Análisis | Vídeos | 05 JUN 2020

Análisis de Shantae and the Seven Sirens

Nuestra medio-genio favorita regresa en una aventura cargada de diversión donde se enfrenta a nuevos peligros y se presentan algunas novedades interesantes.
Cartel Shantae and the Sevens SirensPlay

Shantae and the Seven Sirens es, nuevamente, un juego de plataformas, acción y puzles bidimensional de desplazamiento lateral en el que contamos con un enorme mundo interconectado a explorar del que poco a poco descubrimos todos sus secretos al obtener nuevashabilidades y transformaciones al avanzar. En este sentido es muy similar a pasadas entegas de la franquicia, aunque también encontraréis interesantes novedades de las que os hablamos más detenidamente en este análisis.

Su historia comienza con la llegada de Shantae y sus amigos a un resort tropical para pasar sus vacaciones disfrutando del Festival de Medio-Genios, siendo invitados por el alcalde para participar en un espectáculo que presentará la magia a todo el mundo. Aquí conoce a nuevas aliadas Medio-Genios, aunque, en medio de la actuación, se apagan las luces y sus nuevas amigas desaparecen. Ahora nos toca partir en un peligroso viaje con el objetivo de encontrarlas y enfrentarnos a las malvadas Siete Ninfas.

La trama es bastante interesante para tratarse de un juego de plataformas, está bien narrada y siempre llevada con el humor y simpatía que caracteriza a la franquicia. Es cierto que algunas partes son predecibles, pero no empañan lo entretenida que resulta en todo momento, regresando incluso algunos personajes de anteriores juegos. Además, los textos están en castellano y las conversaciones que no nos interesen se pueden saltar. Pero lo mejor de todo es que ahora encontraréis escenas animadas a lo largo de toda la aventura creadas por el afamado Studio TRIGGER, que anteriormente se limitaba a la escena de apertura.

Sus mecánicas son muy similares a lo visto en pasadas entregas, con la posibilidad de desplazarnos libremente en cualquier dirección, saltar, agacharnos, reptar y atacar con el pelo de Shantae, respondiendo los controles de manera muy precisa. Tanto la fueza del ataque como la velocidad del pelo se pueden mejorar con ciertos objetos de las tiendas, así como el poder de atracción de gemas y corazones o la protección entre otros.

Una de las novedades es la fusión mágica, la cual obtenemos a partir de las monedas de fusión que nos entregan nuestras compañeras medio-genios. No dejan de ser nuevas transformaciones, pero se llevan a cabo al realizar ciertos movimientos en lugar de permanentemente, lo que agiliza mucho el proceso y le sienta fenomenal. Por otra parte están las piedras de fusión para obtener todas las habilidades de otras medio-genios, activándose estas habilidades a través del baile de Shantae, el cual consume una barra de magia que nos toca recuperar mediante objetos. Esta barra de magia también se gasta al invocar ciertos útiles mágicos, tales como espadas o barreras protectoras.

Y hablando de criaturas, hay bastante variedad a lo largo del juego, aunque muchos de estos enemigos los pudimos ver en pasadas entregas. Aún así, los hay de diferentes tipos y siempre es un placer intentar descubrir sus puntos débiles para acabar con ellos rápidamente. Además, ahora podemos conseguir sus cartas, aunque os hablaremos de esto más adelante. Los jefes, por otra parte, están bastante trabajados a nivel de mecánicas y sus diseños son muy buenos, si bien en general nos han resultado algo sencillos.

Los escenarios vuelven a ser uno de los elementos más destacados del juego, con diseños y estructuras envidiables. Aquí podéis ir en cualquier momento por la dirección que queráis, aunque no podréis avanzar por ciertas zonas hasta obtener una transformación o baile en concreto. Esto hace que estemos constantemente regresando a lugares ya visitados en busca de nuevos secretos o caminos, aunque en ocasiones es preferible esperar a tener todas las habilidades desbloquedas para empezar explora a fondo. Además son muy variados entre sí y están cuidados hasta el más mínimo detalle.

En esta ocasión, en las ciudades seguimos contando con las estancias que vimos en el anterior juego, como los baños para recuperar salud, una herrería donde aumentar el número de corazones a cambio de cuatro Calamares Corazón,  una sala de guardado en la que salvar nuestro avance y la tienda de objetos, además de otras que, por ejemplo, nos permiten teletransportarnos rápidamente a otros lugares si hemos activado la plataforma correspondiente. Hay varios poblados en los que encontrar todos estos lugares y otras sorpresas a lo largo del juego.

Otra de las novedades se encuentra en los coleccionables, unas Cartas de Monstruo que conseguimos al acabar con los enemigos de forma aleatoria y que podemos consultar en cualquier momento desde el menú, invitándonos a hacernos con todas. Además, estas cartas tienen una serie de características únicas que mejoran las habilidades y capacidades de Shantae, contando con tres ranuras donde equiparlas, aunque para ello antes debemos conseguir un determinado número de las mismas. Todas las que nos sobren podrán ser cambiadas por gemas al conocer a un determinado personaje.

La duración de la aventura ronda las ocho horas, tiempo al que hay que sumarle la rejugabilidad que ofrece por descubrir todos sus secretos, las cartas de monstruo o el nuevo modo de juego que se desbloquea tras completar la aventura. Además hay una serie de logros a cumplir que nos proporcionan nuevas ilustraciones.

Su apartado gráfico vuelve a utilizar elementos bidimensionales muy trabajados, tanto a nivel de personajes y sus animaciones como en los escenarios, con efectos que hacen que sea aún más llamativo y una paleta de colores muy viva. Todo ello, además, viene acompañado por algunas escenas de animación muy trabajadas que le aportan aún más espectacularidad a la aventura. Tampoco queremos olvidar que funciona en todo momento con muchísima fluidez. Por poner una pequeña pega diremos que hay algunas cargas entre ciertas zonas, pero nada preocupante.

El sonoro también nos ha gustado mucho, con nuevos temas que le sientan fenomenal a la aventura y algunas mezclas que hacen uso de melodías chiptune con un toque más moderno. Las voces nos llegan en inglés con un genial trabajo por parte de los actores y actrices, mientras que los textos están perfectamente interpretados al castellano, aunque sí hemos notado que en alguna escena no aparecían.

En definitiva, Shantae and the Seven Sirens sigue demostrando porqué es una de las mejores sagas de plataformas de la actualidad, con una historia bien narrada y divertida, un apartado audiovisual muy bueno, controles que funcionan a la perfección, unos escenarios interconectados llenos de secretos que siempre es un placer explorar a fondo y una duración más que correcta con algo de rejugabilidad por sus secretos y el nuevo modo de juego+. Además, el sistema de transformaciones se ha agilizado mucho. Por poner una pega diremos que varios enemigos se han reciclado de anteriores juegos y que la dificultad nos ha parecido algo baja.

Si os gustan los juegos de plataformas o simplemente sois seguidores de la franquicia, estáis ante un nuevo imprescindible que ningún jugador debería perderse.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios