PS5

Análisis de Spirit of the North: Enhanced Edition

La versión mejorada de Spirit of the North llega a PlayStation 5 para ofrecernos todo lo bueno del juego original pero con apartado visual actualizado.

Cartel Spirit of the North Enhanced Edition
Play

Spirit of the North: Enhanced Edition es una aventura en tercera persona que se centra en la exploración, la resolución de pequeños puzles y dosis de plataformeo, todo con el fin de descubrir una historia narrada visualmente basada en el folclore nórdico. Desarrollado por Infuse Studio y editado por Merge Games, esta nueva versión cuenta con gráficos en 4K a 60fps, con una iluminación y texturas mejoradas junto con más elementos en pantalla. Además, como exclusiva de esta versión, se incluyen dos nuevas skins para nuestro protagonista.

Su historia nos pone en el papel de un zorro que tiene una especie de conexión con un pequeño espíritu guardián. Tras recorrer los diferentes páramos poco a poco descubrimos que una antigua civilización se vió afectada por un terrible suceso que acabó con su futuro, quedándo sus almas atrapadas en los cuerpos inertes. Ahora tenemos que acabar con este mal que acecha el lugar, un manto rojo que cruza el cielo y afecta a algunas zonas, todo mientras descubrimos lo que sucedió, la relación que guarda nuestro protagonista con estos hechos e intentamos solucionarlo.

La trama, como os hemos avanzado, es narrada mediante elementos visuales repartidos por su mundo y está inspirada por el folclore nórdico, con localizaciones que también han salido de los paisajes de Islandia. No está nada mal, si bien hay que prestar mucha atención a los detalles repartidos por el mundo para poder sacar unas conclusiones que dejan lugar a la interpretación. Se agradece también que los pocos textos que encontramos a lo largo de la aventura estén en castellano.

En cuanto a mecánicas, en los primeros compases los caminos son un tanto lineales y sólo podemos desplazarnos, correr, saltar, ladrar o mover la cola, sin encontrar un sentido a algunas de estas acciones. Pero no tardaréis en descubrir nuevas habilidades como nadar por ciertas zonas o incluso hacer uso de poderes especiales que se utilizan para resolver los pequeños puzles que nos proponen, ganando los escenarios bastante amplitud para intensificar la exploración.

Generalmente se basa en buscar unas flores azules que sueltan una especie de esencia espiritual que podemos recoger para activar los grabados de unos monolitos y desbloquear una nueva zona a visitar o activar otros poderes, como una explosión de energía que acaba con el mal que nos rodea. Cada vez que lo usamos tenemos que volver a por más, así que toca usarlo sabiamente para resolver las distintas situaciones que nos plantean.

Lo que hemos echado en falta es que se le sacara más partido al DualSense para recrear las sensaciones de las diferentes superficies, ya que su uso al final se queda en algo anecdótico. Y es una pena, porque creemos que es un juego al que le sentaría realmente bien.

Los puzles normalmente se centran en la exploración y nos obligan a estudiar rutas que nos permitan coger esencia espiritual y llegar hasta un nuevo monolito. Pero esto a veces no es una tarea sencilla al encontrar zonas de plataformeo donde hay piedras que se derrumban y bases que se tambalean. El mayor problema que hemos encontrado en este sentido es que las físicas no funcionan demasiado bien y algunos saltos se complican por su mal funcionamiento, pero tras insistir un poco podréis seguir avanzando. Es una situación que ocurre más cuando las plataformas son pequeñas o hay varias piedras pequeñas juntas, así que no debéis preocuparos en exceso.

Por otra parte, los escenarios son amplios y cuentan con diferentes biomas según avanzamos en la aventura. No esperéis un enorme mundo abierto, si bien ofrecen zonas lo suficientemente grandes como mantenernos un buen rato explorando en busca de nuevos grabados que nos hablen de su historia o para saber cómo avanzar, siendo el manto rojo del cielo una buena señal de guía en ciertos momentos. Como extra, tenéis una serie de coleccionables ocultos en estos lugares en forma de bastones que debemos llevar hasta sus respectivos cuerpos para poder liberar el alma de esta civilización perdida.

En cuanto a duración, es una aventura que da para unas cinco horas que se dividen en capítulos, aunque todo depende del tiempo que os quedéis explorando sus escenarios, contemplando sus bellas localizaciones o resolviendo los puzles. Una vez completado siempre os quedará el haceros con todos los coleccionables, aunque no aumenta mucho más el tiempo de juego.

Del apartado gráfico nos gustaría destacar sus bellos paisajes, que van desde zonas heladas, a ruinas y otros parajes muy coloridos que contrastan con el rojo que siempre está presente en el cielo y ciertas zonas. El zorro, por su parte, cuenta con un buen modelado y animaciones, aunque a veces encontramos alguna que otra extraña y el ya comentado problema de determinadas físicas. Las mejoras de esta versión vienen dadas por la resolución 4K para hacer que todo luzca más nítido, un sistema de iluminación más realista, texturas mejoradas y, sobre todo, los estables 60fps para hacer que la experiencia sea más satisfactoria.

En el sonoro tenemos 14 canciones que acompañan bien nuestro viaje, con efectos de sonido que no están nada mal y, como no hay ningún tipo de voz en el juego, textos en castellano para explicar el funcionamiento de algunas acciones.

Como conclusión, Spirt of the North: Enhanced Edition es una experiencia relajada ideal para pasar un buen rato contemplando sus paisajes y explorando las diferentes localizaciones resolviendo puzles. Su argumento no está nada mal y deja lugar para la interpretación, si bien hay algunos puntos que plantean más preguntas que respuestas. Las mejoras a nivel gráfico son notables, especialmente en cuanto a la estabilidad de los 60fps y al aumento de resolución, con algunas físicas que siguen siendo mejorables a la hora de superar las zonas de plataformeo.

Una aventura pensada para aquellos que quieran desconectar de la acción presentada en otros juegos, con una duración un tanto corta pero justa para el género al que pertenece.



Análisis