pudiendo modificarlo desde el menú.

En cuanto a la parte de gestión, tenemos que invertir dinero en investigación y desarrollo para conseguir nuevas atracciones y tiendas, promocionar el parque, ver si es rentable, construir atracciones que impresionen a los visitantes, controlar el precio de las entradas (tanto del parque como de las atracciones) y los productos de las tiendas y contratar a un personal cualificado que repare las diferentes atracciones, mantenga limpio el parque, la seguridad o que se encargue de la jardinería. Como véis, son muchos los aspectos de los que hay que cuidar y no es fácil encontrar un equilibrio entre los gastos y las ganancias.

Los modos de juego no son muy variados, pero sí que ofrecen mucha diversión. En primer lugar encontramos un Modo tutorial donde se nos explica todo lo básico y opciones más avanzadas. Junto a él está el Modo carrera, en el que podemos jugar escenarios con diferentes objetivos a cumplir del juego base o de sus expansiones, desbloqueando más a medida que avanzamos. Es uno de los más entretenidos al tener que estar buscando siempre nuevas soluciones a los desafíos que se nos plantean, introduciéndonos en localizaciones con ciertos elementos ya incorporados que tenemos que mejorar. Después está el Modo cajón de arena, donde pasaréis multitud de horas creando el parque de vuestros sueños con dinero ilimitado.

Vuestras creaciones las podréis compartir con otros jugadores o bien probarlas en Escenario personal, donde también echar un ojo a las creaciones de otros usuarios que hayamos descargado con anterioridad. Es algo que da mucho juego y, a la vez, ayuda como inspiración para mejorar nuestras creaciones.

Aunque pueda parecer lo contrario, el modo carrera es bastante extenso y ofrece muchos desafíos, sobre todo porque ahora incopora de serie las expansiones de ¡Empapados!, que añade atracciones y otros elementos acuáticos, y ¡Salvaje!, que se asemeja más a crear un zoo. Esto le da una duración muy extensa, a lo que hay que sumarle toda la rejugabilidad que ofrece por poder crear tantos parques de atracciones diferentes y personalizar muchos de sus elementos.

Su apartado gráfico tiene luces y sombras. Por un lado tenemos escenarios amplios a los que podemos añadirle montones de atracciones, tiendas y elementos de decoración, con una transición entre el día y la noche que resulta muy vistosa. Por otro, cuando acercamos la cámara, se le notan algunas costuras, no habiendo aprovechado la ocasión para mejorar las texturas de ciertos elementos. La interfaz funciona bien, pero es cierto que algunos iconos y letras son difíciles de visualizar debido a su tamaño y a los colores utilizados, necesitando algunas mejoras en este sentido. Al menos ahora podemos disfrutarlo en panorámico y en Full HD, si bien no cuenta con 4K.

En el sonoro tenemos algunas melodías simples que suelen quedar en segundo plano, aunque siempre podemos poner nuestras canciones. Lo mejor es la ambientación, con todo el ajetreo de los parques de atracciones, el sonido de las máquinas en funcionamiento y los gritos de la gente. Los textos, como ya os hemos avanzado, nos llegan en castellano para que podáis comprender como funciona todo y los objetivos a cumplir.

Como conclusión, RollerCoaster Tycoon 3: Complete Edition seguirá haciendo las delicias de aquellos que busquen crear el parque de atracciones de sus sueños, con montones de elementos a su disposición y el añadido de unas expansiones que amplían sus posibilidades. Es cierto que no hay muchas novedades más allá del aumento de resolución y la compatibilidad con los ordenadores más actuales, así como su llegada a Switch, echando en falta algunas mejoras visuales que hubieran enriquecido más un producto que ya de por sí era bastante completo.

Aún con sus defectos, creemos que sigue siendo un producto muy recomendable a día de hoy y con el que pasar un buen rato cumpliendo desafíos o dejando volar vuestra imaginación en el cajón de arena, con el añadido de poder jugar en cualquier parte con la versión de Nintendo Switch.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios